por delitos de estafa, malversación y falsedad en imelsa

El 'yonqui del dinero', primer procesado por el festival de corrupción del PP de Valencia

El Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia procesa a Marcos Benavent por un delito de estafa, malversación y falsedad documental en Imelsa tras una denuncia de Hacienda

Foto: Marcos Benavent, en mayo de 2015, cuando se confesó yonqui del dinero. (EFE)
Marcos Benavent, en mayo de 2015, cuando se confesó "yonqui del dinero". (EFE)

El Juzgado de Instrucción Número 9 de Valencia ha decidido este jueves incoar un procedimiento abreviado por presuntos delitos de estafa, malversación de fondos públicos y falsedad documental contra Marcos Benavent por su gestión en Imelsa, la empresa pública dependiente de la Diputación de Valencia. El autodenominado 'yonqui del dinero', colaborador de la Fiscalía Anticorrupción cuyo testimonio fue clave en la llamada operación Taula contra la cúpula del Partido Popular en la provincia de Valencia y su presidente Alfonso Rus, se convierte así en el primer procesado por corrupción en el festival de casos y piezas que siguen abiertos en la Ciudad de la Justicia valenciana.

El encausamiento tiene su origen en una investigación iniciada por la Agencia Tributaria. En enero de 2014, remitió un requerimiento tanto a Imelsa como a la empresa de instalaciones eléctricas Proacti tras descubrir que esta mercantil —administrada por Vicente Calvo Navarro— había emitido tres facturas a finales de 2012 por importe de 60.445 euros por trabajos de iluminación no ejecutados en la localidad valenciana de Llutxent. Tras el requerimiento de la Delegación de Hacienda, en Valencia quedó en evidencia que no existía ningún soporte documental relativo al proyecto. Calvo admitió haber cobrado el dinero sin contraprestación alguna para la empresa pública y se comprometió a devolverlo a plazos, con entregas de 10.000 y 1.000 euros. El último pago de la deuda pactada se produjo en julio de este año, según recoge el auto judicial conocido este jueves.

La tesorera del PP, Carmen Navarro, esta semana tras declarar en la Ciudad de la Justicia de Valencia por la causa de blanqueo que salpica a su partido. (EFE)
La tesorera del PP, Carmen Navarro, esta semana tras declarar en la Ciudad de la Justicia de Valencia por la causa de blanqueo que salpica a su partido. (EFE)

La promesa de retorno de fondos no evitó que se iniciase una instrucción judicial por delitos de estafa, malversación y falsedad documental contra el empresario y contra el que entonces era gerente de Imelsa, Marcos Benavent. El auto señala que Benavent es el único reponsable de la empresa al que cabe procesar porque, como director general, tenía capacidad para ordenar los pagos inferiores a 50.000 euros (más IVA) sin necesidad de pasar por los procedimientos de control internos. "En el año 2012, en que se produce la operación, como aún hoy en día, con la mera presentación del presupuesto o la factura de las obras, se obtiene el pago de la obra sin contar con más limitaciones que las que el propio director gerente o el consejero delegado, con firma de la empresa, pueda imponer o considerar", señala el escrito judicial. Esta es la razón por la que el juez ha decidido archivar la investigación que tenía abierta contra José Enrique Montblanch, que era director financiero de Imelsa.

Marcos Benavent también figura como investigado en varias de las piezas abiertas por el Juzgado de Instrucción 18 de Valencia. Aquí se investiga la contratación por parte de la Diputación de Valencia cuando la presidía Alfonso Rus, la posible existencia de mordidas y sobornos en la adjudicación de obras en colegios por la empresa autonómica Ciegsa o la causa de blanqueo y delito electoral que salpica a casi todo el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia. En esta última pieza figuran como investigados el que fue número dos de Rita Barberá Alfonso Grau y la tesorera nacional de la formación de la gaviota, Carmen Navarro Fernández-Rodríguez. La gerente popular compareció ante el juez esta semana y dijo desconocer la existencia de las presuntas donaciones realizadas para encubrir fondos de procedencia opaca y la posible financiación irregular del partido en Valencia, al señalar que no era responsabilidad de Génova fiscalizar sus cuentas.

Ninguna de estas causas ha cerrado todavía la instrucción, por lo que Marcos Benavent, sobre cuyos testimonios se sustentan muchas de las diligencias pedidas por la Fiscalía Anticorrupción, será el primero del grupo de cargos populares implicados en la operación Taula en sentarse en el banquillo. Esto es así porque la causa por la estafa en Imelsa se inició con anterioridad en un juzgado distinto.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios