tras casi 20 años de misión

Los talibán y EEUU cierran un principio de acuerdo para la retirada en 18 meses

Los talibán y EEUU han alcanzado este sábado un principio de acuerdo por el que se establece un plazo máximo de 18 meses para la retirada de las tropas norteamericanas

Foto: Antiguos insurgentes entregan sus armas durante una ceremonia de reconciliación este miércoles en Herat. (EFE)
Antiguos insurgentes entregan sus armas durante una ceremonia de reconciliación este miércoles en Herat. (EFE)

Los talibán y el Gobierno de Estados Unidos han alcanzado este sábado un principio de acuerdo, pendiente de ratificación por el Gobierno afgano, por el que se establece un plazo máximo de 18 meses para la retirada de las tropas norteamericanas en Afganistán tras casi dos décadas de permanencia, según fuentes de la insurgencia al término de la última ronda de conversaciones en Qatar.

En virtud de este acuerdo, los talibán se comprometen a negociar un nuevo alto el fuego tras el cual comenzarían a discutir con representantes del Gobierno afgano su posible incorporación a un "gobierno en funciones", por concretar. El borrador del acuerdo incluye una garantía de que Afganistán no será "empleado como territorio de operaciones" de grupos terroristas Al Qaeda y Estado Islámico. A cambio, los negociadores talibán han exigido a Estados Unidos que les proporcione un calendario exacto para la retirada de las fuerzas norteamericanas del país.

El acuerdo ha sido redactado con la colaboración del enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmay Jalilzad, quien ahora se dirigirá a Kabul para explicar al presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, el resultado de unas conversaciones que han excluido al Gobierno afgano por expreso deseo de los talibán, que considera a las autoridades afganas como un interlocutor ilegítimo.

Ghani ha declarado esta semana en Davos esta semana que cualquier posible tregua entre los insurgentes y Afganistán debe respetar la Constitución y el marco legal de su país. "La función de la oficina del embajador Khalilzad es llevar al Gobierno afgano y a los talibán a discusiones y negociaciones cara a cara. Dentro de ese marco, se abordarán las cuestiones más importantes de la presencia de los Estados Unidos y otras cuestiones internacionales", ha explicado durante el foro de Davos.

"Para lograr la paz, estamos listos para abordar las preocupaciones legítimas de todas las partes afganas en un proceso que garantiza la independencia y la soberanía afganas y representa los intereses legítimos de los estados regionales. Es urgente que termine la lucha. Pero perseguir la paz todavía significa que luchamos según sea necesario", escribió posteriormente en su cuenta de Twitter.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios