"Gowex no tiene accionistas o seguidores; tiene creyentes"
  1. Mercados
  2. Inversión
prepublicación del libro 'gowex, la gran estafa'

"Gowex no tiene accionistas o seguidores; tiene creyentes"

El 23 de septiembre saldrá a la venta el libro 'Gowex, la gran estafa'. A continuación, se reproduce uno de los capítulos de la obra

placeholder Foto: Pedro Calvo, periodista de 'El Confidencial'.
Pedro Calvo, periodista de 'El Confidencial'.

El próximo martes, 23 de septiembre, saldrá a la venta Gowex, la gran estafa. Escrito por el periodista de El Confidencial Pedro Calvo y editado por Deusto, con la colaboración de ElConfidencial, este libropenetra en la historia de Gowex y, sobre todo, en lade su fundador, Jenaro García. A lo largo de sus 250 páginas, la obra relata cómo se fue gestando el fraude de Gowex a partir del análisis de la documentación y los testimonios ofrecidos por la compañía y por la persona que la ha lideradodurante estos añosy, fundamentalmente, a partirde las conversaciones y los contactos mantenidoscon antiguos directivos y empleados, con ex socios de Jenaro García y conGotham City Research, la firma que destapó el escándalo el 1 de julio con un demoledor informe. También se analiza con detalle cómo se las ingenió para engañar a tanta gente durante tanto tiempo.Acontinuación se reproduce uno de los capítulos de la obra.

"En Madrid, la Navidad comienza realmente el puente de la Constitución y de la Inmaculada Concepción. Entre el 6 y el 8 de diciembre -y algún día más, en función de cómo caigan ambas fechas enel calendario-, la capital se llena de gente. Confluyen los que vivenen Madrid, que no se van esos días porque reciben visitas o porqueen un par de semanas tendrán ya vacaciones, y los que vienen defuera, que aprovechan los días festivos para ver la iluminación navideña, hacerse con un décimo de lotería, comprar algún regalo, verun musical y disfrutar el ambiente que impregna la ciudad. (...)

Eso mismo, un tono festivo, es lo que se vivió en la sede de Gowexjusto en la víspera de ese puente. El 5 de diciembre de 2013, elnúmero 21 del Paseo de la Castellana acogió el primer encuentrode accionistas de la empresa. Esta iniciativa surgió a comienzosde octubre a partir de una sugerencia que un inversor formuló enTwitter a Juan Sainz de los Terreros. A partir de su blog, Juan sehabía convertido en uno de los inversores más populares delMAB y de Gowex en el ámbito de las redes sociales y de los particulares. (...)

Con la potencia de la ilusión, Juan comenzó a mover la idea para que esta reunión se celebrara. Y fue calando. Lo hizo hasta tal punto, que paramediados de octubre ya contaba con nombre oficial. Y de los quetanto gustan en el mundo de las finanzas, por mucho que esté lanzado desde el universo de los particulares: Gowex Shareholders Informal Meeting 2013. Traducido, Encuentro Informal de los Accionistas de Gowex 2013.

Sí, la versión en inglés molaba más. Además,permitía crear un hashtag -etiqueta-muy vendible en Twitter,algo que también era muy del gusto del perfil de esos accionistas,de Gowex y, por supuesto, de Jero. La etiqueta fue #GSIM2013.

Los promotores no dudaron en ponerse en contacto conGowex. Y todo fue amabilidad por parte de la compañía. Tanto esasí, que no hizo falta buscar ningún lugar para celebrarlo. Quémejor que mantener ese encuentro en las oficinas de Gowex, donde cada día fluían las ideas, donde cada día manaba la creatividadde esa empresa que estaba haciendo realidad los sueños de aquellos accionistas.

La empresa ofreció su sede para un evento quequedó convocado el 5 de diciembre de 19 a 21 horas. Los accionistas estaban encantados con el trato. Y más que lo iban a estar.

Llegado el 5 de diciembre, 40 personas, el aforo máximo previsto, acudieron a la sede de la empresa. Desde el primer momento pudieron confirmar que no iba a ser una reunión normal.Que Gowex lo tenía todo preparado para encandilarlos. No faltódetalle. Ni en lo logístico, con una sala dispuesta con sofás y pantallas para que todo fuera cálido y familiar y con un servicio decatering gentileza también de la casa; ni en lo humano, porquelos accionistas estuvieron arropados por varios de los nombresde referencia de Gowex, como la mujer de Jenaro García, Florencia Maté; el responsable de We2, Carlos Gómez Vendrell, o Alicia Viñas, del área de relaciones con inversores de la compañía.

Todo un despliegue para halagar a los inversores.Pero faltaba la guinda. ¡Qué más quería una persona con el egode Jenaro García, con su ambición, con su instinto para vender,que un evento de esas características! Por eso, sin que se le esperara, sin que estuviera anunciado, apareció. Se presentó ante sus accionistas como el Mesías, como el padre que acude por sorpresa ala función de sus hijos en el colegio cuando supuestamente iba aestar en un viaje de negocios a cientos de kilómetros de distancia.

Para Jenaro aquello era un sueño. Porque no se trataba únicamente de alimentar su megalomanía. Aquello no era sólo personal, también eran, por supuesto, negocios. Esos 40 inversoreseran una pieza muy valiosa en su engranaje, en toda su ingeniería de mentiras.

Esas personas estaban felices, como no podía serde otro modo teniendo en cuenta el espectacular comportamiento del valor en bolsa, y eso representaba un activo precioso parael futuro de la compañía. Para futuras ampliaciones de capital,para futuras operaciones, para vender la marca Gowex, Jero precisaba apóstoles que propagaran su palabra. Los tenía allí, delante de él. (...)

Por las redes sociales corrieron las fotografías de varios de los asistentes con Jero, todosellos posando con el pulgar hacia arriba, como buenos gowies.Jenaro no sólo habló y posó. También regaló los oídos a sus seguidores, sobre todo a través de Twitter, para que todo el mundo lo supiera. "Nuestros accionistas valen su peso en oro», tuiteóese mismo día en un mensaje que incluía una de esas entusiastasfotos. «Gooooood morning Madrid!!!! Qué grande el #GSIM13de ayer.

No cabe duda que Gowex tiene un arma secreta y soissus accionistas", escribió el 6 de diciembre, con la correspondiente versión traducida al inglés, algo siempre muy del gustodel autor. "Un antes y un después en las relaciones con inversores. @Gowex vuelve a hacer historia #GSIM13", se asegurabatriunfalmente desde la cuenta oficial del evento.

Para que no faltara de nada, y como muestra de que el encuentro estaba marcado por el tono navideño del puente que esperaba ya en Madrid, todos los asistentes recibieron una participación de 6 euros para el sorteo de la Lotería de Navidad del22 de diciembre. Más aún, los autores de los tres mejores tuitssobre el evento recibieron un décimo entero del número 59.706.Uno de los agraciados decía en su texto: "@Gowex no tieneaccionistas o seguidores, tiene creyentes!!!! ;)". No había duda.Jenaro se había salido con la suya".

Sorteamos cinco ejemplares de este libro entre nuestros lectores. Para optar a alguno de ellos, los interesados solo tienen que escribir a moderador(@)elconfidencial.com, indicando nombre, dirección postal y teléfono.

Gowex El fraude de Gowex Jenaro García