Si había un jugador que le tenía ganas a la final de la NBA ese era Kevin Durant. El alero, uno de los mejores jugadores de la liga, solo la había jugado una vez: en 2012. Desde entonces no había tenido opción de luchar por el anillo. Para eso fichó por los Warriors el verano pasado.

Y va camino de ganar el 'MVP'. En los tres primeros partidos ha sido decisivo, con acciones como el triple que sentenció la victoria en el tercero. Durant promedia 34 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias, con un 52,3% de acierto en triples.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios