Portugal toma la batuta del Consejo de la UE con retos en el clima, autonomía y pilar social
  1. Mundo
  2. Europa
Presenta su presidencia en el PE

Portugal toma la batuta del Consejo de la UE con retos en el clima, autonomía y pilar social

El primer ministro António Costa ha presentado el programa de la presidencia lusa ante una Eurocámara que ha dado un buen recibimiento

placeholder Foto: El primer ministro portugués, Antonio Costa (Reuters)
El primer ministro portugués, Antonio Costa (Reuters)

La presidencia portuguesa del Consejo de la Unión Europea llega en un momento complicado. Es un momento de transición entre el huracán y la reconstrucción definitiva. Lisboa tendrá que terminar de atar los últimos cabos sueltos de la presidencia alemana e intentar dejar sentadas las bases de los próximos semestres. Un trabajo ingrato, que no obtendrá grandes titulares, pero que tendrá que ser bien ejecutado o se acabará notando. Como el defensa cuyo trabajo impecable consiste en que no se note demasiado que está ahí.

El trabajo teórico ya está hecho. Berlín ha logrado durante su presidencia grandes acuerdos entre los Veintisiete, especialmente el Fondo de Recuperación de 750.000 millones, pero ahora toca pasar de la teoría a la práctica. De las palabras a la acción. No en vano, Lisboa ha escogido como lema de su presidencia “tiempo de acción”.

Foto: El Parlamento Europeo. (EFE)

Antonio Costa, primer ministro de Portugal, ha presentado este miércoles el programa de la presidencia lusa ante la Eurocámara, y ha explicado que tendrá tres ejes de acción: “Recuperación económica, desarrollo del pilar social y el desarrollo de la autonomía estratégica”. Costa ha destacado que la recuperación económica no pasa únicamente por ejecutar el Fondo de Recuperación, sino también avanzar en la vacunación en la Unión Europea y en los socios cercanos al club comunitario.

El primer ministro luso también ha destacado la prioridad del medio ambiente, para el que el planeta se encuentra en “una década decisiva” para lograr la neutralidad climática en 2050. “Estamos en una emergencia sanitaria, pero seguimos en una emergencia climática. Hay un mundo que proteger y no nos podemos permitir perder más tiempo”, ha señalado Costa ante los eurodiputados, destacando también que los avances en la transición ecológica deberá ir de la mano en la transición digital. “La recuperación tiene que basarse en inversiones y reformas que nos permita salir de esta crisis más resistentes, más digitales y más verdes que antes”, ha señalado el primer ministro, que ha calificado de “inaplazables” las reformas en este campo.

No depender de otros

Costa ha destacado la importancia del desarrollo del pilar social europeo es “fundamental para dar confianza a los europeos de que los cambios que estamos viviendo no son una amenaza sino que es una oportunidad”. “Los populismos que debilitan nuestras democracias se alimentan del miedo. Concretar el pilar social es por eso la mejor vacuna contra las desigualdades, el miedo y el populismo”, ha defendido el primer ministro luso.

Por último, el primer ministro ha recordado que la pandemia ha demostrado que Europa no puede depender completamente del abastecimiento de bienes que proporcionan terceros países. “Por eso hay que reforzar la autonomía estratégica. Es un debate muy complicado porque implica también la política industrial, de competencia y comercial, pero no puede significar ni una deriva proteccionista ni una promoción a ciegas por los gigantes europeos”, ha defendido Costa, un mensaje en el que Lisboa y Madrid se encuentran completamente alineados frente a Francia y Alemania, que son favorables a la creación de “campeones europeos” para competir en el resto del mundo.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha dedicado su discurso de forma fundamental a la defensa de la estrategia de vacunación, pasando de puntillas por la agenda de prioridades portuguesa y centrándose en el reto sanitario que centrará una llamada de líderes europeos que se celebrará este jueves y en el que el asunto fundamental será la campaña de vacunación.

Portugal