cómo comenzó su aventura en suDamérica

Así empezó el 'chollo' del Canal de Isabel II: Gallardón pagó 83M por lo que costó 8

La Comunidad de Madrid compró en el año 2001 Inassa, la matriz del Canal en Sudamérica, por 10 veces más de lo que habían pagado los vendedores un año antes

Foto: Fotografía de archivo de Ignacio González y Alberto Ruiz-Gallardón. (EFE)
Fotografía de archivo de Ignacio González y Alberto Ruiz-Gallardón. (EFE)

La Audiencia Nacional ya investiga la sospechosa compra que Inassa, la filial sudamericana del Canal de Isabel II, realizó en el año 2013 para adquirir el 75% de la sociedad brasileña Emissao Engenharia e Construçoes, SA Ltda. Fue la última de las grandes operaciones que el Canal, que depende al 100% de la Comunidad de Madrid, hizo al otro lado del Atlántico. El colofón de una serie de aventuras empresariales que el mayor ente público de la región ha protagonizado en los últimos 15 años buscando negocio en América del Sur. Un colofón que ha acabado en los tribunales por las irregularidades detectadas: el alto precio de la compra (se pagaron 21,4 millones de euros cuando Emissao valía cuatro veces menos un año después), la forma de pago (transfiriendo gran parte del dinero a una cuenta en la sucursal suiza del Royal Bank of Canada), y el uso de una firma instrumental uruguaya para canalizar la operación.

Pero si Emissao fue el último capítulo, el primero se escribió hace 16 años, cuando el Canal pagó 73 millones de dólares (entonces 83,6 millones de euros) por otra empresa que había costado un año antes poco más de siete millones de dólares (ocho millones de euros). Un auténtico pelotazo para los vendedores y una operación cuanto menos dudosa para los compradores. Hoy, el Canal no solo es protagonista de varias investigaciones en la Audiencia (la compra de Emissao y algunos contratos publicitarios en el caso Púnica), sino que está en el punto de mira de toda la oposición en la Asamblea de Madrid.

Pero ¿cómo se fraguó este primer pelotazo? Hay que remontarse mucho más en el tiempo. Inassa (Interamericana de Aguas y Servicios SA) existía desde 1996, cuando se creó en la ciudad de Barranquilla para llevar agua potable al municipio colombiano. El primer socio español de Inassa fue una empresa catalana, el Grupo Aguas de Barcelona (Agbar), que tenía el 51% de la compañía. Agbar decidió vender su participación en el año 2000. El negocio, al parecer, no era rentable. Los socios colombianos que tenían el otro 49% decidieron adquirir el resto de Inassa a través de la Sociedad de Aguas de América. La compra se efectuó por siete millones de dólares (ocho millones de euros de la época). Pero Inassa enseguida encontró nuevos socios e hizo el puente aéreo, de Barcelona a Madrid. Empezó a negociar con el Gobierno regional, presidido entonces por Alberto Ruiz-Gallardón y con Carlos Mayor Oreja como presidente del Canal. Ambos decidieron que la Comunidad debía crear una sociedad vehículo, bautizada Canal Extensia, para comprar Inassa y empezar el desembarco madrileño en Colombia, puerta de acceso a otros futuros negocios en Sudamérica.

Pero en septiembre de 2001, tras un pequeña crisis de Gobierno, el Canal pasó a depender de la Consejería de Medio Ambiente, y la presidencia de la empresa pública pasó a manos de Pedro Calvo. El 14 de noviembre de ese año, el consejo de administración de Canal acordaba la creación de Canal Extensia, y un mes después, el 13 de diciembre, Canal Extensia compraba el 75% de Inassa por 73 millones de dólares (83,6 millones de euros), 10 veces más que lo que habían pagado un año antes los socios colombianos por el 49%. Canal Extensia pagó 10 millones de dólares ese mismo mes, 61,5 millones en febrero de 2002 y 1,5 millones en diciembre de 2002. No fue el único desembolso. Un mes antes, en octubre de 2002, el Canal realizó una ampliación de capital en Inassa por otros 13,7 millones de euros. Es decir, que la operación le costó a las arcas públicas madrileñas 97,3 millones de euros.

Carlos Mayor Oreja.
Carlos Mayor Oreja.

La compra de Inassa supuso para el Canal, una empresa puramente madrileña, la internacionalización de sus negocios. Inassa era titular en esos momentos del 60,4% de la Triple A de Barranquilla, que a su vez tenía participaciones en otras nueve compañías, y del 51% de Watco Dominicana, otra firma en República Dominicana. En 2003, el 'tamayazo' aupó a la presidencia de la Comunidad de Madrid a Esperanza Aguirre. Y con ella, su hombre fuerte en el Ejecutivo autonómico, el vicepresidente Ignacio González, pasó a ser también presidente del Canal.

Más compras y ampliaciones

Ya con Ignacio González, Canal Extensia siguió con las compras en Sudamérica. En 2005, compró otro 3% de Inassa que pertenecía a otra empresa española, Técnicas Valencianas del Agua (Tecvasa), pagando 600.000 dólares (unos 511.000 euros). Al año siguiente, en 2006, una nueva ampliación de capital hizo que Canal Extensia se hiciera con el 81,24% de Inassa, desembolsando otros 16,1 millones de euros. Poco después se adquirió la Triple A de Ecuador por un millón de euros. En 2006, Canal Extensia, a través de Inassa, también amplió su participación en la Triple A de Barranquilla abonando otros 15 millones de euros. Hoy tiene el 67,9%.

Como ya publicó El Confidencial, hoy en día el principal socio del Canal en Iberoamérica es una empresa 'offshore' creada en Panamá que tiene entre sus directivos testaferros profesionales que ocupan cargos en casi 300 sociedades. Si el Canal tiene el 81,24% de Inassa, el otro 18,76% es propiedad de Slasa (Sociedad Latinoamericana del Agua SA), creada en abril de 2001 en Panamá. Aunque Slasa pertenece realmente a tres empresarios colombianos: Luis Nicolella del Cano, Enrique Miguel Guerlain y Nelson Polo Carbonell. Dos de ellos, Guerlain y Polo, fueron los que en 2001 dieron el pelotazo vendiendo Inassa a la Comunidad de Madrid por 83 millones de euros.

No son las únicas amistades peligrosas del Canal al otro lado del charco. Al tener el 81% de Inassa, el Canal también tiene el 35,8% de las acciones de Metroagua SA ESP, otra firma colombiana que se encarga del abastecimiento y el alcantarillado de la capital del Departamento de Magdalena (445.000 habitantes). El ayuntamiento de la ciudad posee otro 28,1% de las acciones. Y tres empresas locales, otro 33%. Estas últimas pertenecen a William de Jesús Vélez Sierra, un destacado contratista colombiano investigado actualmente por la Fiscalía general de Colombia por vínculos con grupos paramilitares.

La compra brasileña

En 2013, ya con González de presidente de la Comunidad de Madrid y Salvador Victoria (imputado en el caso Púnica) como presidente del Canal, Inassa siguió adquiriendo empresas, en Colombia y en Brasil. En agosto de 2013, Inassa compró el 80% de ASAA Aguas de la Guajira por un millón de dólares. Luego llegaría la brasileña Emissao, la que está siendo investigada en la Audiencia Nacional tras la denuncia del Gobierno de Cristina Cifuentes, a la que se ha sumado otra reciente denuncia de los tres grupos de la oposición, PSOE, Podemos y Ciudadanos.

El exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid y expresidente del Canal Salvador Victoria.
El exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid y expresidente del Canal Salvador Victoria.

El nuevo Ejecutivo de Cifuentes está deshaciendo el camino andado por sus predecesores, presionado por los grupos de la oposición. El Canal quiere cerrar una docena de filiales en Sudamérica y ya destituyó el año pasado al expresidente de Inassa Edmundo Rodríguez Sobrino, después de que El Confidencial desvelara que aparecía en los papeles de Panamá con empresas 'offshore' en Hong Kong. Ramón Navarro Pereira, ex gerente general de la Triple A colombiana, también ha tenido que dejar la compañía después de que este diario publicara que dirige junto a su mujer la firma Quartsun Develop Inc, creada por Mossack Fonseca en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas.

Otro de los socios del Canal, Ángel Rondón Rijo, accionista de la Triple A Dominicana, también aparece en los papeles de Panamá. Montó una firma 'offshore' en Panamá utilizando las dos mismas sociedades instrumentales que sirvieron a su vez para crear la empresa que fue dueña del dúplex que hoy pertenece al expresidente regional Ignacio González, imputado por esta operación de compraventa en un juzgado de Estepona. Otra extraña operación.

Deshaciendo el imperio sudamericano

El Gobierno de Cifuentes ha iniciado "un periodo de reflexión" para decidir el futuro de las 21 sociedades en las que tiene participaciones al otro lado del Atlántico a través de Canal Extensia. Cinco de las 21 empresas se dedican a la gestión del ciclo integral del agua en Colombia, Ecuador y Brasil, abasteciendo a 3,16 millones de habitantes en 20 municipios de estos tres países. Estas cinco compañías constituyen el 75% del negocio del Canal en Latinoamérica. Solo en Barranquilla, Colombia, supone el 58% del negocio total.

Luego hay un segundo grupo de empresas que prestan apoyo a las otras cinco, en labores de asesoría y consultoría, ingeniería civil, explotación de plantas, obras e instalación de acometidas y contadores, abastecimientos y saneamiento. Están radicadas en Colombia, Panamá, República Dominicana y Brasil. En tercer lugar, el Canal tiene otras firmas dedicadas a tecnologías de la información, ingeniería, construcción y arquitectura en Colombia, Ecuador y Brasil. En cuarto y último lugar, se encuentran las empresas tenedoras de acciones, que actualmente están ubicadas en Colombia, República Dominicana, México, Ecuador, Venezuela y Uruguay.

De las 21 sociedades que hay, solo seis están participadas únicamente por el Canal de Isabel II. Son

-Soluciones Andinas, en Uruguay.
-Gestión Integral de Suministros (GIS), en Colombia.
-Triple A de Ecuador.
-América Tecnologías de la Información, en Colombia.
-R&T Resultados y Tecnología, en Colombia. 
-R&T, Panamá.

El resto sí cuentan con participaciones ajenas al Grupo Canal, empezando por la matriz en Sudamérica. Son:

-Inassa, en la que el Canal (a través de Canal Extensia) tiene un 81,24%.
-Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla, Triple A. Inassa posee un 82,16%; y Canal Extensia, otro 1,16%.
-Recaudos y Tributos. Inassa tiene un 94,12%.
-Metroagua, Acueducto Metropolitano de Santa Marta, en Colombia. Inassa tiene el 35,86%.
-ASAA, Avanzadas Soluciones de Acueducto y Alcantarillado, en Rioacha (Colombia). Inassa posee el 39%.
-Triple A Dominicana. Inassa tiene el 65%.
-Aguas de Samborondón Amagua, en Ecuador. Inassa tiene un 70%.
-Emissao, en Brasil. Participada en un 75% por la sociedad Soluciones Andinas de Agua (Uruguay), participada a su vez al 50% por Canal Extensia y por Inassa.
-Fontes da Serra Saneamento de Guapimirim. Participada en un 98% por Emissao.
-Watco Dominicana. Canal Extensia posee el 51%.
-Inamex, en México. Inassa posee el 98%.
-Mexaqua, en México. Inamex tiene el 70%.
-Triple A de Venezuela. Inassa posee el 99%.
-Inforesa, en República Dominicana. El 80% pertenece a la Triple A Dominicana.

El Canal ha decidido, de momento, cerrar una docena de ellas. Se trata de Gestión Integral de Suministros GIS (en proceso de cierre), R&T Panamá (liquidada), R&T República Dominicana (liquidada), Triple AAA Venezuela (en proceso), AAA Servicios de Venezuela Lassa (sucursal de Inassa en Venezuela), Watco Dominicana (en proceso), Inforesa (en proceso), Inamex (en proceso), Mexaqua (en proceso), AAA del Istmo en Panamá (liquidada), Inassa Costa Rica (liquidada) y Soluciones Andinas del Agua de Uruguay (en proceso). 

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
52 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios