La pena de muerte en el mundo: estos son los países que más personas ejecutan
  1. Mundo

La pena de muerte en el mundo: estos son los países que más personas ejecutan

China es el principal verdugo del mundo según Amnistía Internacional. Cada año, centenares de personas son ejecutadas por el Gobierno de este país asiático

Foto: La pena de muerte en el mundo: estos son los países que más personas ejecutan
La pena de muerte en el mundo: estos son los países que más personas ejecutan

1. China

China's national flag is seen behind hostesses waiting for delegates outside the Great Hall of the People during the second plenary session of the National People's Congress (NPC) in Beijing, China March 8, 2017. REUTERS Damir Sagolj TPX IMAGES OF THE DAYEl país asiático es el principal verdugo del mundo según Amnistía Internacional. Cada año, centenares de personas son ejecutadas por el Gobierno chino pero sus nombres y apellidos son secreto de Estado. Excluyendo a China, entre todos los países alrededor del globo ejecutaron a 1.032 personas en 2016, un 37% menos que en 2015. Según AI, el pasado año China ejecutó a "miles" de personas dentro de su estrategia de ocultar la enorme magnitud de la pena capital del país y superando con creces la cifra de asesinatos a nivel mundial.

Las sentencias a muerte se llevaban a cabo en un periodo muy corto de tiempo. Entre los delitos castigados los más frecuentes son tráfico de drogas, corrupción, asesinatos, conspiración, espionaje, violación o tráfico de personas. En la actualidad China utiliza dos métodos de ejecución. El más común es el fusilamiento con un único disparo en la cabeza con un fusil de asalto y bala de punta hueca. También se emplea la inyección letal, cuyo uso se extiende cada vez más, sobre todo para ejecutar a altos funcionarios corruptos. La última ejecución conocida fue en febrero, cuando un colombiano fue asesinado por narcotráfico.

2. Irán

Excluyendo al gigante asiático, el 87% de las ejecuciones a nivel mundial tuvieron lugar en cuatro países, siendo Irán el que más condenas a penas de muerte ejecutó en 2016. Según datos de AI, fueron asesinados con la pena capital 567 personas. Se impone para un amplio abanico de delitos, como los de tráfico de drogas, corrupción o de redacción imprecisa. Entre las personas ejecutadas en Irán hay también miembros de minorías étnicas y religiosas condenados por “enemistad con Dios” y “corrupción en la tierra”, miembros de la minoría kurda de Irán y musulmanes suníes.

Muchos de estos asesinatos se hacen en secreto y hay centenares de prisioneros que esperan a ser ejecutados, entre ellos muchos homosexuales a los que se les deja morir de hambre. Se conocen casos en los que entre los condenados a muerte hay menores de edad. El método de ejecución más empleado es el ahorcamiento. El pasado año se llevaron a cabo 33 ejecuciones públicas.

3. Arabia Saudí

Después de batir su récord de ejecuciones en 20 años con 157 en 2015, el pasado año el número de penas máximas se redujo a 154. A pesar de ser uno de los principales aliados de Estados Unidos y una larga lista de países occidentales, su sistema judicial es propio de la Edad Media. Basado en la interpretación de la ley islámica (Sharia), algunos de los asesinados el pasado año son oponentes políticos o personas con conductas "inadecuadas" como homosexuales o bisexuales. El mayor número de ejecuciones corresponde a acusados por terrorismo, aunque aumentan los delitos no de sangre.

Una de las ejecuciones más sonadas de 2016 fue la del príncipe Turki Bin Saud al Kabir, que asesinó a un amigo tras una pelea cuando estaba bebido. Esta no es la primera vez que las autoridades ejecutan a un miembro de la familia real saudí, compuesta por miles de personas, pero es un hecho aislado. En 1975, el príncipe Faisal bin Masaed fue ejecutado por haber asesinado a su tío paterno, el rey Faisal. En 2004 el príncipe Fahd bin Nayef asesinó a un joven, pero no fue ejecutado al recibir el perdón de la familia de la víctima.

4. Irak

Desde hace varios años, este país sufre un alarmante aumento de las condenas a muerte. En 2016, 88 personas fueron ejecutadas a pesar de las advertencias de la ONU de que no aplicara más la pena capital después de que el Gobierno iraquí anunciara que las aumentaría.

Se estima que hay más de 1.200 personas en el corredor de la muerte de Irak y que varios cientos de ellas han agotado los procedimientos de apelación, por lo que su muerte es inminente. El ahorcamiento es el método más utilizado y las ejecuciones se dan a conocer mucho más tarde de que tengan lugar.

5. Pakistán

Después de que el primer ministro paquistaní Nawa Sharif levantara en 2015 la moratoria de siete años sobre la pena de muerte, el número de condenas máximas se ha disparado en el país. Solo en 2016, 87 personas fueron ejecutadas, muchas menos que en años anteriores (en 2015 fueron 326 personas). El ahorcamiento es el método utilizado.

En un país donde se niega habitualmente el derecho a un juicio con garantías y se emplean pruebas obtenidas bajo tortura para imponer sentencias condenatorias, cientos de personas son enviadas al patíbulo con el pretexto de hacer justicia. Actualmente, 3.000 presos se encuentran en el corredor de la muerte en Pakistán aguardando ejecución, muchos de ellos sentenciados por cortes de primera instancia.

6. Egipto

Según el código penal egipcio, se castiga con la pena de muerte a aquellos presos con cargos de terrorismo, traición, espionaje, asesinato premeditado y violación.

La última condena que se ejecutará en los próximos meses será la de 10 personas acusadas de violencia en estadio de Port Said, donde en febrero de 2012 fallecieron más de 70 aficionados del club de fútbol Al Ahli. Todos pasarán por la horca.

7. Estados Unidos

Por primera vez, no está entre los cinco países que más ejecuciones ha realizado. En 2016, 20 personas fueron condenadas a la pena capital y asesinadas por inyección letal, la cifra más baja desde 1991.

Estados Unidos repitió por octavo año consecutivo como único país de América en llevar a cabo ejecuciones, si bien la cifra es la mitad que en 2007 y un tercio que la de 1997. Asimismo, el número de condenas a muerte dictadas en el país norteamericano se redujo de 52 en 2015 a 32 en 2016, lo que supone un 38%, siendo la cifra más baja registrada desde 1973.

Cinco estados practicaron ejecuciones en 2016, en comparación con los seis del año anterior. El número de ejecuciones llevadas a cabo en Georgia se multiplicó casi por dos comparado con el año anterior (de 5 a 9), mientras que la cifra se redujo a casi la mitad en Texas (de 13 a 7). Juntos, estos dos estados fueron responsables del 80% de las ejecuciones llevadas a cabo en el país durante el año. Sin embargo, al final de 2016 aún había 2.832 personas condenadas a muerte en EEUU.

Pena de muerte Tráfico Narcotráfico Espionaje Delincuencia Drogas Corrupción Tráfico de personas Irán Arabia Saudí Noticias de China