ASEGURA QUE PAGARÁ AL 92% DE LOS ACREEDORES

Kirchner tensa la cuerda y asegura que Argentina no cederá a los fondos buitre

Más tensión para la cuerda con la amenaza del default. La presidenta Kichner asegura que Argentina hará frente a sus pagos sin ceder a los fondos buitre

Foto: La bolsa de Buenos Aires tras el desplome de ayer (Efe)
La bolsa de Buenos Aires tras el desplome de ayer (Efe)

Más tensión para la cuerda con la sombra del default sobre la cabeza. La presidenta Cristina Fernández de Kichner mandó un mensaje a su país después de que este lunes el Tribunal Supremo de Estados Unidos fallara en contra de su Gobierno, obligándole a pagar a los fondos buitre que se negaron a aceptar la reestructuración de deuda de 2001. La presidenta no ha dudado en jugar al gato y al ratón, afirmando que Argentina utilizará todos sus instrumentos para pagar 900 millones de dólares al 92% de sus acreedores que se adhirieron a las reestructuraciones de 2005 y 2010. 

Sin embargo, en su discurso, que duró casi media hora y fue grabada en su despacho en la sede del Ejecutivo, Fernández dijo que Argentina siempre ha demostrado en forma "clara" su voluntad de negociación y de pago, pero afirmó que no se someterá a la "extorsión" de los denominados fondos "buitres". En este mensaje, Kirchner tampoco ha desvelado cuál será su estrategia para acometer dicho pago ni tampoco ha aclarado qué sucederá con el 8% restante de los tenedores de bonos con los que no han llegado a negociar. La sombra del default sigue latente y con ella las presiones sobre el mercado.

La amenaza de que el estado sudamericano incurra en impagos es percibida por los inversores, que no han dudado en poner pies en polvorosa de aquello que pueda verse impactado por la onda expansiva que podría provocar tal consecuencia. Prueba de ello, fueron las caídas de más del 10% este lunes en el índice Merval o el desplome de los títulos de YPF, superiores al 12,5%.

A pesar de que Argentina ha asegurado que pagará a ese 92% de los acreedores que aceptaron los canjes, los fondos litigantes, con el fallo de la Corte a su favor, podrían pedir el embargo de los giros que Argentina haga a Estados Unidos para hacer los pagos en esa jurisdicción. En caso de que eso se produjera, si los querellantes lograran embargar esos fondos para cobrarse en parte lo que demandan, los acreedores que sí aceptaron los canjes se quedarían sin cobrar y Argentina entraría así en default. En este punto los analistas creen que es probable que Argentina trate de ganar tiempo pidiendo a la Corte una revisión de su decisión, lo que le daría tiempo suficiente como para concretar el pago sin generar grandes sobresaltos.

Argentina pagará la deuda

No obstante, el tiempo corre en contra de Argentina, que el próximo 30 de junio tiene que afrontar el pago de 13.000 millones de dólares, correspondientes a uno de los tramos de la deuda reestructurada, pero para poder hacerlo antes tendrá que pagar a los fondos buitre a los que se ha negado a pagar con antelación. Es la condición impuesta por los fallos de los tribunales estadounidenses. Si antes no paga a los fondos -o se revisa el último fallo- no podrá satisfacer la entrega del 30 de junio e incurrirá en el consiguiente impago.

El mercado, a la expectativa

Este martes las principales plazas bursátiles europeas han abierto al alza sin cotizar signo alguno de preocupación por lo que pueda pasar en Argentina. Sin embargo, son varios los valores que podrían quedar en la cuerda floja en caso de que regresaran las turbulencias a los cimientos económicos del país sudamericano. 

Entre los valores con mayor exposición a Argentina destacan Telefónica, con una exposición del 6,5% en ingresos y del 4,9% en ebitda (beneficio bruto de explotación). Entre otros valores del Ibex, BBVA cuenta con una exposición al país del 4% de su margen neto y del 6% del beneficio del grupo. Por su parte, en el caso de Santander, el peso del país se traduce en un 3% sobre el margen neto y un 8% del beneficio del grupo.

Para Mapfre, el peso argentino condiciona buena parte de las primas de los seguros, mientras que otras compañías como DIA, donde un 9% de los ingresos y un 6% se genera en el país sudamericano, Codere, con fuerte presencia en el país y Prosegur, donde Argentina representó un 18% de las ventas totales de 2013, también podrían verse afectadas.

Inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios