JP Morgan vs. Tesla, la intrahistoria de la lucha de titanes entre Jamie Dimon y Elon Musk
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
escasa colaboración profesional

JP Morgan vs. Tesla, la intrahistoria de la lucha de titanes entre Jamie Dimon y Elon Musk

La demanda del banco contra el fabricante de vehículos eléctricos saca a la luz las prolongadas tensiones entre ambos CEO

Foto: Foto: EC.
Foto: EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Elon Musk y Jamie Dimon no se llevan bien.

Musk ha despreciado a JP Morgan Chase & Co. durante años, acudiendo a otros bancos mientras expandía Tesla y su imperio. A lo largo de los años, los diálogos entre ambas compañías a menudo han enfadado a un lado o al otro, según personas cercanas al asunto.

Musk y Dimon han intentado llegar a un acuerdo, pero, en cambio, han chocado, según dichas fuentes. Hace un tiempo, JP Morgan decidió que está mejor sin Tesla, según personas familiares con el asunto.

Una pequeña parte de la discreta rencilla, que enfrenta al fabricante de automóviles más valioso de EEUU y al mayor banco del país, salió a la luz la semana pasada cuando JP Morgan demandó a Tesla. En su litigio, JP Morgan declaró que Tesla le debe 162 millones de dólares por un acuerdo que el banco ayudó a cerrar en 2014. Normalmente, los banqueros buscan evitar enfrentamientos públicos con grandes clientes e incluso clientes potenciales, ansiosos por conseguir comisiones y preocupados porque el más mínimo insulto podría costarles el acceso.

Foto: Foto de archivo: Reuters/Mike Blake

“Hemos ofrecido a Tesla muchas oportunidades para cumplir con sus obligaciones contractuales, por lo que es desafortunado que nos hayan obligado a convertirlo en litigio”, declaró JP Morgan la semana pasada.

“Si JP Morgan no retira su demanda, les dejaré una reseña de una estrella en Yelp”, declaró Musk como respuesta a ‘The Wall Street Journal’. “¡Es mi último aviso!”.

Ambos directores generales cuentan con una imponente presencia dentro de sus empresas y sectores. Y ambos han tenido enfrentamientos públicos con rivales o palabras cortantes hacia críticos y reguladores, aunque Dimon normalmente ha terminado mostrando arrepentimiento por lo que admite ser deslices imprudentes, mientras que Musk casi nunca ha cedido.

Tesla ha conquistado la imaginación del mercado sobre el futuro de los coches eléctricos y se ha convertido en una de las primeras empresas con una valoración de más de un billón de dólares, convirtiéndola en el tipo de cliente por el que Wall Street se pelea.

placeholder Tesla Model 3, el pedido histórico de 100.000 unidades de Hertz. (Reuters)
Tesla Model 3, el pedido histórico de 100.000 unidades de Hertz. (Reuters)

Los banqueros de inversión de JP Morgan no se han ocupado de ninguna oferta o transacción de Tesla desde 2016, según registros públicos. Cuando JP Morgan intervino en la oferta pública inicial de acciones de Tesla en 2010 y en varias operaciones en los mercados de capitales en los años siguientes, normalmente se situaba por detrás de rivales como Goldman Sachs y Morgan Stanley.

JP Morgan ha cobrado cerca de 15 millones de dólares de Tesla por servicios de asesoría y trabajo en los mercados de capital en la última década, mientras que Goldman ha cobrado cerca de 90 millones de dólares, según Dealogic.

Musk ha acudido a Morgan Stanley, Goldman y Bank of America para los préstamos personales que ha utilizado para respaldar sus participaciones, según documentos públicos.

Chase Bank, banco de consumo de JP Morgan, es un gran prestamista para automóviles, pero fue reacio a ser patrocinador inicial de Tesla y otros vehículos eléctricos, según fuentes cercanas al asunto. Los banqueros plantearon dudas sobre el valor a largo plazo de las baterías de los vehículos eléctricos.

Tesla será representada por Alex Spiro, el abogado que defendió con éxito a Musk de una demanda por difamación

Más tarde, directivos de Chase se acercaron a Musk buscando un acuerdo para convertir a Chase en el principal prestamista para los compradores de Tesla en los concesionarios, según dichas fuentes. El banco tenía acuerdos similares con Maserati y Jaguar Land Rover. Musk se negó, según las personas familiares con el asunto.

El banco ha firmado recientemente un acuerdo parecido con un rival de Tesla, el fabricante de furgonetas eléctricas Rivian Automotive. También ha financiado más coches Tesla para sus clientes últimamente, según las fuentes.

Es probable que la demanda de la semana pasada aumente la tensión. Tesla será representada por Alex Spiro, el abogado que defendió con éxito a Musk de una demanda por difamación.

En el núcleo de la demanda, encontramos ‘warrants’ (producto que otorga el derecho a vender o comprar un activo subyacente a un precio de ejercicio) que JP Morgan compró a Tesla como parte de un gran conjunto de operaciones que ayudó a establecer para la empresa en 2014. Tesla tendría que pagar a JP Morgan, en efectivo o en acciones, si el valor cotizaba por encima del precio acordado cuando los ‘warrants’ vencieran en 2021.

Foto: Rivian R1T en Nueva York. (Reuters/Brendan McDermid)

El contrato, según JP Morgan, permitía al banco dicho precio de ejercicio si Tesla anunciaba que estaba estudiando una venta u otro tipo de operación, dado que eso afectaría al valor de los ‘warrants’.

En 2018, Musk tuiteó que había asegurado fondos para privatizar Tesla a 420 dólares la acción. JP Morgan rebajó el precio de ejercicio y advirtió a Tesla, según su demanda. Cuando resultó evidente que no había acuerdo, JP Morgan elevó el precio de ejercicio de nuevo, pero no hasta el precio original. Tesla se opuso, según la demanda, comunicando a JP Morgan que sus ajustes del precio eran “irrazonablemente rápidos” y “oportunistas”.

Tesla también le dijo a JP Morgan que era el único banco que había realizado dicho ajuste, según la denuncia. JP Morgan declaró que los otros bancos “podían haberse negado a ajustar sus ‘warrants’ por motivos comerciales que no tenían nada que ver con los términos contractuales o con la sensatez de los ajustes de JP Morgan”.

Cuando los contratos empezaron a vencer en junio de 2021, el precio de la acción se había disparado y se situaba por encima del precio original y el ajustado. JP Morgan solicitó el pago y Tesla le pagó a JP Morgan en función del precio de ejercicio original. Se negó a pagar la cantidad adicional que habrían requerido los ajustes, según el banco.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

Elon Musk y Jamie Dimon no se llevan bien.

Elon Musk JP Morgan