Bestinver o por qué Abelló y Del Pino no han querido imitar a Entrecanales
  1. Mercados
  2. Ibex Insider

Bestinver o por qué Abelló y Del Pino no han querido imitar a Entrecanales

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

placeholder Foto: EC.
EC.

Hace algo más de un mes, José Manuel Entrecanales dio la cara ante los clientes de Bestinver para presentar en sociedad el nuevo equipo directivo de la gestora. El tercer cambio de 'management' en seis años y la actual coyuntura bien merecían una explicación, y el principal accionista y presidente de Acciona consideró oportuno darla en un foro donde históricamente no ha participado. Se realizó mediante conferencia telemática, por aquello de los protocolos sanitarios, desde su oficina de La Moraleja, y en casi 10 minutos de intervención tuvo tiempo para explicar el cambio de modelo de su filial y, por el camino, ajustar alguna cuenta pendiente de manera muy fina.

Pocos se imaginan a ricos como Juan Abelló o Rafael del Pino rindiendo cuentas sobre cómo han invertido los dineros a la clientela. En algún momento de la historia de sus oficinas familiares, tanto Torreal como Casa Grande de Inversiones (cuando aglutinaba los intereses patrimoniales de toda la familia constructora) barajaron la opción de abrir su modelo al dinero de terceros y hacer de ello un negocio complementario. Sin embargo, concluyeron que el riesgo reputacional de exponerse a la crítica de terceros cuando vienen mal dadas no compensaba el dinero a ganar, sobre todo cuando el dinero ya no es un fin en sí mismo, sino su preservación al margen del negocio de origen.

Algo parecido ocurrió con la familia propietaria de BMW, la dinastía empresarial de los Quandt, la más rica de Alemania, que también a finales de los ochenta (1987), como hizo la propia saga de los Entrecanales con Bestinver, puso en marcha su oficina familiar con FERI Group, que terminó abriendo a terceros y convirtiéndose en un precursor del concepto 'multi-family office' con vehículos de inversión desde Luxemburgo. Pese a tratarse de una historia de éxito —hoy gestionan más de 40.000 millones de euros—, hace cerca de 10 años, tras la crisis de 2008, decidieron desvincularse de su creación (vendieron su participación) para recuperar la mayor discreción posible, el sello distintivo de la familia.

En la historia de Bestinver, la familia Entrecanales quiso que el destino cruzara en su camino a un joven sin experiencia con 26 años llamado Francisco García Paramés como analista de inversiones. El buen ojo de José Ignacio Benjumea, fundador y primer consejero delegado de la gestora (1987-1991), y la salida gradual de parte de la cúpula brindaron la oportunidad de gestionar al recién llegado. “Había demasiado pantalón corto y pocas canas”, pero José María Entrecanales dejó que aquel joven atrevido debutara como inversor del pequeño patrimonio dedicado a renta variable, ya que el grueso de las inversiones de la oficina, además de la pata de 'brokerage', era en nuevos negocios.

Tras más de 30 años como filial de Acciona (y cuatro grandes crisis económicas por el camino), José Manuel quiso reiterar y renovar su (“nuestro”) compromiso con Bestinver en la intervención del otro día, aprovechando a su vez para arropar al nuevo consejero delegado, Enrique Pérez-Pla, un veterano del sector (y con canas) que se incorpora al proyecto tras la venta de su firma de asesoramiento Fidentiis a la propia Bestinver por casi 30 millones de euros (10 en 'cash' y 20 en acciones, equivalentes al 3% de la gestora) en el verano de 2019, pero sin ninguna consideración para el equipo saliente, que ha facilitado una transición ejemplar tras más de un año de cohabitación con sus sustitutos.

placeholder Mark Giacopazzi, Enrique Pérez-Pla y Beltrán de la Lastra, de Bestinver.
Mark Giacopazzi, Enrique Pérez-Pla y Beltrán de la Lastra, de Bestinver.

"Lealtad, dedicación, esfuerzo, sacrificio, respeto, afecto…" Todos los atributos que Entrecanales empleó para referirse a la relación entre Acciona y Bestinver podrían usarse para describir el comportamiento de Beltrán de la Lastra y Gustavo Trillo durante los cinco años que llevaron el timón de la gestora, cogiendo el testigo tras la tormentosa salida de Paramés. Su trabajo durante ese periodo, más allá de los casi 50 millones de euros de beneficio anuales, les hizo ganarse con el tiempo el respeto del propio Paco. Sin embargo, para los dueños de la gestora no encajaban en los planes de cambio y su único reconocimiento ha sido un finiquito extraordinario para no irse a un competidor.

Con el tiempo y cierta perspectiva, las piezas encajan. La cara de funeral con la que Beltrán de la Lastra posó en marzo de este año para escenificar el nuevo organigrama iba seis meses por delante, un semblante muy similar al vivido el verano anterior, cuando la operación diseñada a sus espaldas devino colapso físico, con baja de por medio tras una crisis de vértigos incluida. Fue consciente de que su salida y la de su núcleo duro, Trillo y el gestor Ricardo Cañete, sería cuestión de tiempo, en concreto, el necesario para que la propiedad completara la terna de sustitutos, en este caso, Tomás Pintó y Rafael Amil. Para la nueva etapa, como dijo Entrecanales, nuevo equipo, más allá de la gestión activa.

Más que dar explicaciones, el presidente de Acciona aprovechó su intervención del otro día para sacar pecho. Primero, lo hizo para recordar que la familia ha estado siempre al quite cuando Bestinver lo ha necesitado, en clara alusión a los reembolsos tras la crisis de 2008. Y luego, para constatar que su voluntad de cambiar el modelo, “para ser menos dependiente de los gestores estrella” (Paramés ganó durante varios años más salario que el propio José Manuel), es ya una realidad. El reto ahora es evolucionar una historia de éxito (1.000 euros de 1987 serían ahora 28.000) en otro proyecto líder. Los nuevos gestores están alineados para que así sea, aunque no es garantía de que la historia se repita.

Hace algo más de un mes, José Manuel Entrecanales dio la cara ante los clientes de Bestinver para presentar en sociedad el nuevo equipo directivo de la gestora. El tercer cambio de 'management' en seis años y la actual coyuntura bien merecían una explicación, y el principal accionista y presidente de Acciona consideró oportuno darla en un foro donde históricamente no ha participado. Se realizó mediante conferencia telemática, por aquello de los protocolos sanitarios, desde su oficina de La Moraleja, y en casi 10 minutos de intervención tuvo tiempo para explicar el cambio de modelo de su filial y, por el camino, ajustar alguna cuenta pendiente de manera muy fina.

Bestinver Familia Entrecanales José Manuel Entrecanales Juan Abelló Torreal Rafael del Pino Family Office Beltrán de la Lastra Francisco García Paramés Fidentiis