La otra historia gráfica de Auschwitz: sonrisas, opulencia y retratos clandestinos

  • Pantalla completa
La fiesta nazi
1 de 9
Comparte la fotografía

La fiesta nazi

A escasos kilómetros de donde el proceso de exterminio de llevaba a cabo, en el  bello paraje de Solahütte, miembros destacados de la SS que operaban Auschwitz  disfrutaban de un día d e descanso entre risas y canciones .  Estas fotografías, tomadas  también hacia mayo o junio de 1944, se producían en paralelo al continúo exterminio  en cámaras de gas de la llamada  operación húngara . © United States Holocaust  Memorial Musem

 
La selección
2 de 9
Comparte la fotografía

La selección

Aquellos deportados (los menos) seleccionados como aptos eran registrados en un proceso en el que, entre otras cosas, todo su bello era eliminado de su cuerpo. En la fotografía se observa un grupo de mujeres, muchas de las cuales rehúsan mirar a lacámara, tras dicho proceso de registro. © Yad Vashem.

El encuadre idílico del mal
3 de 9
Comparte la fotografía

El encuadre idílico del mal

Grupo de mujeres conducidas hacia la cámara de gas. Alberto Errera © Auschwitz-Birkenau State Museum

El último viaje
4 de 9
Comparte la fotografía

El último viaje

Los hermanos Yisrael (Sril)

El ojo de Moscú
5 de 9
Comparte la fotografía

El ojo de Moscú

Ante la llegada del Ejercito Soviético, la SS decidió destruir el máximo número de pruebas. Al llegar los soviéticos, algunas de las barracas todavía ardían © Auschwitz-Birkenau State Museum.

Los empresarios del Holocausto
6 de 9
Comparte la fotografía

Los empresarios del Holocausto

Heinrich Himmler examina un plano de la construcción de la planta industrial de IG Farben durante su visita a Auschwitz en 1942. © Auschwitz-Birkenau State Museum.

El engaño de la deportación
7 de 9
Comparte la fotografía

El engaño de la deportación

Acción Húngara. Momentos inmediatamente posteriores a la llegada de un convoy con cientos de deportados. La conocida como  Acción Húngara, llevada a cabo en la primavera - verano de 1944,  supuso el punto álgido en el proceso de exterminio de Auschwitz. Cerca  de 400.000 judíos fueron asesinados en apenas unos pocos meses. La fotografía  recoge los momentos inmediatamente posteriore s a la llegada de un convoy con  cientos de deportados. © Yad Vashem.

El terror cotidiano
8 de 9
Comparte la fotografía

El terror cotidiano

Mujeres, niños y ancianos aguardan su destino en la arbolada cercana al  Crematorio  V, tras no haber sido seleccionados para ser registrados en el campo. En  ocasiones, las cámaras de gas no tenían suficiente capacidad para todos los  deportados que debían de ser asesinados, lo que obliga a esperas como la que se  aprecia en esta fotografía. © Yad Vashem

La construcción en el imaginario popular a partir de las imágenes de Auschwitz y otros campos de exterminio nazi es muy sólida. Existen grandes archivos fotográficos, documentales y cinematrográficos. Aún así es muy probable que a pesar del ingente material que ha tratado de explicar lo que significó el mayor campo de exterminio de la Alemania nazi, no sólo los ensayos históricos, sino especialmente las populares interpretaciones de ficción más o menos rigurosas -como la reciente polémica suscitada en torno a la novela 'El niño del pijama de rayas'-, no sepamos todavía realmente como fue Auschwitz, ni siquiera si se ha visitado.

Sobre esta idea, la empresa española Musealia ha planteado la cuestión con una nueva exposición fotográfica, 'Seeing Auschwitz' en la sede de la ONU en Nueva York y de la UNESCO en París, expone una selección de fotografías tomadas, en su mayoría, por los perpetradores de la SS, pero también por las víctimas, como las del del prisionero griego de origen serfardí Alberto Errera, perteneciente al Sonderkommando, o las tomas aéreas del complejo nazi realizadas por las fuerzas aliadas. La exposición, que complementa la enorme y detallada muestra 'Auschwitz: No hace mucho No muy lejos' ahora en Nueva York, tras su exitoso paso en Madrid, ha sido comisariada por un equipo de especialistas liderado por el experto británico en educación sobre el Holocausto Paul Salmons, ayudará al visitante a comprender cómo estas icónicas imágenes han dado forma a la manera en que solemos ver y comprender la historia de Auschwitz.

Lo aclara a El Confidencial Luis Ferreiro, director de Musealia: "en el corazón mismo de este proyecto se haya no solo el ver más allá de lo obvio en fotografías icónicas que han construido la idea mental que compartimos de Auschwitz, sino también y sobre todo el cuestionarnos cuánto y cómo sabemos sobre esta historia y si realmente, a la luz de lo sucedido desde aquellas décadas hasta nuestros días, podemos decir, sin temor a auto-engañarnos, que realmente hemos visto Auschwitz".

El valor de 'Seeing Auschwitz' según explica Luis Ferreiro a El Confidencial, es la mirada crítica que propone: una reflexión para ir más allá también de lo truculento de algunas fotografías para comprender otros aspectos, el más importante de ellos: cuál es la intención del fotógrafo cuando las realiza". Es, en efecto, otra lectura, como por ejemplo el del contexto en el que se dispara la cámara: unas copas de árboles porque la realiza una víctima, a escondidas, sin tiempo a buscar otro encuadre. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios