Es noticia
Menú
Diáfana, interconectada y con 1.100 árboles: Almeida inaugura la nueva Plaza España
  1. España
  2. Madrid
dos años y medio de obras

Diáfana, interconectada y con 1.100 árboles: Almeida inaugura la nueva Plaza España

"Actuaciones tan emblemáticas como esta nos deberían llenar de orgullo con independencia de qué pensemos o a quién hayamos votado en las elecciones"

Foto: Nueva Plaza de España de Madrid
Nueva Plaza de España de Madrid

Si usted desea caminar desde el Templo de Debod al Palacio Real evitando pasos de cebra y cientos de coches interrumpiendo el tráfico a hora punta, podrá hacerlo atravesando la nueva Plaza de España de Madrid. Una superficie de 70.000 metros cuadrados renovada tras más de dos años en obras y que era una construcción necesaria que “nos va a permitir seguir diseñando una ciudad del siglo XXI con las exigencias de calidad de vida y bienestar que los ciudadanos madrileños nos reclaman”.

Así lo ha definido el alcalde de la ciudad de Madrid, José Luis Martínez Almeida, en la presentación del esperado proyecto en la mañana de un lunes sombrío al que la lluvia ha decidido dar tregua: “Recogimos el testigo del Gobierno de Carmena” demostrando la capacidad de llevar a cabo “una continuidad institucional para acometer proyectos tan importantes para esta ciudad sin mirar quien es mejor o peor”. La vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha hecho un público ejercicio de memoria recordando que “esta inauguración me hace especial ilusión no solo como política, sino como vecina. Me habría gustado tener este espacio cuando era una niña”. Por su parte, la delegada del Área de Obras y Equipamientos del Ayuntamiento, Paloma García Romero, ha agradecido "a los vecinos y hosteleros su paciencia" por la complejidad de la obra.

El proyecto, que se aprobó en 2017 con el mandato de Manuela Carmena tras el fallido intento de Ana Botella de llevar a cabo reformas en la zona en 2013, culmina ahora con José Luis Martínez-Almeida como alcalde de la capital. La ambición de la iniciativa era evidente: construir un espacio de tal forma que los espacios verdes estuvieran interconectados. En el proceso se sucedió un confinamiento, una nevada como Filomena y un hallazgo arqueológico del XVI y XVII. “Tuvimos que cambiar la forma de construir el túnel para mantener los vestigios”, ha declarado la delegada en la inauguración de la plaza.

Origen del proyecto

El diseño arquitectónico corre a cargo de Fernando Porras-Isla y Lorenzo Fernández-Ordoñez, también creadores del emblemático parque Madrid Río. El arquitecto Gonzalo Pardo, propietario del estudio Gon Architects, ha declarado a El Confidencial que “es una intervención urbanística bárbara. Era algo necesario para Madrid. En cuanto a los túneles, pienso en la polémica que hubo en torno a soterrar la M30 en su día y ahora tenemos un Madrid Río estupendo. Lo mismo ocurre con Plaza España, disponer de espacios más verdes y peatonales en una ciudad de Madrid era ya una cuestión de necesidad”. El alcalde ha reiterado que “el mejor reconocimiento que pueden tener estos profesionales es la gratitud de todos los madrileños por el trabajo que han desarrollado”.

placeholder Café de Cervantes
Café de Cervantes

El nombre inicial de la iniciativa, “Welcome mother nature”, ha llamado la atención de quienes paseaban por primera vez sobre la plaza que no ha sido de agrado para todos: “Parece una pista de patinaje. Lo que no entiendo es que lo llamasen ‘mother nature’ y haya menos zonas verdes que antes. Solo veo cemento”, explica un visitante madrileño. Pero la naturaleza lleva tiempo y los árboles no crecen de la noche a la mañana: “Cuando inauguras un proyecto con vegetación, el resultado final real se aprecia con los años, cuando toda la vegetación plantada ha empezado realmente a dar sus frutos”. La plaza cuenta con más de 1100 nuevos árboles plantados y un alumbrado de alta eficiencia energética.

Entre los curiosos que se han acercado a este primer encuentro destacaban los turistas y los madrileños acérrimos. Un joven mexicano confiesa a este medio que "yo no conocí la plaza anterior pero esta me recuerda a Nueva York". Los detractores son pocos: "Soy madrileño de pura cepa y me parece que esta plaza se merecía algo como lo que se ha construido. Puede convertirse en un referente mundial como lo es la Torre Eiffel de Madrid y en diez años no tendrá nada que ver con lo que vemos ahora porque estará llena de vegetación".

La ballena

La futura cafetería-restaurante Cervantes es objeto de disputa. La ovalada figura, de color verde y que, en palabras del alcalde, estará cubierta de vegetación, ha sido apodada como 'la ballena'. El espacio, de 250 metros cuadrados, ya tiene fieles defensores: "La figura nos puede chocar, pero el término de 'la ballena' me parece muy acertado. Tenemos que fijarnos en su simbología. La contaminación de los mares no está solo en los mares, empieza aquí en Madrid...es una forma de tomar conciencia", declara un vecino del barrio que se ha acercado a la nueva plaza.

placeholder Bancos continuos.
Bancos continuos.

Una característica llamativa es la disposición de los bancos. Frente a la abundancia de la arquitectura hostil de Madrid, el experto Gonzalo Pardo alega que "es una gran apuesta para que cada uno se siente o se tumbe como le plazca. Considero que las edificaciones 'anti homeless' son innecesarias y para nada acertadas".

Si usted desea caminar desde el Templo de Debod al Palacio Real evitando pasos de cebra y cientos de coches interrumpiendo el tráfico a hora punta, podrá hacerlo atravesando la nueva Plaza de España de Madrid. Una superficie de 70.000 metros cuadrados renovada tras más de dos años en obras y que era una construcción necesaria que “nos va a permitir seguir diseñando una ciudad del siglo XXI con las exigencias de calidad de vida y bienestar que los ciudadanos madrileños nos reclaman”.

Ayuntamiento de Madrid Manuela Carmena Begoña Villacís Lluvia Reformas