La angustia se apodera de una pareja al ver el infierno ante sus ojos. El incendio y las llamas devoran la carrera por la que van. El fuego avanza por ambos lados de la carretera obligando a muchos coches a dar la vuelta. Y esto se ha repetido en varias carreteras de Galicia. Hasta la autovía de la Rias Baixas, la A-52 se convirtió el domingo en una trampa para muchos conductores. Este infierno es la salida hacia As Neves, Pontevedra. El fuego salta de un lado a otro, no se sabe si es de día o de noche el humo lo cubre todo. Muchos coches quedaron atrapados en el túnel de La Cañiza. En Baiona coches abandonados en la carretera. Y muy cerca de ahí en Gondomar en la AG- 57, algunos coches intentan dar la vuelta y se encuentran con una ratonera centenares de coches envueltos en llamas y humo.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios