por cinco votos a favor y cuatro en contra

Texas, Arkansas, Kentucky… El matrimonio gay llega a todo Estados Unidos

El Tribunal Supremo considera fuera de la ley las normas que prohibían el enlace entre personas del mismo sexo y otorga al matrimonio homosexual protección constitucional

Foto: Manifestantes celebran la legalización del matrimonio homosexual frente el Tribunal Supremo de Washington (EFE)
Manifestantes celebran la legalización del matrimonio homosexual frente el Tribunal Supremo de Washington (EFE)

El matrimonio homosexual es por fin un derecho a lo largo y ancho de los Estados Unidos.

En una decisión histórica, el Tribunal Supremo estadounidense ha tumbado los intentos de estados conservadores de prohibir la unión de personas del mismo sexo.

Cinco jueces han votado a favor, determinando que la Enmienda 14 de la Constitución ampara el matrimonio gay, mientras que cuatro han votado en contra.

Esta victoria en el caso Obergefell v. Hodges -iniciado por la denuncia de un hombre contra el estado de Ohio para que se incluyera su nombre en el certificado de defunción de su marido- culmina una larga lucha en la calle y los tribunales para normalizar la situación del colectivo homosexual americano.

La mentalidad de la sociedad estadounidense ha evolucionado de forma radical en los últimos años. Un sondeo publicado por Gallup el mes pasado indicaba que el 60% de los americanos apoyaba el derecho de dos personas del mismo sexo a casarse. En 1996, apenas un 27% estaba a favor del matrimonio gay.

"Su esperanza es no ser condenados a vivir en soledad, excluidos de una de las instituciones más antiguas de la civilización", indica en la sentencia el juez Anthony Kennedy, autor de la opinión mayoritaria del Tribunal. "Exigen dignidad equitativa ante los ojos de la ley. La Constitución les concede ese derecho". 

La decisión ha desencadenado una oleada de celebraciones por todo el país y numerosas voces se han lanzado en apoyo a la causa. 

“Hoy se ha dado un gran paso en nuestra marcha hacia la igualdad. Las parejas de gays y lesbianas ahoran tienen derecho a casarse, igual que todo el mundo”, ha escrito el presidente, Barack Obama, en su cuenta de Twitter. Bajo el hashtag #LoveWins –“el amor gana”, en su traducción al castellano–, el líder de Estados Unidos ha querido sumarse a la multitud que a través de la red de microblogging ha mostrado su ilusión con la nueva decisión del Supremo.

 

En 2013, el Tribunal Supremo adoptó una decisión que tiró abajo parte del Defense of Marriage Act (Doma). El año pasado, el Alto Tribunal se negó a valorar recursos interpuestos contra la legalización del matrimonio gay en cinco estados, haciendo que el número de territorios que permiten el matrimonio gay ascendiese a 36. 

El juez John G. Roberts Jr., junto con los magistrados Antonin Scalia y Clarence Thomas, redactaron la opinión contraria en el nuevo dictamen, argumentando que la Constitución no tiene nada que decir acerca del matrimonio gay. "Si estás entre los muchos americanos -de la orientación sexual que sea- que están a favor de expandir el matrimonio entre personas del mismo sexo, celebrad la decisión de hoy", dijo. "Pero no celebréis la Constitución. No tuvo nada que ver con ella". 

El matrimonio gay, legal en todo EEUU

Pese a la desigualdad de opiniones en el seno del Tribunal, el número de estados en que el matrimonio gay es legal pasa con el dictamen de 37 a 50. Los 13 estados conservadores incluían fundamentalmente territorios sureños como Louisiana o Texas y del Medio Oeste como Missouri y Nebraska.

El gobernador de Kentucky, Steve Beshear, ha anunciado que ha instruido a la administración estatal comenzar a otorgar licencias de matrimonio a parejas gais. "Haciéndose efectivo hoy, Kentucky reconocerá como válidos matrimonios entre personas del mismo sexo oficializados en otros estados y en Kentucky", ha dicho.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios