En su afán por parecer un francés más cercano, Emmanuele Macron ha vuelto a encender la mecha en Francia. Las fotografías que se ha hecho el presidente de la República francesa con jóvenes negros en las Antillas francesas, con unos chicos sin camiseta, y posando haciendo gestos que pueden interpretarse como obscenos, le están valiendo un alud de críticas. Para empezar, de la líder ultraderechista Marine Le Pen, quien ha dicho que Francia no merece eso.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios