El mes de julio prorroga la crisis del mercado automovilístico

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en el mes de julio se cerrarán en torno a las 120.000 unidades, lo que supondría una reducción del 28

Foto: El mes de julio prorroga la crisis del mercado automovilístico
El mes de julio prorroga la crisis del mercado automovilístico

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en el mes de julio se cerrarán en torno a las 120.000 unidades, lo que supondría una reducción del 28 por ciento sobre las 167.500 que se registraron en el mismo mes del año pasado.

Según informaron hoy a EFE fuentes del sector, hasta ayer, día 30 de julio, se habían matriculado en España 108.327 turismos y todoterrenos, frente a las 152.054 unidades de los mismos segmentos contabilizados el mismo día de 2007, lo que suponen un descenso del 28,7%.

Las mismas fuentes situaron el mejor registro de matriculaciones, hoy, último día del mes, en unas 12.000 unidades (en torno a 15.000 se contabilizaron el mismo último día de julio del año pasado), lo que llevaría a ese entorno de las 120.000 unidades como cifra de cierre.

El problema radica en que desde el sector de la distribución, la patronal Faconauto ha criticado la política de fabricantes e importadores de obligar a los concesionarios a las automatriculaciones.

Esta práctica, según Faconauto, estrangula sus márgenes comerciales ante el fuerte stock de producto que padecen y que ha supuesto pasar de una presencia en comercio del coche de 55 a 110 días, y, con ello, elevar los costes de este inmovilizado en 900 millones de euros.

Por segmentos, las matriculaciones hasta ayer registraban 100.115 turismos, un 27,9% menos que los 138.893 contabilizados el mismo día del año pasado.

La situación se agrava aún más en los todoterrenos, pues a las 8.212 unidades matriculadas hasta ayer, se contraponen las 13.161 de la misma fecha de 2007, es decir un 37,6% menos.

Una cifra de 120.000 unidades en el mes de julio, tradicionalmente el de mayor volumen de todo el año, significaría equiparar este mes a los registros de marzo y abril de este año, meses intermedios en cuanto a volumen de demanda y que todavía, aunque con descensos, no arrojaban los fuertes índice de mayo, junio y julio.

En una comparativa como la del año pasado, que cerró con 1.514.835 matriculaciones, la velocidad de crucero del mercado español para muchos expertos, el dato de julio de este año sería equiparable al de un mes de enero, febrero o noviembre, meses de baja intensidad en matriculaciones.

En la comparativa de julio de los últimos años están las 177.715 matriculaciones del mismo mes en 2004 (récord histórico mensual), las 171.767 de 2005 y las 167.500 de 2006 y de 2007, sin perder de vista las 170.420 de 2003 o las 160.100 de 2002.

En términos de acumulado anual, los siete primeros meses del actual ejercicio cerrarían con 822.368 unidades (se rompería una tendencia de cuatro años consecutivos por encima del millón en este periodo), frente al 1.019.386 de enero-julio de 2007.

Esta comparativa de acumulados anuales, aparte de los casi 200.000 vehículos menos contabilizados, supone en términos relativos un retroceso del 19,3%, casi coincidente con las últimas previsiones de caída de mercado para el ejercicio completo.

El bimestre junio-julio es el más dinámico del año, hasta el punto de que absorbe en torno a un 20% de las matriculaciones anuales.

En este año, el acumulado de estos dos meses se puede situar sobre unas 235.000 unidades que, en comparación con las 333.644 del mismo periodo de 2007 (casi 100.000 unidades menos), implican un retroceso del 29,5%, casi diez puntos porcentuales por encima del 20% de la última previsión de cierre anual de los fabricantes.

Fondos de inversión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios