Los centros comerciales de Venezuela reducen su horario por los cortes eléctricos
  1. Mundo
la patronal propone un horario continuo

Los centros comerciales de Venezuela reducen su horario por los cortes eléctricos

El Ministerio de Energía Eléctrica pretende imponer una interrupción del suministro dos veces al día en las jornadas laborables. Numerosos negocios se verán afectados por la medida

placeholder Foto: Alexandre, de 7 años., vende bolsas de plástico en una cola ante una pollería de Caracas, el 8 de diciembre de 2015 (Reuters).
Alexandre, de 7 años., vende bolsas de plástico en una cola ante una pollería de Caracas, el 8 de diciembre de 2015 (Reuters).

Desde el miércoles, numerosos centros comerciales venezolanos reducirán su jornada laboral a la mitad. Lo harán llevados por la necesidad, ante los cortes eléctricos decretados por la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec). Este organismo alega que, debido al fenómeno de El Niño, 18 de las presas hidroeléctricas del país se encuentran bajo mínimos, lo que está afectando a la producción energética, forzando a las autoridades a adoptar esta medida.

Esta consistirá en “cortes eléctricos, de lunes a viernes entre 1:00 p.m. y 3:00 p.m. y entre las 7:00 y las 9:00 p.m.”, según un comunicado. La Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo) “se encuentra en conversaciones con Corpoelec para lograr flexibilizar la medida”, según informa el diario venezolano El Universal. Esta institución propone que, en lugar de dos cortes eléctricos al día, las tiendas puedan abrir más tarde, a las 12 del mediodía, y cerrar a las 7 de la tarde, lo que permitiría ahorrar cinco horas de energía cada día, “lo que se traducen en 2.600 Mwh”. No obstante, aseguran no haber recibido una respuesta por parte del gobierno.

“Apagar las luces a la una de la tarde y no poder trabajar afectará mucho a nuestro negocio”, afirma Mleidys Galves, que trabaja en una pizzería en el Centro Comercial Líder de Caracas. “Ese es nuestro pico de ventas, cuando la gente sale a comer”, ha declarado a la BBC.

Impacto en el empleo

Cavececo insiste en que este doble suspensión del suministro obligaría a cancelar la actividad en bancos, centro de salud, farmacias, restaurantes y otros establecimientos de servicios básicos. “Un horario corrido es la única opción que nos permite cumplir con el plan de ahorro, y a su vez minimizar el impacto en la calidad de vida de los venezolanos y en las actividades económicas que se llevan a cabo en los centro comerciales”, dicen desde esta institución.

Está, además, el posible impacto en el empleo: según la Cámara, si los negocios solo pueden abrir dos veces al día, aquellos que funcionan con un sistema de dos turnos lo reducirían a uno, lo que probablemente provocará despidos masivos. El 75% de los empleados de los centros comerciales, un total de más de 500.000 personas, está ahora sometida a este régimen de dos turnos, según indica Claudia Itriago, directora ejecutiva de Cavececo.

Pero como casi todo en Venezuela, el asunto ha adquirido una lectura política. El Ministro de Energía Eléctrica y presidente de Corpoelec, Luís Motta Domínguez, asegura que desde 2011 la legislación venezolana viene exigiendo que todas las instalaciones de cargas superiores a 100 kVA (kilovoltioamperios) tengan instaladas “capacidad de autogeneración”, es decir, generadores. “No es nuevo, es ley”, afirma Domínguez, quien, según El Universal, criticó a los propietarios que aseguran no poder pagar uno de estos generadores cuando “tienen más de doscientos locales y cobran el alquiler en dólares”, o por asegurar que no tienen espacio para instalarla “cuando tienen cuatro pisos de estacionamiento”.

Noticias de Venezuela Economía Hugo Chávez Nicolás Maduro Henrique Capriles Radonski
El redactor recomienda