La extraña guerra entre Vox y víctimas de ETA: "Ni la izquierda 'abertzale' nos atacó así"
  1. España
QUERELLA POR UN ARTÍCULO DE HACE UN AÑO

La extraña guerra entre Vox y víctimas de ETA: "Ni la izquierda 'abertzale' nos atacó así"

Vox se querella por delito de odio contra la asociación de víctimas Covite por etiquetar al partido como extrema derecha. Es la primera gran disputa entre derecha y víctimas de ETA

placeholder Foto: Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite, en un acto de recuerdo y homenaje a su hermano Gregorio Ordóñez, este enero en San Sebastián. (EFE)
Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite, en un acto de recuerdo y homenaje a su hermano Gregorio Ordóñez, este enero en San Sebastián. (EFE)

Nunca antes había ocurrido. Un partido nacional de derecha, en este caso Vox, declarando la guerra a una asociación de víctimas del terrorismo, en concreto el Colectivo de Víctimas de Terrorismo (Covite). Todo a cuenta de un artículo publicado hace más de un año por el observatorio de Covite, que incluía el nombre de Vox en un listado de partidos de extrema derecha europeos junto al Frente Nacional en Francia o Amanecer Dorado en Grecia. El artículo alertaba sobre el auge del terrorismo y violencia de extrema derecha. Vox considera que ese artículo incurre en un delito de odio contra el partido, y por ello ha interpuesto una querella por injurias y calumnias contra Covite en los juzgados de San Sebastián.

En Vox creen que ha sido Covite quien ha iniciado la guerra al equipararlo a Amanecer Dorado, un partido ilegalizado, e incluir su nombre en un análisis sobre terrorismo que arranca con los ataques de la isla de Utoya, en Noruega, y Christchurch, en Nueva Zelanda. Sea como sea, es la primera vez, tras más de 40 años, que se rompe el ‘tabú’ de que la derecha política señale y critique abiertamente a un colectivo de víctimas del terrorismo de ETA.

"Nunca habíamos recibido un ataque directo como este, ni la izquierda 'abertzale' lo ha hecho", afirma Consuelo Ordóñez

“Me parece muy torpe que nos pongan una querella, pero no me sorprende porque los fanáticos son así”, reacciona Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite y hermana del edil asesinado por ETA Gregorio Ordoñez. “Nunca habíamos recibido un ataque directo como este, ni la izquierda 'abertzale' lo ha hecho, y mira lo que hemos sufrido. Pero el mundo 'abertzale' se ha calmado y en estos nuevos tiempos solo recibimos ataques de la derecha 'abertzale', de los salvapatrias del otro lado, entre los que se incluye Vox y también fanáticos de otros partidos. Son los salvadores de España, si piensas como yo, eres buen patriota y, si no, no. Estoy cansada ya de esta gente”.

La vicesecretaria jurídica de Vox, Marta Castro, anunció ayer en un vídeo en redes sociales la acción judicial y admitió la aparente contradicción. “Resulta sorprendente y se pueden preguntar por qué Vox ha iniciado esta acción sabiendo que es el partido que defiende a las víctimas del terrorismo contra una asociación que también las representa”, dijo Castro. La razón, prosiguió, es que no puede permitir que “se identifique los postulados de Vox con postulados cercanos al nazismo, al racismo o incluso como ha hecho el Observatorio del Terrorismo de Covite, que se indique que Vox promueve actos terroristas”.

En ese análisis, Vox es mencionado en una ocasión en un párrafo en el que se enumeran partidos europeos de extrema derecha. ¿Es motivo para querellarse por delito de odio? Es una cuestión que tiene que valorar el juez encargado. Ordoñez asegura que Vox “está muy nervioso desde que estrenamos el Observatorio de Terrorismo de Extrema Derecha hace un año”, aunque no entiende “por qué se dan por aludidos”. “En ese artículo solo decimos que Vox es un partido de extrema derecha, no sé por qué se ofenden si es lo que son. Si al PP le llaman ‘la derechita cobarde’, ¿entonces ellos qué derecha son?”.

Los tiempos no cuadran

Una de las grandes preguntas de este caso es por qué ahora. La cronología de esta inusual disputa es de lo más extraña y genera muchas suspicacias. El artículo del observatorio de Covite fue publicado el 14 de enero de 2020, pero no es hasta octubre cuando de manera informal se solicita una rectificación en la página web, petición que Covite no atiende. El 2 de diciembre de 2020, Vox se anima a presentar una demanda de conciliación en el juzgado de primera intancia número 5 de San Sebastián. Es decir, 11 meses más tarde de la publicación. Ahí Vox señala un posible delito de odio y reclama judicialmente que la asociación de víctimas se retracte de lo publicado.

La vista entre Vox y Covite tuvo lugar el 11 de febrero y se cerró sin éxito. En paralelo, Vox presentó antes una querella el 8 de enero

La vista entre Vox y Covite tuvo lugar el 11 de febrero y se cerró sin éxito. Rubén Múgica, abogado de Covite e hijo del dirigente socialista asesinado Fernando Múgica, acudió a la cita. Allí se enteró de que Vox ya había presentado en paralelo una querella contra Covite el día 8 de enero, lo cual le dejó “descolocado” por la falta de coherencia. La misma reclamación iba al mismo tiempo por la vía civil, buscando el acuerdo, y por la vía penal, buscando una sanción.

placeholder Una ofrenda floral recuerda en Pamplona a las víctimas del terrorismo. (EFE)
Una ofrenda floral recuerda en Pamplona a las víctimas del terrorismo. (EFE)

“Esa pasividad de Vox durante casi un año desde que se realiza la publicación demuestra que la querella no tiene ningún fundamento. Si yo te insulto en enero y tú no mueves un dedo hasta diciembre quizá es que no te sentiste muy ofendido, y menos para un delito de odio”, explica Múgica. “¿Por qué se querella ahora? Pienso que en el fondo de esto hay alguna estrategia política en la que han visto que atacando a Covite pueden obtener algún beneficio, o que algo que ha hecho Covite no les ha gustado. Vox sabe, como saben el resto de partidos, que nosotros no nos casamos con nadie. Si creen que con una querella nos vamos a arrugar, se han equivocado de medio a medio”.

"La equiparación con organizaciones mencionadas en el informe denigra la honorabilidad de esta formación", sostiene Vox

“La equiparación de Vox con algunas de las organizaciones mencionadas en el informe es un daño intencionado de la imagen de la tercera fuerza política que representa a cuatro millones de votantes y denigra la honorabilidad de esta formación política”, argumentó Vox en diciembre, una vez presentada la demanda de conciliación.

Esta mañana, Vox ha anunciado que el acto de conciliación se celebró “este martes” y que, al no haber acuerdo, va adelante ahora con la querella. Sin embargo, Múgica sostiene, con los escritos judiciales en la mano, que el encuentro se celebró el pasado 11 de febrero, no ahora. Y de hecho, no habría lugar para todo el ruido en redes sociales cuando la querella ya está en marcha desde el pasado 8 de enero. El juez aún no ha decidido si la admite a trámite.

placeholder Santi Abascal, líder de Vox, en un acto de campaña en País Vasco el verano pasado. (EFE)
Santi Abascal, líder de Vox, en un acto de campaña en País Vasco el verano pasado. (EFE)

“Últimamente no paro de escuchar eso de que ‘solo queda Vox para defender a las víctimas’, ¿cómo se puede ser tan miserable de ir repitiendo eso todo el rato?”, se pregunta la presidenta de Covite, indignada por el señalamiento. Covite es en realidad el verso suelto de las asociaciones de víctimas del terrorismo. En un movimiento históricamente vinculado a la derecha, a veces por adhesión propia y otras veces por instrumentalización, Covite es la que más ha tratado de salirse de esa urna ideológica con iniciativas como el ahora controvertido Observatorio Internacional de Estudios Sobre Terrorismo.

Desde Covite reconocen que ninguna otra asociación de víctimas les ha prestado su apoyo en esta crisis con Vox, y que en realidad no tienen una relación demasiado fluida con la mayoría de ellas, principalmente con la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), la asociación con más peso histórico, con quien su desencuentro es público. Covite fue creada en 1998 y representa a más de 400 familias de asesinados por ETA y los GAL.

Covite (Colectivo de Víctimas de Terrorismo del País Vasco) Vox Terrorismo Extrema derecha
El redactor recomienda