Este increíble suceso tuvo lugar en la Serie D del fútbol brasileño, en un partido que enfrentaba al Tupi y al Aparecidence. Con el partido prácticamente acabado y con empate en el marcador, el delantero local logró regatear al meta rival... pero cuando disparó a puerta, apareció un fisio que había detrás de la portería para evitar el gol hasta en dos ocasiones. Tras la acción, no tuvo más remedio que poner pies en polvorosa para evitar sufrir la furia del equipo rival
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios