Alrededor de las cinco de la tarde los vecinos del edificio escucharon una fuerte explosión. Se trataba de un incendio originado en el primer piso del bloque de viviendas. Hasta el lugar de los hechos se trasladaron varias unidades de bomberos que consiguieron sofocar las llamas. La vivienda es propiedad de una mujer separada de su expareja, sobre la que había una orden de alejamiento. Todo apunta a que se trata de una nueva agresión machista. La Guardia Civil le busca como presunto autor del incendio. Afortunadamente ni ella ni sus dos hijos estaban en casa. No hubo heridos; solo daños materiales.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios