TOMARON EL CONTROL MEDIANTE UN ATAQUE INFORMÁTICO

Así derribaron hackers iraníes el avión no tripulado que espió a Osama Bin Laden

Hace apenas una semana, los guardias revolucionarios iraníes mostraban un video en el que se podía contemplar con todo detalle la joya del arsenal estadounidense, el

Foto: Así derribaron hackers iraníes el avión no tripulado que espió a Osama Bin Laden
Así derribaron hackers iraníes el avión no tripulado que espió a Osama Bin Laden

Hace apenas una semana, los guardias revolucionarios iraníes mostraban un video en el que se podía contemplar con todo detalle la joya del arsenal estadounidense, el avión no tripulado RQ170 Sentinel. El aeroplano es una de las mejores plataformas de inteligencia electrónica que ahora mismo posee el ejército norteamericano. Conocido como "la bestia de Kandahar” se emplea de forma continuada en Afganistán para localizar insurgentes, y en la frontera entre las dos Coreas en tareas de espionaje. Pero lo que le ha hecho famoso es el papel, recientemente desvelado, que jugó en las tareas de localización y vigilancia previas a la muerte de Bin Laden

El pasado día cuatro, la televisión iraní mostraba uno de estos pájaros, mientras el general de división Amir Ali Hajizadeh de la Guardia Revolucionaria explicaba cómo habían localizado el aparato y lo habían derribado unos 220 kilómetros dentro de territorio iraní mediante un ataque relámpago de contrainteligencia electrónica. Los publicistas del Pentágono no han estado demasiado finos en esta ocasión. En un primer momento filtraron a la prensa que no podía tratarse de un avión real, que había una pequeña diferencia en la forma de las puntas de las alas. Que podría tratarse de una maqueta. Además, afirmaban que los iraníes carecen de tecnología suficiente como para derribar una de esas aeronaves, creadas para llevar a cabo tareas de vigilancia sin ser detectadas. Poco después se vieron obligados a reconocer que habían perdido un RQ170 Sentinel sobre territorio afgano, pero que su avión había perdido el control y había caído desde mucha altura. No podía tratarse del mismo, porque el ejemplar que exhibía la televisión iraní no presentaba ningún tipo de daños.

Un ataque informático

Poco después, el boletín de inteligencia israelí DebkaFile ha enmendado la plana a los analistas de inteligencia de la prensa estadounidense, que al parecer estaban a dos velas. El boletín ha explicado que el avión es básicamente correcto según las especificaciones del fabricante, Lockheed Martin; el hecho de que no presente ningún tipo de daños no hace más que confirmar la versión iraní que da a entender que tomaron control del avión mediante un ataque informático, desactivaron el sistema de autodestrucción y lo hicieron aterrizar indemne. El avión, por cierto, estaba sobrevolando una zona crítica dentro del programa iraní de armas nucleares. Los estadounidenses llevan meses espiando la zona cercana a la ciudad de Kashmar con estos equipos, porque permite mantener la vigilancia durante horas a la caza de patrones de movimiento, en lugar de los escasos minutos que se obtienen con una pasada de satélite.

La coartada estadounidense se ha venido abajo el día ocho cuando una fuente de inteligencia ha filtrado al The New York Times y al Wall Street Journal que la administración Obama había estado estudiando la posibilidad de un ataque de comandos para destruir el avión no tripulado, o marcarlo para su destrucción mediante un ataque aéreo, pero fue descartado por ser excesivamente arriesgado. La recuperación del avión resulta imposible desde el momento en que el aparato mide 26 metros entre las puntas de las alas, con un cuerpo de 4 metros y medio. Ahora, los estadounidenses, renunciando a todo disimulo, están exigiendo al gobierno iraní la devolución del aparato, pero las autoridades de Teherán, por boca del general Hossein Salami se han negado declarando que "vamos a investigar y analizar el avión de espionaje no tripulado estadounidense para ver en qué puede mejorar nuestro 'know how' técnico", conocimientos que en breve podría acabar en manos de rusos y chinos, a cambio de un buen precio. Un terrible golpe para el programa de inteligencia de Estados Unidos, ya que el RQ170 Sentinel es un equipo operado sobre todo por la CIA y cuya tecnología el gobierno norteamericano se ha negado a transmitir incluso con sus aliados más cercanos, aunque, de vez en cuando "lo comparta" para ciertas tareas de inteligencia.

La afirmación del gobierno estadounidense de que los iraníes no tenían tecnología suficiente para derribar los aviones no tripulados de espionaje, ha resultado excesivamente optimista. Se acaba de filtrar que los arsenales iraníes poseen desde hace apenas un mes el sistema Autobaza, un equipo de guerra electrónica ruso que permite interceptar y tomar el control de aeronaves y misiles. Ante esta perspectiva, diversos analistas militares esperan que los estadounidenses den un paso atrás en sus tareas de vigilancia electrónica clandestina en la frontera iraní, algo que preocupa, y mucho, a los servicios secretos israelíes, que se quedarían poco menos que solos ante el peligro y con agentes desplazados sobre el terreno.

De todas formas el ejército de Estados Unidos no está teniendo demasiada suerte con sus aviones no tripulados. El primer escándalo estalló en 2009 cuando se hizo público que la insurgencia iraquí utilizaba simples receptores de satélite y el programa SkyGrebber, que apenas cuesta 26 dólares, para interceptar y descodificar la señal de vídeo de los aviones no tripulados estadounidenses. El segundo escándalo se desencadenó hace menos de un mes cuando se conoció que la red de ordenadores de control de los otros dos protagonistas del arsenal de aviones no tripulados estadounidenses, los Predator y los Reaper, estaba infectada por un troyano capturador de teclado (keylogger) que permite a un atacante remoto registrar cada tecla que pulsan los operadores del sistema. Los expertos de seguridad estadounidenses todavía no están seguros del origen de la infección; dudan entre piezas de ordenador compradas a un proveedor asiático y una llave de memoria USB  infectada, pero lo cierto es que se sospecha que todavía no han conseguido limpiar totalmente el sistema.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios