Los gritos desesperados de una mujer pidiendo auxilio despertaron a los vecinos de este barrio de Vilaxoan. Su marido, bajo los efectos del alcohol, había tirado abajo la puerta y la estaba golpeando. Ella desde la ventana pedía ayuda. Alex y algunos vecinos no se lo pensaron. Otro vecino subió al piso y logró sacar al hombre de la casa. Entre varios, pusieron a salvo a la mujer y mantuvieron retenido al agresor en el portal hasta que llegó la Policía local. El agresor tras enfrentarse también con los agentes y hasta con los médicos que intentaron atenderle, está detenido a la espera de pasar a disposición judicial. Y mientras, Alex y sus vecinos se quitan méritos, pero saben que esta historia podría haber tenido sin ellos, otro final.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios