Es noticia
Menú
Scilingo, el represor argentino de los vuelos de la muerte, logra la libertad condicional
  1. España
Detenido en España en los noventa

Scilingo, el represor argentino de los vuelos de la muerte, logra la libertad condicional

La Audiencia Nacional, con el visto bueno de la Fiscalía, le otorga este beneficio al haber cumplido los 70 años de edad

Foto: Scilingo durante la lectura de su sentencia en la Audiencia Nacional en 2005. (EFE)
Scilingo durante la lectura de su sentencia en la Audiencia Nacional en 2005. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Audiencia Nacional ha concedido la libertad condicional al represor argentino detenido en España en los noventa, Adolfo Scilingo. Fue condenado por el Tribunal Supremo a 1.084 años de cárcel por los llamados vuelos de la muerte. Se trata de la estrategia que puso en marcha la dictadura militar de su país (1976-1983) para eliminar opositores al régimen. Consistía en secuestrarlos, administrarles sedantes y lanzarles al mar aún con vida desde aviones.

Según un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, el Juzgado central de Vigilancia Penitenciaria ha aceptado la propuesta elevada por el Centro de Inserción Social (CIS) Victoria Kent de Madrid del que dependía el exmilitar argentino desde enero de 2020 tras pasar más de dos décadas entre rejas. La Fiscalía no se opuso a su libertad condicional.

Foto: El ex dictador argentino Jorge Videla, en un furgón policial tras su detención en 1998 (Reuters)

Scilingo llegó a España en 1997, invitado por un programa de TVE para que confesase su participación en los vuelos de la muerte. Se adelantó el entonces juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que, tras tomarle declaración, ordenó su ingreso en prisión alegando que entre las víctimas del llamado Proceso de Reorganización Nacional había 600 españoles.

Tiene 74 años

La Audiencia Nacional fundamenta su concesión de libertad condicional en que Scilingo cumplió el 20 de enero de 2020 las tres cuartas partes de su condena y que tiene más de 70 años de edad. Nacido el 28 de julio de 1946, está cerca de cumplir los 74 años. Hasta ahora compaginaba su estancia en el CIS con su colaboración en una parroquía madrileña, requisito impuesto en su día para acceder a la semilibertad.

Pasó de admitir y dar detalles sobre los vuelos de la muerte a negar su implicación en ellos

Scilingo llegó a España con 51 años de edad. Con el tiempo cambió su versión respecto a su participación en los vuelos de la muerte. Pasó de admitirlos y dar detalles al respecto a negar su implicación pese a haber estado destinado en la temida Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), el prinicipal centro de tortura en Buenos Aires. Rechaza la sentencia del Tribunal Supremo, alega que en la sentencia no especifica los nombres de sus víctimas y sostiene que la Justicia argentina acreditó que no tiene antecedentes.

30 asesinatos

Lo que sentenció el alto tribunal es que Scilingo participó en, al menos, dos vuelos de la muerte. El primero tuvo lugar durante la primera quincena de junio de 1977 y el segundo vuelo fue un sábado de agosto de 1977. Por ello fue condenado a 1.084 años de cárcel por 30 asesinatos, una detención ilegal y por ser cómplice de otras 255 detenciones ilegales. El Tribunal Supremo consideró estos crímenes como delitos contra la Humanidad. En la resolución, dictada en 2007, se incluyen los nombres de las víctimas.

Foto: El ministro del Interior, Grande-Marlaska, con el vicelendakari Erkoreka. (EFE)

La familia de Scilingo se instaló hace años en España, su mujer y al menos una de sus hijas. Viven en un pueblo de la sierra madrileña. Ese es lugar al que acude el represor cuando disfruta de permisos. Ahora ya no dependerá de ningún centro penitenciario. Tan solo tendrá que cumplir con las condiciones que le ha impuesto la Audiencia Nacional.

Consisten en acreditar que cuenta con algún familiar que acepta su custodia y su vigilancia. Debe acreditar el lugar en el que reside y comunicar cualquier variación. Debe aceptar someterse al seguimiento de los servicios sociales penitenciarios. Tiene la obligación de comunicar si se ve envuelto en alguna otra causa judicial. Este auto dictado por la Audiencia Nacional adquirió firmeza la semana pasada.

La Audiencia Nacional ha concedido la libertad condicional al represor argentino detenido en España en los noventa, Adolfo Scilingo. Fue condenado por el Tribunal Supremo a 1.084 años de cárcel por los llamados vuelos de la muerte. Se trata de la estrategia que puso en marcha la dictadura militar de su país (1976-1983) para eliminar opositores al régimen. Consistía en secuestrarlos, administrarles sedantes y lanzarles al mar aún con vida desde aviones.

Según un auto al que ha tenido acceso El Confidencial, el Juzgado central de Vigilancia Penitenciaria ha aceptado la propuesta elevada por el Centro de Inserción Social (CIS) Victoria Kent de Madrid del que dependía el exmilitar argentino desde enero de 2020 tras pasar más de dos décadas entre rejas. La Fiscalía no se opuso a su libertad condicional.

Audiencia Nacional Tribunal Supremo Baltasar Garzón