Joey Nolan tiene 33 años y vive en Long Island, en Nueva York, junto a su familia y un gato. El felino se encontraba enfermo, por lo que decidió revisar las cámaras de seguridad de su casa para qué había estado haciendo en su ausencia. La sorpresa fue mayúscula cuando, en vez de a su mascota vio en las imágenes los espectros de dos fantasmas: un niño y su perro.

La pareja mostró el vídeo a sus familiares y amigos y no ha tardado en hacerse viral tras subirlo a las redes sociales. Son muchos los que creen que es un fake en toda regla, mientras otros no salen de su asombro y piden a Iker Jiménez que se posicione ante este misterio.  

Joey Nolan y su esposa han asegurado al New York Post que pocas semanas antes de grabar ese vídeo tuvieron, exactamente, el mismo sueño sobre regalar un perro a su hija: “Dije a mi mujer que tal vez el espíritu de un perro se metió en la cama con nosotros la noche que tuvimos los sueños”.

Además, Nolan ha explicado a LadBible que se han acostumbrado a convivir con el niño y su perro y que no le dan mayor importancia… de momento. Incluso bromea con que su hija de 19 meses pueda llegar a ser el intérprete de ambos si jugara con los fantasmas. Solo se plantean abandonar la propiedad en el caso de que suceda “algo peligroso o inapropiado”. ¿Realidad o ficción?

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios