REDADA POLICIAL CONTRA LOS OPOSITORES

Liberado el líder de la disidencia cubana tras ser detenido en su casa

La policía irrumpió en el domicilio de madrugada y detuvo a siete disidentes. Desde entonces, nada se sabe del paradero de José Daniel Ferrer

Foto: José Daniel Ferrer. (Reuters)
José Daniel Ferrer. (Reuters)

A las cinco de la madrugada del pasado jueves, fuerzas policiales cubanas irrumpieron en el domicilio de José Daniel Ferrer -líder de la resistencia anticastrista- decomisaron varios ordenadores y teléfonos móviles y detuvieron a siete activistas de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), partido que aglutina a las fuerzas disidentes de la isla caribeña. Fuentes de la Unpacu habían denunciado que Ferrer se encontraba en paradero desconocido y sin posibilidad de solicitar asistencia letrada, hasta que fue liberado varias horas más tarde.

Según un vídeo difundido a través de internet por Yusmila Reyna Ferrera, compañera sentimental del líder disidente, un numeroso grupo de policías armados irrumpió de madrugada en su domicilio de la calle Prefabricado 7 de Palmarito de Cauto, en Santiago de Cuba. Se celebraba en ese momento una reunión de activistas del partido para preparar un acto simbólico de entrega de juguetes a niños de la zona el día de Reyes. Siempre según la versión de Yusmila Reyna, también los juguetes –“artículos ilegales”, según la policía- y el dinero que guardaba la familia en la casa fueron decomisados.

El líder opositor es la cabeza visible del movimiento disidente desde la muerte de Oswaldo Payá, en julio de 2012, en el accidente automovilístico por el que fue condenado el líder de Nuevas Generaciones del Partido Popular español, Ángel Carromero, acusado de homicidio involuntario (conducía sin carné y, según la sentencia condenatoria a cuatro años de prisión, a velocidad excesiva).

En medio del discurso conmemorativo

Las detenciones se produjeron apenas unas horas después de que Raúl Castro pronunciara en el mismo Santiago el discurso conmemorativo del 55 aniversario de la revolución, en el que atacó duramente al proceso disidente aglutinado por Ferrer: “Se afanan engañosamente en vender a los más jóvenes las supuestas ventajas de prescindir de ideologías y conciencia social, como si esos preceptos no representaran cabalmente los intereses de la clase dominante en el mundo capitalista. Con ello pretenden, además, inducir la ruptura entre la dirección histórica de la Revolución y las nuevas generaciones, y promover incertidumbre y pesimismo de cara al futuro, todo ello con el marcado fin de desmantelar desde dentro el socialismo en Cuba”.

Algunos de los activistas que estaban presentes en la casa de Ferrer en el momento de la intervención policial, y que no fueron arrestados (de los trece reunidos no detuvieron a cinco), confirmaron a El Confidencial que José Daniel Ferrer mostró su satisfacción por las descalificaciones de Castro a su movimiento la misma noche de su desaparición: “Me alegra que Castro nos mencione. Eso significa que ya nos están teniendo en cuenta”, valoró el discurso ante sus colaboradores más cercanos.

 

Raúl Castro. (EFE)
Raúl Castro. (EFE)

Según fuentes de la Unpacu, la operación policial de la madrugada del jueves no se limitó al asalto al domicilio de Ferrer. Al menos otra operación semejante fue realizada en el domicilio del también activista de Unpacu Ovidio Martín Castellanos, calle 5ta, en el número 606 de reparto Vista Hermosa, también en Santiago de Cuba.

Allí se produjeron nueve detenciones. Al igual que en el caso de Ferrer, tampoco se comunicó a sus familiares el lugar donde se encuentra detenido Osorio.

Una creciente represión

En una reciente entrevista concedida a este periódico desde Santiago de Cuba, Ferrer ya advertía de la creciente represión que estaban sufriendo los activistas y simpatizantes del partido disidente: “Cuando los opositores de la Unpacu se dan cita en un lugar público para una manifestación, un evento o incluso un cumpleaños, la policía política inmediatamente intenta disolverlos. Si los activistas se niegan, traen brigadas especiales de la policía, los boinas negras, y brigadas antimotines con escudos, gases lacrimógenos, escopetas recortadas, y penetran en las viviendas, derriban puertas, golpean a las mujeres en los senos y a los hombres en los ojos y en las costillas. De noche apedrean viviendas de los opositores y lanzan cócteles molotov. A los activistas que consideran más débiles los abandonan a las pocas horas en cualquier lugar de la ciudad o en una carretera. A los que creen más fuertes y mejor organizados, los retienen al menos un día sin ninguna causa”.

Disidentes piden cambios en Cuba, entre ellos, Ferrer. (Efe)
Disidentes piden cambios en Cuba, entre ellos, Ferrer. (Efe)
Unpacu, partido creado en 2011 para aglutinar las fuerzas disidentes cubanas, lleva meses estableciendo contactos con partidos políticos y formaciones sindicales españolas y europeas para dar a conocer sus proyectos. Unos contactos a los que nunca ha podido asistir Ferrer. El Gobierno castrista le ha negado sistemáticamente el permiso para salir de la isla. Privilegio del que, sin embargo, sí han gozado otras personalidades de la oposición castrista. Como la cubana Yoani Sánchez, que este año realizó una gira por distintas ciudades de Europa para difundir su versión sobre la realidad actual de Cuba. Versión que incluye la muy controvertida sospecha de que la muerte de Oswaldo Payá fue un acto terrorista ejecutado por los servicios secretos de Castro. Sospecha que ni siquiera el Partido Popular, al que pertenece el condenado por conducción temeraria Angel Carromero, ha osado sostener.

Desde Miami, el hermano de José Daniel Ferrer ha señalado que, ya cuando escucharon el discurso de Raúl Castro este primero de enero se extrañaron de una alusión tan clara en un discurso conmemorativo de la revolución a la disidencia interna: “Vimos la referencia clara a nosotros y preveíamos algo”, ha señalado.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios