Es noticia
Menú
El tenis femenino se enfrenta a China y amenaza con retirar su negocio del país
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
desaparición de la jugadora peng shuai

El tenis femenino se enfrenta a China y amenaza con retirar su negocio del país

El director ejecutivo de la WTA, Steve Simon, ha amenazado con retirar la gira del país asiático tras la desaparición de Peng Shuai

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Nada en la carrera de Steve Simon, promotor de tenis, lo ha preparado para la crisis a la que se enfrenta este mes: la desaparición de una jugadora ha empujado a su asociación, la Women’s Tennis Association, a un enfrentamiento con el gobierno chino.

Pero la cadena de acontecimientos, desde que una jugadora china llamada Peng Shuai acusara en redes sociales de agresión sexual a uno de los funcionarios retirados de más alto rango, ha colocado a Simon en un papel inesperado. Es el singular ejecutivo deportivo dispuesto a abandonar uno de los mercados extranjeros más lucrativos del mundo.

Foto: Foto de archivo de enero de 2019 de Peng Shuai. (Reuters/Adnan Abidi)

Simon ha acusado a China de mentir sobre la seguridad de Peng en medio de la creciente indignación internacional, y ha indicado que comprende lo que está en juego.

"Esta es una encrucijada en nuestra relación con China, obviamente", dijo Simon en una entrevista con CNN el jueves. "Definitivamente, estamos dispuestos a retirar nuestro negocio y lidiar con todas las complicaciones que esto conlleva, porque esto es más grande que le negocio".

Peng no se ha pronunciado desde una publicación del 2 de noviembre en su cuenta verificada de Weibo, la plataforma china parecida a Twitter, en la que acusaba al ex vice primer ministro Zhang Gaoli de agresión sexual. La publicación desapareció apenas 20 minutos después, y desde entonces se han bloqueado las búsquedas de su nombre en las redes sociales chinas. Zhang no ha abordado públicamente la acusación y se le puede contactar.

Foto: Peng Shuai en una imagen de archivo. (Reuters/Su)

A principios de esta semana, Simon recibió un correo electrónico en el que se decía que la acusación era falsa y que Peng se encontraba a salvo. La emisora estatal de China atribuía ese mensaje a la tenista y publicó una captura del mismo. En declaraciones para CNN, Simon manifestó dudar de la autoría del mensaje, y ahora cree que no fue escrito por Peng o que pudo ser obligada a hacerlo. Anteriormente, la Asociación China de Tenis había garantizado a Simon que la jugadora no estaba en peligro, pero el ejecutivo no pudo corroborarlo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China no ha respondido a las preguntas sobre los comentarios de Simon.

Peng, de 35 años, tiene dos títulos de Grand Slam y en 2014 ascendió al puesto número 14 en los 'rankings' mundiales. Los medios de comunicación estatales de China la calificaban de una de las "flores doradas" del tenis chino.

Esta semana, su nombre se ha convertido en el detonante del hashtag #whereispengshuai ("dónde está Peng Shuai"), que atletas de todo el mundo han utilizado. El mensaje más prominente hasta ahora proviene de la tenista Serena Williams este jueves, aunque no mencionó directamente a China.

"Estoy devastada y conmocionada por las noticias de mi compañera, Peng Shuai", escribió Williams en Twitter. "Espero que esté segura y localizada lo más pronto posible. Esto tiene que investigarse y no deberíamos permanecer en silencio".

Otras organizaciones deportivas han entrado en conflicto con China en los últimos años, pero ninguna ha asegurado estar preparada para abandonar el mercado por completo. En 2019, la Asociación Nacional de Baloncesto perdió cientos de millones de dólares, según el comisionado de la liga, después de una tormenta desatada por un tuit del entonces gerente de los Houston Rockets, Daryl Morey. En el mensaje, Morey apoyó las protestas antigubernamentales de Hong-Kong. Los partidos fueron retirados de las plataformas de 'streaming', los patrocinadores huyeron y la liga se mueve con cautela en China desde entonces.

La Premier League inglesa también vio un puñado de partidos del Arsenal retirados de Internet y la televisión chinos después de que el mediocampista Mesut Özil criticara a China por su trato a las minorías étnicas musulmanas. La cobertura se reanudó silenciosamente, pero Özil ya no es jugador del Arsenal.

Foto: Criptomonedas. (EFE/Sedat Suna)

Con ingresos que rondan los 100 millones de dólares al año, según documentos financieros, la WTA con sede en Florida no rivaliza con ninguna de estas organizaciones (la NBA o la Premier League) en tamaño o riqueza. Y, sin embargo, el tenis femenino podría convertirse en el primero en romper los lazos por completo, a pesar de que China se ha convertido en uno de sus destinos favoritos y más rentables.

En 2018, Simon ayudó a la gira a firmar un contrato de 10 años que llevaba las finales de la WTA a China todos los años hasta 2028 y que doblada el premio monetario hasta los 14 millones de dólares, convirtiéndolo en uno de los pocos eventos deportivos femeninos que paga a las jugadoras más que a su contraparte masculina. Y hasta que los aplazamientos del covid causaron estragos en el calendario, había programadas 11 giras por China en el calendario (aunque ninguna de ellas se ha producido este año debido al cierre de fronteras). En 2019, la temporada completa más reciente, la WTA fue a China nueve veces, apenas una séptima parte de todas las visitas.

La organización también cuenta con el apoyo de patrocinadores chinos, con el servicio de streaming iQiyi, sede en Pekín, como uno de sus cuatro socios globales, junto con empresas como Porsche y la empresa de software alemana SAP.

La WTA cuenta con el apoyo de patrocinadores chinos, con el servicio de streaming iQiyi, como uno de sus cuatro socios globales

Sin embargo, Simon y los jugadores de la gira se han mostrado inequívocos en su apoyo a Peng.

"El circuito sobrevivió este año sin ninguna gira por Asia, incluso si hay mucho dinero allí", dijo la veterana jugadora Alizé Cornet en una entrevista con el diario deportivo francés 'L'Equipe'. "Eso podría asegurarnos que podríamos sobrevivir sin la parte china de la gira. Si tuviéramos que separarnos en algún momento porque no coincide con nuestros valores, tenemos que hacerlo, incluso si perdemos algo financieramente".

La elección a la que se enfrenta la WTA ahora es cruda, ya que toda la carrera de Simon estuvo orientada a ayudar al tenis femenino a ganar dinero. Se unió al torneo Indian Wells en Coachella Valley de California en 1989 para vender tickets y anuncios. Y después de convertirse en director del torneo en 2004, se le atribuyó el alza de su premio monetario y de su reputación hasta convertirlo en el evento de tenis femenino más prestigioso fuera de las cuatro principales. Indian Wells se vendió al multimillonario Larry Ellison en 2009 y ahora se conoce como BNP Paribas Open.

Foto:  Natalie Portman, en una imagen de archivo. (Getty)

El gran momento de diplomacia de Simon durante sus 11 años a cargo del torneo se produjo en 2015, cuando negoció la primera aparición de Serena Williams tras un boicot de 14 años debido a las burlas racistas que había escuchado al público en los inicios de su carrera.

"Cuando volví al Indian Wells este año", dijo Williams en ese momento, "Steve no pudo ser más útil, profesional y solidario. Sé cuánto le importan las opiniones de los jugadores. Es un gran oyente y tiene en mente nuestros intereses".

Al tratar ahora con China, Simon se ha centrado en el bienestar de Peng y ha evitado entrar en cuestiones políticas. Pero la conversación ha llegado a él, ya que los halcones de China en el Congreso de Estados Unidos intensificaron sus ataques contra la organización de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en Pekín en febrero. El senador Tom Cotton, un republicano de Arkansas, pidió el jueves un boicot total de los Juegos por parte de Estados Unidos, y citó entre sus razones sus temores de que Estados Unidos no pudiera mantenerlos a salvo de la vigilancia china "o incluso de la toma de rehenes".

placeholder Steve Simon. (Reuters/Archivo)
Steve Simon. (Reuters/Archivo)

Los ayudantes de Cotton emitieron más tarde un comunicado aludiendo a Peng Shuai. "Si los comunistas chinos hacen desaparecer a sus propios atletas, piense en cuánto se preocuparán por la seguridad de los nuestros", decía su declaración.

Las asistentes de la senadora Marsha Blackburn, una republicana de Tennessee, declararon que se estaba preparando para enviar una carta sobre el caso de Peng al Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos. Aseguraron que en la carta se indicará que, a la luz de la desaparición de Peng, es imposible confiar en que los atletas estarán protegidos si asisten a los Juegos Olímpicos de Pekín.

Nada en la carrera de Steve Simon, promotor de tenis, lo ha preparado para la crisis a la que se enfrenta este mes: la desaparición de una jugadora ha empujado a su asociación, la Women’s Tennis Association, a un enfrentamiento con el gobierno chino.

Agresión sexual Hong Kong Premier League
El redactor recomienda