Es noticia
Menú
Femen desde dentro: el documental de la desobediencia
  1. España
  2. Madrid

Femen desde dentro: el documental de la desobediencia

Las activistas de Femen España presentan un largometraje en el que, por primera vez, se prestan a mostrar cómo se preparan, en qué consisten sus acciones y cómo conviven

Foto: Fotograma del documental de Femen.
Fotograma del documental de Femen.

Lo tiene claro: “Aquí está el metro y al lado la calle que lleva a Moncloa. Lo vamos a hacer en el arco, entonces es mejor no llegar por la calle del metro porque, si no, nos van a ver”. Lara Alcázar, de 29 años, fundadora y líder de Femen en España, dibuja un pequeño mapa de la zona en una pizarra para que las activistas que van a participar en la acción sepan lo que tienen que hacer.

Es marzo y están preparando una acción en el Arco de la Victoria contra un homenaje franquista. Así empieza el documental Desobedientes, la historia de Femen en España que se va a estrenar en Madrid el próximo 21 de diciembre a las 20.00 en la Sala Mirador. A él ha tenido acceso en exclusiva El Confidencial.

placeholder Fotografía del documental de Femen España.
Fotografía del documental de Femen España.

Es la primera vez en la historia del colectivo en España que este se muestra desde dentro. Rodado por las propias activistas, la película enseña cómo preparan los entrenamientos, cómo hacen sus acciones y cómo conviven. Desde que Alcázar fundó la rama de Femen en España hace nueve años, el movimiento ha evolucionado mucho. Lo que empezó como un simple correo a Inna Shevshenko, una integrante de Femen Ucrania que ahora vive en París como asilada política, ahora es un grupo que ha irrumpido en la sociedad española en busca de cambios. Para ello, usan su cuerpo como arma política.

Durante dos años, desde 2019, la activista y cinematógrafa Reichel Navarrete, de 27 años, ha registrado en video todas sus protestas y la forma en la que han preparado todas sus acciones. Entre ellas, una de las más mediáticas sin duda fue durante el pasado 20N en la plaza del Oriente. Durante el acto, que sirvió de homenaje al dictador Francisco Franco, un grupo de fascistas las agredió. Como respuesta, la policía optó por detenerlas a ellas.

placeholder Pancarta activista.
Pancarta activista.

También han quedado registradas sus protestas a favor del derecho aborto frente de la Clínica Dator y contra el partido de extrema derecha Vox en las últimas elecciones en la Comunidad de Madrid.

La idea del documental rondaba la mente de Alcázar desde hace algún tiempo. No fue, sin embargo, hasta hace cuatro años, cuando entró Navarrete al grupo, que este se empezó a fraguar de verdad. Los comienzos fueron duros: sin apoyo externo ni presupuesto, solo contaban con la ilusión de poder sacarlo adelante a fuerza de ilusión y de trabajo, mucho trabajo. Al fin y al cabo, tenían lo más importante: la historia.

“Es la primera vez que se enseña esto, y creemos que es muy valioso porque muestra una faceta de Femen en España que se extiende mucho más allá de las acciones. Hablamos de nuestro trabajo diario”, afirma Alcázar.

Femen lanzan a la pantalla grande con el objetivo de reafirmar su activismo en España

Sin filtros, sin tomas falsas y sin poses, las Femen se lanzan a la pantalla grande con el objetivo de reafirmar su activismo en España y captar a nuevas activistas. “Hemos querido mostrar una cara mucho más cotidiana, humana e íntima”, explica Navarrete.

Sacar a la luz la forma en la que opera el movimiento ha hecho que se le ponga cara y nombre propio a activistas que muchas veces solo se reconocen por su forma de protesta, siempre con el torso descubierto. La realidad es que hay mucho más detrás de cada acción. Femen se entrena todas las semanas en el sextremismo, el uso del cuerpo como arma política. Para esto, las activistas intercalan entrenamientos físicos con indicaciones de cómo encarar las protestas. Un grito o una postura se puede llegar a ensayar una docena de veces: “Al fascismo, ni honor ni gloria”, se les escucha gritar. “Esto no es una marcha estatal, es una acción”, dice Lara Alcázar.

placeholder Lara Alcázar y Reichel Navarrete. (Femen España)
Lara Alcázar y Reichel Navarrete. (Femen España)

Ana, una de las activistas que aparece en el documental, se unió a Femen después de la pandemia. Durante las semanas de confinamiento, pensó sobre ella, sobre su vida y, finalmente, se sintió preparada para entrar. “No me gustaba tener unos ideales muy fuertes sobre la defensa de los derechos de las mujeres pero, al final, decidí ayudar desde Femen”, cuenta. Por su parte, Elena, otro miembro de la organización, explica que el activismo no se puede quedar en las redes sociales: “Tomar acción y hacerlo con compañeras que tienen tu misma ideología y que están contigo antes y después de una acción crea un espacio cómodo y seguro en donde crecer”.

Después de una acción siempre hay consecuencias a nivel legal y psicológico “Es una parte a la que no solemos dar demasiada importancia, porque queremos centrar todo el impacto en las acciones, pero eso no significa que no exista”, afirma Alcázar.

placeholder Cartel del documental. (Asphalt Witch)
Cartel del documental. (Asphalt Witch)

En el documental hay espacio para todo, incluso para explicar cómo se financian. Aunque la gente muchas veces no repara demasiado en ello, una de las consecuencias más recurrentes en todas y cada una de sus acciones son las multas. En 2019, por ejemplo, fueron condenadas por profanación religiosa tras una acción por la reforma de la Ley del Aborto llevada a cabo en la catedral de La Almudena. La sentencia entendía que habían realizado “actos físicos directos sobre el elemento representativo de la religión católica como es la cruz”. Tuvieron que pagar 3.000 euros.

El largometraje permite aterrizar a sus espectadores en la cotidianeidad del movimiento

Para hacer frente al pago de este tipo de sentencias sin arruinarse en el intento, el colectivo pone a la venta cada año su icónico calendario, así como camisetas y sus simbólicas coronas de flores. También admiten donaciones de seguidores. “Buscamos cambiar el mundo sin permiso, retando radicalmente la mentalidad sexista y patriarcal, y esto tiene un precio”, explican.

El largometraje, de 52 minutos, permite aterrizar a sus espectadores en esa parte más cotidiana dentro del movimiento. Esto ha sido una de las mayores enseñanzas que le ha dejado a Navarrete hacer este documental: “Darme cuenta del peso del grupo y de la trascendencia de lo que significa formar parte de Femen como agente social de cambio. Es un orgullo”.

“Es importante este material porque hará parte de la historia y hemeroteca del movimiento en Europa”, señala Alcázar

Este documental, subraya además Alcázar, quedará además como una fuente de información sobre su trayectoria para las generaciones futuras: “Es importante este material porque hará parte de la historia y hemeroteca del movimiento en Europa”.

Para ella, lo más relevante de este trabajo es poder llegar a inspirar a la gente: “Da igual que no seas Femen, lo importante es que hay que hacer cosas, hay que moverse, y cuando uno cree que algo es injusto, hay que salir y posicionarse”.

***Las entradas para el estreno del documental de Femen en la Sala Mirador el próximo martes 21 de diciembre a las 20.00 cuestan ocho euros y se pueden adquirir aquí.

Lo tiene claro: “Aquí está el metro y al lado la calle que lleva a Moncloa. Lo vamos a hacer en el arco, entonces es mejor no llegar por la calle del metro porque, si no, nos van a ver”. Lara Alcázar, de 29 años, fundadora y líder de Femen en España, dibuja un pequeño mapa de la zona en una pizarra para que las activistas que van a participar en la acción sepan lo que tienen que hacer.

Feminismo Madrid