Espirito Santo es suspendido de cotización en un día de fuertes caídas para la banca
  1. Mercados
  2. Inversión
cuando caía un 17% en la bolsa de lisboa

Espirito Santo es suspendido de cotización en un día de fuertes caídas para la banca

Tras la suspensión de la cotización, los intereses que penalizan las obligaciones lusas a diez años superaban el 4%, algo que no ocurría desde mayo

placeholder Foto:

La negociación de las acciones de Banco Espirito Santo (BES) ha sido suspendida en la Bolsa de Lisboa a la espera de la comunicación de información relevante sobre la entidad, cuyo desplome alcanzaba el17% en la sesión, según ha anunciado la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM).Se trata de la cuarta jornada de caídas consecutiva, en las que el valor acumulauna caída superior al30%.

Este miércolesla agencia de calificación crediticia Moody's recortó en tres escalones la nota de solvencia de la deuda a largo plazo de Espirito Santo Financial Group (ESFG), desde 'B2' a 'Caa2'. Asimismo, la agencia mantiene los ratings de la entidad lusa en vigilancia para una posible rebajacomo consecuencia de la mayor exposición de la entidad a Espirito Santo International (ESI) y Rioforte.

Desde que a finales del pasado mes de mayo ESFG identificara en una comisión de auditoria "irregularidades materialmente relevantes" en las cuentas de ESI tras revisar sus cuentas financieras consolidadas entre el 30 de septiembre y el 31 de diciembre de 2013 los títulos de la entidad se han visto duramente castigados.

Los descensos en la entidad se extienden al resto del sector bancario, con la banca mediana portuguesa e italiana como principales víctimas. Así,BPI, Banco Comercial de Portugal, BancaPopolare de Milano, Erste Group, Monte Dei Paschi, UBI Banca y Sabadell sufren caídas superiores al 4%. También son significativas las caídas de Liberbank (-8%), una entidad que tiene una exposición de 2,7 millones a Espirito Santo.

Por lo que respecta a la gran banca, Societé Généralé, Credit Agricole, Mediobanca, Unicredit, Intesa,Santander y BBVA se mueven con caídas que oscilan entre el 2% y el 4%; mientras queBankia y Deutsche Bank se dejan algo más del 1,5%.

La rentabilidad exigida por los inversores para comprar deuda soberana de Portugal volvió a aumentar hoy como señal de la preocupación creciente en los mercados sobre la situación del Grupo Espírito Santo.

Después de que la cotización bursátil fuese suspendida, los intereses que penalizan las obligaciones lusas a diez años -el plazo de referencia- superaban el 4%, algo que no ocurría desde mayo.

De hecho, estos mismos títulos llegaron ese mismo mes a intercambiarse en el mercado secundario -donde se compran y venden los bonos adquiridos en subasta pública- a cambio de una rentabilidad ligeramente inferior al 3,4 %, estableciendo un nuevo mínimo desde que explotara la crisis.

Analistas lusos atribuyeron este fenómeno a la crisis en el seno del Grupo Espírito Santo, que atraviesa por un momento especialmente delicado desde que fueran detectadas irregularidades contables en una de sus filiales.

La tendencia al alza de los intereses registrada en los últimos días contraria la marcada evolución a la baja observada desde que comenzase 2014, y que fue clave para que Portugal lograse cerrar con éxito su rescate financiero, el pasado mes de mayo.

La recuperación de su autonomía financiera tras la salida de la troika, no obstante, implica que el país debe volver a colocar deuda a largo plazo a tasas sostenibles, algo que ha conseguido en sus primeras subastas.

Espirito Santo ING direct Société Générale Inversores BNP Paribas