"Sinceramente, estoy indignado". La carta de un director contra el cierre de coles en Madrid
  1. España
  2. Madrid
Nieva sobre mojado

"Sinceramente, estoy indignado". La carta de un director contra el cierre de coles en Madrid

Cuando colegios y familias quieren abrir… y no les dejan. La ampliación del cierre escolar agota la paciencia de la comunidad educativa

placeholder Foto: Personal de limpieza junto a padres y madres retirando nieve en un colegio. (EFE)
Personal de limpieza junto a padres y madres retirando nieve en un colegio. (EFE)

Ceremonia de la confusión. En la mañana de ayer, miles de familias madrileñas comenzaron a recibir 'mails' de los colegios de sus hijos. "Tras las inspecciones realizadas por el Ayuntamiento, no se han detectado daños que impidan la utilización del centro. Las clases darán comienzo el lunes 18 de enero", escribió la dirección de un colegio del distrito Centro de Madrid.

Pero el alivio en muchos hogares, tras las Navidades infantiles más prolongadas de la historia, duró poco: la CAM envío luego una nota ampliando el cierre de colegios por la nevada: "La Comunidad de Madrid ha aplazado la apertura de los centros educativos, prevista para este lunes, hasta el próximo miércoles, 20 de enero, ante la solicitud mayoritaria de los ayuntamientos por los numerosos problemas de accesibilidad a los mismos. Hasta el día de ayer, de los 2.557 centros públicos y concertados de la región, en 1.474 había problemas en los accesos... La CAM continuará trabajando intensamente durante el fin de semana y días posteriores para garantizar la vuelta segura a las aulas, comprobando la situación de los centros educativos para confirmar que no tienen problemas que puedan afectar a la seguridad".

Es decir, la CAM admitía implícitamente que más de 1.000 colegios estaban listos para abrir… y quizá no tanto porque la Administración hubiera trabajado "intensamente" para ello, sino por las brigadas de limpieza familiares movilizadas por las AMPA y los coles para poder abrir este lunes. En vano.

Han sido muchas horas de esfuerzo y muchos quebraderos de cabeza para nada

Al poco de conocerse el nuevo cierre, el director de un colegio de un barrio de Madrid (que no podemos citar por su nombre) envió el siguiente 'mail' a su comunidad educativa: "Hola familias. Os enviaré fotos después del inmenso trabajo realizado. Empezaron las familias, y después de mucha presión hemos conseguido que una cuadrilla de operarios habiliten caminos de entrada y funcionalidad. Se arregló la calefacción y se hizo limpieza en profundidad. Estamos de acuerdo en que los patios están inhábiles (como en un día de lluvia). Pero habíamos conseguido que se pudiese tener acceso al colegio y el interior estuviese confortable para recibir a nuestras niñas y niños. Sinceramente, estoy indignado. Han sido muchas horas de esfuerzo y muchos quebraderos de cabeza para nada. Esta mañana hablé con la Dirección General de Infraestructuras de la Comunidad de Madrid para dar el informe del centro. Comuniqué la situación, no ideal, pero segura y útil. Me dijeron que era 'correcto' y que el lunes casi seguro podríamos abrir. Una hora después saltó la noticia en TV. Siento estos comentarios, pero me parece justo saber la verdad y reconocer el esfuerzo de muchas personas voluntarias. Un saludo cordial y besos a las niñas/os. Tenemos muchas ganas de encontrarnos y mirarnos a los ojos".

Una indignación que parece representar ahora mismo a mucha gente.

El gran cabreo

Habla Eugenia Monroy, madre y profesora de secundaria en Madrid: "El nuevo cierre me ha enfadado mucho, porque los coles han trabajado duro para poder abrir. Hay colegios que no pueden abrir, en efecto, porque han caído árboles o no les funciona la calefacción, entre otras cosas por el abandono crónico de las infraestructuras. Lo que no se entiende es que haya coles que sí quieran y puedan abrir (y tengan el informe técnico para poder hacerlo) y no lo vayan a hacer. Cerrar todos los colegios no está justificado. Todo aquel cole que puede abrir, debería abrir. No es ya la conciliación, es que la educación es un servicio esencial; dejar a los chavales sin clase es desescolarizar en la práctica, sobre todo a los más desfavorecidos, que pierden un lugar fundamental de acompañamiento y socialización".

El nuevo cierre me ha enfadado mucho, porque los coles han trabajado duro para poder abrir. Cerrar todos los colegios no está justificado


"En lugar de hacer un estudio exhaustivo de qué coles se podían abrir el lunes y cuáles no, mandan a cientos de miles de niños a sus casas. Llevan toda la semana dando instrucciones contradictorias. Hace dos días el colegio nos pidió ir a limpiar, ante la inacción de la CAM, y después de la paliza que se metieron algunos a limpiar ahora resulta que no abren. No tienen ninguna consideración por la educación. Les da igual. Es como si no fuera ya importante. Como el cierre de parques infantiles durante la pandemia: medidas que se toman a la ligera", cuenta una madre de dos hijos del AMPA del colegio Lourdes que prefiere no dar su nombre.

"Igual que se hizo con los hospitales tras la nevada, debería haberse priorizado abrir los accesos a los colegios, pero no se ha hecho, hasta el punto de que se tardó una semana en contratar a una empresa para limpiar los coles. No se entiende. Es el abandono de la educación. Los centros comerciales y los bares están abiertos, y los institutos no, nadie sabe por qué. La gente está muy cabreada", añade Eugenia Monroy.

Confusión 'online'

La Comunidad de Madrid insistió ayer en que el cierre de coles no es igual a paralización de la educación. "Los centros docentes de la región seguirán impartiendo de forma telemática las clases, de acuerdo con la etapa educativa de los alumnos y según la organización de cada centro. Para ello, la Comunidad de Madrid cuenta con la experiencia en materia educativa a distancia de los últimos meses por la situación sanitaria causada por la pandemia y con una plataforma educativa, como es EducaMadrid, que en los últimos meses ha sido mejorada de manera sustancial con la introducción de importantes mejoras", según el comunicado de la CAM.

El problema no es que los coles estén cerrados dos días, sino que la teleeducación es de coña


Pero la hartura ha llegado ya también a la teleeducación. "La teledocencia no es un proceso de aprendizaje válido ahora mismo. La plataforma 'online' de la CAM no funciona bien porque no se ha invertido lo suficiente. Todos los días nos tenemos que pegar con la plataforma. Nos están vendiendo que la educación 'online' equivale a la presencial y no es así", razona Eugenia Monroy en su doble condición de profesora y madre.

"El problema no es que los coles estén cerrados dos días más o menos, sino que la teleeducación es de coña: familias con dos o tres videoconferencias al día, haciendo deberes entre conexión y conexión, con padres/madres monitorizando a varios niños a la vez mientras teletrabajan (en el mejor de los casos y suponiendo que no estén en la oficina). Es un despropósito absoluto. Una falta total de empatía con las familias. Una desconexión bestial de la política con la realidad, por eso está todo el mundo tan achicharrado", añade la madre del Lourdes.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), escucha al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. (EFE)


Sobre el papel, dos días más sin cole no deberían generar tanta irritación, pero el anuncio de la CAM ha sonado en algunas cabezas a punto de inflexión más allá del hartazgo, a cuando algo hace clic y solo quieres gritar. El chiste que explica el cabreo se hace solo: nieva sobre mojado. En los últimos diez meses, los colegios madrileños han estado abiertos apenas tres. Primero vino el confinamiento, que aunque acabó con el curso en marcha se empalmó con el veraneo. Las clases empezaron más tarde por la segunda ola del covid, y ahora se ha enlazado la Navidad con el cierre por nieve. Si las clases se reanudan el próximo miércoles, que está por ver, los colegios madrileños habrán estado cerrados un mes en Navidad, aunque el resto de trabajos no se hayan detenido. ¿La gota que colma el vaso?

Ayer empezó a circular una convocatoria de las familias de escuelas públicas de Vallecas: "Ni Filomena ni Filemón. Es por la mala gestión. Ni un día más sin centro escolar. Los centros educativos públicos son servicio esencial. La escolarización presencial es un derecho básico. Si el lunes los coles no están preparados para la reapertura acude a tu junta municipal a presentar una queja". También circuló un meme con el siguiente texto: "Comunicado de la Comunidad de Madrid: BUSCAOS LA VIDA".

Colegios Madrid