Egipto niega que el análisis de los restos apunte a una explosión en el vuelo MS804
  1. Mundo
COMO HAN DIFUNDIDO VARIOS MEDIOS

Egipto niega que el análisis de los restos apunte a una explosión en el vuelo MS804

El jefe de la Autoridad Forense de Egipto ha negado que el análisis de los restos mortales de pasajeros del vuelo MS804 de EgyptAir sugieran que se registró una explosión a bordo

Foto: Trabajadores del Aeropuerto Internacional de El Cairo, en la capital de Egipto, el 21 de mayo de 2016 (Reuters).
Trabajadores del Aeropuerto Internacional de El Cairo, en la capital de Egipto, el 21 de mayo de 2016 (Reuters).

El jefe de la Autoridad Forense de Egipto, Hisham Abdel Hamid, ha negado que el análisis preliminar de los restos mortales de pasajeros del vuelo MS804 de EgyptAir sugieran que se registró una explosión a bordo de la aeronave, al tiempo que ha hecho un llamamiento a no especular sobre lo sucedido, ha informado la agencia de noticias oficial egipcia MENA. Esta mañana, la agencia Associated Press publicó que los restos humanos presentan signos de que hubo una explosión a bordo, citando a un alto cargo de los equipos forenses egipcios que ha examinado personalmente los restos en El Cairo. Fuentes de la investigación citadas por la agencia Reuters ofrecieron una opinión similar.

Hasta ahora, los restos trasladados a la capital egipcia son "tan pequeños que ni siquiera hay una parte de un cuerpo completa, como un brazo o una cabeza". "El mayor fragmento que se ha encontrado tiene el tamaño de la palma de una mano. La explicación lógica para esto es que se produjese una explosión", habría indicado el forense a AP bajo condición de anonimato, porque no está autorizado a difundir dicha información. No obstante, todavía no se han encontrado restos de explosivos que sugieran que la deflagración fue causada por una bomba.

Sin embargo, Hamid ha afirmado en un comunicado que "todo lo que se ha publicado es completamente falso" y que se trata de "conclusiones" a las que no han llegado los investigadores forenses. Por ello, ha reclamado a los medios que aborden con cautela las informaciones sobre el vuelo de EgyptAir para no causar confusión en la opinión pública con la difusión de "rumores falsos".

Grecia asegura que los radares captaron variaciones de rumbo muy abruptas. El avión pasó de encontrarse a altitud de crucero estable a llegar a situarse a solo 4.500 metros sobre el nivel del mar. Poco después desapareció definitivamente de todos los radares

La explosión en el interior del Airbus A-320 es una de las principales hipótesis entre quienes creen que un atentado derribó el avión que cubría la ruta París-El Cairo. En este caso, estaríamos ante dos supuestos: el primero, que alguien que trabajara en el propio aeropuerto hubiera podido esconder el artefacto dentro del avión y que, transcurrido un tiempo, este explotara. Precisamente este método fue el utilizado por el Estado Islámico en el avión ruso derribado en la península del Sinaí.

El segundo supuesto sería que algún terrorista suicida se hubiera infiltrado como pasajero y, de este modo, hubiera podido introducir una bomba en la bodega. Este segundo supuesto no invalida el primero ya que con el nivel de seguridad que vive Francia, parece complicado que se pueda introducir una bomba sin, al menos, levantar sospechas. Es decir, que sería necesaria la colaboración de alguien dentro del aeropuerto.

Investigadores franceses afirman que el avión envió una serie de señales de alarma indicando que había sido detectado humo en el interior de la aeronave, poco antes de que desapareciese la señal del radar. Por el momento se desconoce la causa del humo o del posible incendio y los expertos todavía no han averiguado si se trata de un sabotaje deliberado o de un fallo técnico.

El ministro de Defensa griego, Panos Kammenos, informó el pasado viernes de que los radares griegos captaron variaciones de rumbo muy abruptas en la trayectoria del avión egipcio. El avión pasó de encontrarse a altitud de crucero estable a llegar a situarse a una altura de tan sólo 4.500 metros sobre el nivel del mar. Poco después desapareció definitivamente de todos los radares. Sin embargo, Egipto asegura que el Airbus A-320 no realizó ningún cambio de rumbo antes de desaparecer. Contradiciendo la versión de Atenas, el máximo responsable de los servicios aeronáuticos estatales, Ehab Azmy, afirma en una entrevista con AP que el avión mantuvo una altitud de 37.000 pies hasta que se perdió el contacto.

En busca de las cajas negras

Mientras, la investigación continúa. Los equipos que rastrean el mar al norte de Alejandría han encontrado restos humanos, pertenencias personales y diversas partes del fuselaje del Airbus A-320, pero siguen intentando localizar las 'cajas negras', fundamentales para la resolución del caso.

Un investigador egipcio reveló este domingo que las autoridades del país árabe enviarán al extranjero la 'caja negra' del avión de EgyptAir en caso de que sea localizada con daños materiales. En declaraciones a la cadena de televisión egipcia CBC, Hani Galal subrayó que las autoridades analizarán la 'caja negra' en caso de que sea encontrada intacta, pero que en caso contrario sería enviada al extranjero para recibir ayuda con las pruebas.

El fiscal general egipcio, Nabil Sadek, a cargo del caso, ha solicitado a su homólogo francés que le entregue toda la documentación posible acerca del periodo en el que la aeronave estuvo en el aeropuerto Charles de Gaulle de París y en el espacio aéreo francés. Sadek también ha solicitado a las autoridades griegas información acerca de las conversaciones entre los controladores aéreos griegos y el avión siniestrado.

Avión desaparecido de EgyptAir Egipto Estado Islámico
El redactor recomienda