PUERTAS GIRATORIAS Y LOBBY

Bula ética de la Comisión Europea para que Durao Barroso trabaje en Goldman Sachs

El comité de ética de la Comisión Europea (CE) no ve motivos suficientes para establecer que el expresidente de la institución haya faltado a sus deberes de integridad y discreción

Foto: Manifestantes con careta de Durao Barroso. EFE
Manifestantes con careta de Durao Barroso. EFE

El comité de ética de la Comisión Europea (CE) no ve motivos suficientes para establecer que el expresidente de la institución José Manuel Durao Barroso haya faltado a sus deberes de integridad y discreción al fichar por el banco Goldman Sachs y que pueda, por tanto, pedirse una sanción. Su polémica puerta giratoria queda así exculpada y el político portugués liberado para servir al banco estadounidense. 

"No hay bases suficientes para establecer una violación de los deberes de integridad y discreción que exige el artículo 245 del Tratado de Funcionamiento de la UE en lo que se refiere a la aceptación por parte del expresidente Barroso del puesto de director no ejecutivo de Goldman Sachs International", dice el informe del comité emitido el 26 de octubre y publicado este lunes, tras las objeciones iniciales que suscitó su fichaje.

Ese órgano, elegido por la Comisión pero con funcionamiento independiente, recuerda que solo la constatación de esta falta justificaría que se pida una sanción financiera para Barroso, algo que correspondería solicitar a la CE o el Consejo (los Estados). El comité ha concluido además que "el compromiso de Barroso de no hacer presión ("lobby") en nombre de Goldman Sachs responde a las obligaciones de integridad y discreción impuestas por el Tratado", en referencia a las explicaciones proporcionadas por el político conservador portugués a petición de Bruselas.

Riesgo de imagen para la UE

El Ejecutivo comunitario solicitó en septiembre a su comité ético ad hoc que estudiase si el nombramiento de Barroso, anunciado en julio, violaba las normas de conducta del colegio de comisarios, después de que la Defensora del Pueblo le solicitase analizar este caso concreto por las críticas que había suscitado y el riesgo para la imagen de la Unión Europea (UE).

En este sentido, el comité señala que "Barroso no ha mostrado el juicio considerado que uno podría esperar de alguien que ha ocupado durante tantos años un cargo tan alto". Incide en que el daño para la reputación de la CE y de la UE en general "justificado o no, ya está hecho" pero precisa que su función no es "opinar sobre la sabiduría o culpabilidad" de la decisión del expresidente.

El organismo afirma que, pese a que "ciertamente" existe un vínculo entre el cargo ocupado en la CE y las funciones de asesoría en el banco, Barroso respetó el periodo de espera de dieciocho meses previsto en el código de conducta para aceptar un puesto relacionado con sus antiguas funciones. En este sentido, recuerda que no es su misión decidir si el código, que la Defensora del Pueblo pidió revisar, es suficientemente estricto.

Según el dictamen, el hecho de aceptar un puesto en el banco no va en sí mismo contra ley

Por otra parte, señala que el hecho de que Barroso pueda aconsejar al banco sobre el "brexit" ( la salida del Reino Unido de la UE) tampoco implica una falta de integridad ya que el tema no fue objeto de debate durante su mandato (entre 2004 y 2014). Asimismo, señala que "Goldman Sachs puede ser considerado a la vanguardia del capitalismo agresivo pero mientras respete la ley, el hecho de aceptar un puesto en el banco no va en sí mismo contra ley", en referencia a la mala fama de la entidad financiera, a la que se vincula estrechamente con el origen de la crisis financiera.

Por su parte, la Defensora del Pueblo, Emily O'Reilly, ha señalado en una nota de prensa que "a la vista de las recientes comunicaciones" entre su institución y el Ejecutivo comunitario "parece que la Comisión no pretende revisar el código de conducta". O'Reilly ha destacado que el comité incide en que se han respetado las reglas pese a reconocer que el caso ha dañado la reputación de la UE, así como que no ha pedido información adicional ni hecho entrevistas con las personas implicadas para fijar su postura.

En este sentido, ha asegurado que "dada la preocupación que aún sigue expresándose sobre el nombramiento de Barroso y el código de conducta, va a reflexionar sobre los siguientes pasos que tomará en relación a este importante problema, incluida una posible investigación".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios