Prisa venderá el 20% de Santillana y emitirá bonos convertibles
  1. Mercados
  2. Finanzas personales
CAPTARÁ 500 MILLONES DE EUROS CON AMBAS OPERACIONES

Prisa venderá el 20% de Santillana y emitirá bonos convertibles

Las dudas del grupo Prisa sobre las medidas a adoptar para reducir una deuda que ronda los 5.200 millones de euros –más de cuatro veces sus

placeholder Foto: Prisa venderá el 20% de Santillana y emitirá bonos convertibles
Prisa venderá el 20% de Santillana y emitirá bonos convertibles

Las dudas del grupo Prisa sobre las medidas a adoptar para reducir una deuda que ronda los 5.200 millones de euros –más de cuatro veces sus recursos propios- han quedado atrás. El grupo de comunicación y entretenimiento meterá un socio financiero en Santillana, la pata editorial de Prisa, al que cederá entre un 20% y un 25% del capital, y realizará una emisión de bonos convertibles en acciones, dos iniciativas con las que espera ingresar los 500 millones de euros anunciados por el consejero delegado, Juan Luis Cebrián, con ocasión de la firma del acuerdo de refinanciación de parte de la deuda (1.950 millones).

Un socio en Santillana; una emisión de convertibles y, naturalmente, la venta de Digital Plus, la parte del león del programa de saneamiento financiero del grupo. En los últimos meses, Prisa ha recibido ofertas de fondos de private equity y de la banca de negocios para tomar una participación como socios financieros en la propia cabecera del grupo o en algunas de sus filiales. De hecho, y tal como informó este diario, el acuerdo con Goldman Sachs Private Equity para su entrada en Grupo Prisa estuvo prácticamente hecho, sin que se conozcan los motivos por los que el deal se rompió. En el mercado corre el rumor de que ambas partes han terminado “bastante mal”, sin que se sepa exactamente por qué.

El objetivo está ahora centrado en la venta de un porcentaje de Santillana, que nunca sería superior al 25% para poder seguir beneficiándose de la consolidación fiscal. De acuerdo con las fuentes, hay conversaciones muy avanzadas con un par de fondos norteamericanos –los dirigentes de uno de ellos estuvieron la semana pasada en Madrid-, hasta el punto de que el acuerdo podría anunciarse en breve. Un reciente informe de Deutsche Bank fija el valor de la editorial en 850 millones de euros, aunque fuentes del mercado estiman que la cifra podría elevarse a los 1.000 millones, de modo que Prisa podría ingresar entre 200 y 250 millones de euros, por la venta de un paquete comprendido entre el 20% y el 25% de Santillana.

Una operación idéntica

Con esta operación Prisa repetiría la efectuada en su día con Unión Radio. En diciembre pasado, el fondo británico de capital riesgo 3i adquirió el 16,2% -ampliable en una segunda fase al 20%- de las acciones de Unión Radio (hasta ese momento 80% Grupo Prisa; 20% Grupo Godó), propietaria de la Cadena Ser y del Grupo Latino de Radio, por un importe inicial de 225 millones de euros, en una operación realizada mediante la compra de acciones y una ampliación de capital.

Una iniciativa complementaria a la anterior es la colocación en el mercado de una emisión de bonos convertibles en acciones, con la prima consiguiente y con plazo de vencimiento a tres años. También aquí el grupo ha recibido propuestas varias de la banca de negocios, sin que quepa descartar un anuncio más o menos inminente. Es verdad que las vacaciones están encima, pero las urgencias de Prisa, forzada por la banca acreedora a reducir su deuda por debajo de 4,5 veces Ebitda antes del próximo 31 de marzo, invita a pensar que mucha gente importante va a tener que trabajar este año en pleno agosto.

Con ambas operaciones Prisa captaría en torno a los 500 millones de euros a los que se refirió Cebrián el viernes 18 de julio, con motivo de la firma del convenio de refinanciación de parte de la deuda con la banca acreedora. De acuerdo con la nota oficial emitida entonces, esa cifra sería destinada a “amortizar deuda, en coherencia con los planes de la compañía”.

La parte del león, sin embargo, de esa amortización descansa sobre la venta del negocio de la televisión de pago Digital Plus, porque, como aseguraba a este diario una fuente bancaria, “no arreglas nada levantando cientos de millones cuando el problema es de miles de millones”. El problema sigue radicado en las elevadas pretensiones mostradas por Prisa, aunque su consejero delegado ya ha rebajado la cifra inicial manejada hasta los 2.500 millones de euros, una cantidad que sigue pareciendo disparatada a los potenciales compradores.