Bill Gates tiene un nuevo invento: un retrete revolucionario que funciona sin agua

  • Pantalla completa
El retrete de Bill Gates
1 de 7
Comparte la fotografía

El retrete de Bill Gates

Desde 2012, la fundación del magnate creador de Microsoft está financiando un proyecto que busca crear un retrete que funcione sin agua y que sea accesible para todo el mundo. (Foto: Reuters)

Cada vez más cerca
2 de 7
Comparte la fotografía

Cada vez más cerca

Aunque llevan años trabajando en el proyecto, la última presentación del mismo, realizada en el foro Reinvented Toilet Expo de Pekín, demuestra que cada vez queda menos. (Foto: Reuters)

 Un bote de excrementos
3 de 7
Comparte la fotografía

Un bote de excrementos

Sí, has visto bien, Gates apareció en la exposición con un bote de excrementos al lado. Lo que no sabemos es de dónde lo sacó. (Foto: Reuters)

Volvemos al invento
4 de 7
Comparte la fotografía

Volvemos al invento

Después de centrarnos en lo escatológico, volvemos al invento. Y es que este retrete desarrollado por la Universidad de Cranfield tiene detrás años de trabajo. (Foto: Universidad de Cranfield)

 Prototipos
5 de 7
Comparte la fotografía

Prototipos

Este es uno de los prototipos realizados hasta la fecha y que dan una idea de cómo podría llegar a ser este retrete. (Foto: Reuters)

Así funciona
6 de 7
Comparte la fotografía

Así funciona

Por si te queda alguna duda, aquí puedes ver cómo funciona este invento

La Fundación Bill y Melinda Gates lleva ya bastantes años financiando todo tipo de proyectos que intenten mejorar el planeta. Lanzan becas, financian 'startups'... Y uno de ellos, por llamativo que parezca, es un inodoro. Sí, están financiando un retrete que quiere revolucionar el mercado al funcionar sin agua.

Para conseguirlo, llevan desde 2012 apostando por el Nano Membrane Toilet, una especie de WC desarrollado por la Universidad de Cranfield que por una serie de mecanismos consigue evacuar las heces sin usar ningún líquido y, además, permitiendo un uso sencillo. Porque su objetivo es de lo más ambicioso: conseguir dar una solución viable para los más de 2.000 millones de personas que viven sin agua corriente en todo el mundo.

Para hacerlo posible, el inodoro cuenta con un mecanismo que, tras terminar de evacuar y cerrar la tapa, hace que la taza gire y lance los excrementos a un cubo. Un cepillo limpia los restos que quedan, y ya está, puedes seguir usándolo sin problemas. Además, para evitar que nada huela, los residuos líquidos son tratados con nanofibras mientras que lo sólido se recubre de una cera que tapa el olor. Para terminar, solo necesitas retirar los residuos una vez a la semana.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios