El mundo marino es, a menudo, alucinante. Varias de las especies más llamativas estéticamente se esconden debajo de nuestros mares, con lo que nunca podemos verlas a no ser que sea en fotografías o vídeos. Un caso perfecto es el de la anémona gigante.

Quizá hayas visto imágenes alguna vez, pero lo que seguramente no sepas es el poderío de agarre que tiene: tras un animal marino que parece totalmente inofensiva se esconden nada menos que 90 tentáculos, que consiguen hacer presas tan peculiares como el camarón lady escarlata.

Si cualquier especie marina ya ha desarrollado cierta habilidad para ocultarse tras varios colores, lo de la anémona gigante es de premio: puede adoptar hasta 25 tonalidades distintas, como vemos en este vídeo de la Fundación Aquae.

Quizá lo peor de todo es que, pese a su aspecto, las anémonas viven ocultas en espacios muy recónditos debajo del mar. Tanta belleza… para nadie.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios