Las tecnológicas también lloran: los despidos llegan a Silicon Valley
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
el golpe de la pandemia

Las tecnológicas también lloran: los despidos llegan a Silicon Valley

Miles de personas han perdido sus empleos en los gigantes tecnológicos estadounidenses por culpa de la crisis del coronavirus, y ahora buscan nuevos puestos en la industria

Foto: EC.
EC.

Horas después de ser despedido por Uber, por culpa de un agresivo recorte de gastos, Joe Taylor, ingeniero de sistemas, ya estaba buscando otro trabajo. Lo que se encontró es que el mercado laboral de Silicon Valley ha perdido su chispa.

La industria tecnológica ha resistido la crisis del coronavirus como pocos sectores. Microsoft y Amazon registraron buenas cifras de ventas en el primer trimestre del año, cuando los confinamientos ya estaban en marcha. Pero los despidos en firmas como Uber o Airbnb, además de en muchas otras 'startups', han sacudido la sensación de que se había podido evitar el tsunami de desempleo.

"Todo el mundo está siendo más cauteloso", explica Taylor, de 38 años. Pocos reclutadores han contactado con él en comparación con meses atrás, dice, reconociendo que ha llamado a la puerta de compañías grandes y pequeñas. El mensaje que se encontraba ha sido similar en todas: "No tengo nada ahora mismo, pero no perdamos el contacto".

Suscripción completa a 'The Wall Street Journal' en ECPrevium

Lo mejor del diario económico estadounidense está en El Confidencial. Durante la crisis provocada por el coronavirus, los contenidos seleccionados por nuestra redacción se publican en abierto en El Confidencial.

Prueba ECPrevium gratis durante 30 días y accede a todo 'The Wall Street Journal' sin coste adicional.

Solicita aquí tu prueba gratuita.

Taylor, que lleva 15 años trabajando en gigantes como Microsoft o en 'startups' como Spansive, una firma de cargadores inalámbricos, ha visto altos y bajos en el mercado laboral de Silicon Valley, incluyendo la crisis financiera de 2008. En los momentos buenos, las compañías ofrecían beneficios sociales y bonos para atraer el talento. Ahora, Taylor y otros trabajadores se dan cuenta de que el escenario se ha enfriado significativamente.

Antes, cuenta Taylor, bastaba con poner en LinkedIn que estabas buscando nuevas oportunidades para que llamaran a tu puerta. "Ponías eso y tenías 10 ofertas a la semana. Ahora, como mucho son dos o tres", dice.

El lunes, Uber anunció el despido de 3.000 personas, dos semanas después de recortar otros 3.700 empleos. En total, ha reducido su plantilla en un cuarto. Hace unas semanas era Lyft, el gran rival de Uber, el que comunicaba al 17% de sus empleados que no volviera a la oficina, mientras Airbnb despedía al 25% de sus trabajadores tras ver cómo las reservas estaban en mínimos.

Foto: Logo de Airbnb en la pirámide del Louvre

Entre las tres suman, un total de 10.000 empleos perdidos este mes, y hay muchos más en Silicon Valley, que se suman a los más de 36,4 millones de personas que han solicitado subsidios por desempleo en Estados Unidos desde que comenzara la pandemia. Las 'startups' tecnológicas han eliminado 56.000 puestos de trabajo en ese tiempo, según los datos de Layoffs.fyi.

Muchas tecnológicas que han evitado hacer recortes han congelado las contrataciones, como es el caso de Microsoft, que ha frenado la búsqueda de personal salvo en áreas estratégicamente importantes, según explican desde la compañía. Google anunció el mes pasado un frenazo en las contrataciones.

La situación actual podría cambiar totalmente la búsqueda de empleo en Silicon Valley. Los reclutadores y muchos ejecutivos ya han explicado que no ven un rápido rebote en las contrataciones una vez que la economía recupere el tono. "No creo que nos veas contratando al mismo nivel que antes", ha afirmado el jefe financiero de Uber, Nelson Chai, estos días.

El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, en un acto. (Reuters)
El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, en un acto. (Reuters)

Con dos meses de experiencia en el teletrabajo, las empresas también podrían haberse dado cuenta del valor potencial de reducir los famosos campus que Apple o Google tienen en Silicon Valley.

Los reclutadores y los empleados del sector dicen que los cambios en el mercado laboral pueden significar que gente con experiencia cotizada va a encontrar trabajo tras la pandemia. Pero para los que tengan un historial más escueto, el futuro puede ser incierto con un mercado inundado de talento y unas empresas en modo conservador.

Asa Shoemaker, otra empleada de Uber que ha sido despedida, llevaba un año trabajando en el área del alquiler de patinetes y bicicletas de la firma como apoyo para los ingenieros. Antes trabajaba como mecánica de bicicletas. Su paso a Uber era "el trabajo soñado".

Foto: Foto: Reuters.

Shoemaker explica que se está tomando un descanso antes de probar el mercado y que está en un grupo de despedidos de Uber en el que se ayudan unos a otros. Pero no tiene mucha confianza sobre la perspectiva del futuro cercano. "Nadie del equipo que yo conozca ha recibido una oferta seria de trabajo", dice.

Las solicitudes de subsidios del sector tecnológico son, en cualquier caso, una muestra pequeña dentro de los 36,4 millones de peticiones. El desempleo en dicha industria alcanzó los 112.000 puestos en abril, borrando un año de ganancias, según los datos del Departamento de Trabajo de EEUU. Los trabajos perdidos en la zona de San Francisco, epicentro de la tecnología, se han ido hasta los 118.000, según los datos del 'San Francisco Chronicle'.

Pese al hundimiento, muchos trabajadores están encontrando trabajo en compañías que ven los despidos como una forma de atraer un talento por el que hace unos meses no podían competir, debido a la pujanza de los gigantes tecnológicos.

Oficinas de Uber en Hong Kong. (Reuters)
Oficinas de Uber en Hong Kong. (Reuters)

Harriet Ukaoma, que está entre las 120 personas que se han quedado sin su empleo en la 'startup' Greenhouse Software este abril, tuvo 13 entrevistas de trabajo en la semana siguiente a su despido. Ya ha sido contratada por Clever, una 'startup' del sector educativo en San Francisco.

Coalition, una compañía que ofrece seguros contra ciberataques, ha levantado 90 millones en una ronda de financiación y ha contratado a 20 personas desde marzo. Su hoja de ruta pasa por sumar 80 personas más al equipo este año, tal y como explica su CEO, Joshua Motta.

"Estamos en una posición para invertir incluso por delante del crecimiento. Creo que muchas empresas, como nosotros, que están en buena posición se preguntan cómo pueden aprovecharla y hacer esas inversiones que quizás otros no pueden hacer", afirma Motta.

Foto: Estadounidenses en la línea del paro. (Reuters)

Los gigantes tecnológicos también están contratando en áreas de rápido crecimiento. Amazon Web Services y Zoom, la empresa de videoconferencias que se ha convertido en una de las triunfadoras del teletrabajo, están sumando gente a sus plantillas. El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo el mes pasado que la red social añadirá 10.000 personas a su plantilla este año, reforzando las áreas de producto e ingeniería.

"¿Por qué no vas a redoblar tu apuesta si tienes el dinero para hacerlo?", se pregunta Jonathan Buzelan, cofundador de Recruitr Labs, una empresa de recursos humanos.

Lo que ha cambiado definitivamente en las búsquedas de empleo en Silicon Valley es el proceso para encontrar trabajo, debido a los límites para las reuniones en persona. Las entrevistas se suelen hacer por Zoom o herramientas similares, por mucho que haya empresas que hayan encontrado formas creativas de reunirse físicamente. Una de las técnicas para hacer esto último, según cuenta Brian Kropp, ejecutivo de la consultora Telentfoot Executive, es hacer la entrevista durante un partido de golf manteniendo la distancia social apropiada.

Una persona participa en una videoconferencia en Zoom. (Reuters)
Una persona participa en una videoconferencia en Zoom. (Reuters)

Que las empresas se hayan encontrado más cómodas con el teletrabajo ha hecho que Taylor, el exingeniero de Uber, busque trabajo en zonas lejos de su casa. Tiene previsto seguir viviendo cerca de San Francisco, pero con el trabajo en remoto ya no se ve atado a la necesidad de vivir cerca de su puesto.

Su uniforme para las entrevistas por Zoom está formado por una camisa, una americana, unos gemelos y el pantalón de pijama.

Reconoce que siente la urgencia de encontrar un trabajo, dado que no hay tantas vacantes por rellenar y que el número de gente a la caza de empleo no para de crecer. "Quería probar suerte lo antes posible porque tengo miedo de que haya todavía más despidos", dice.

Microsoft Pandemia Silicon Valley Despidos
El redactor recomienda