SE ACABARON LAS ADVERTENCIAS

Compras falsas, insultos a la policía y colarse en parques: las multas que crecen en Madrid

Ciudadanos que dicen ir a la compra sin bolsas o padres que retiran balizas de parques son multas habituales. La Policía soporta insultos, escupitajos y gritos de algunos infractores

Foto: Agentes de la Policía Municipal montan guardia frente a la estación de Atocha en Madrid. (EFE)
Agentes de la Policía Municipal montan guardia frente a la estación de Atocha en Madrid. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid ha dado orden de reforzar los controles a pie de calle y de vehículos, cuando se cumple una semana del estado de alarma. A pesar de que son una minoría, muchos ciudadanos siguen incumpliendo las indicaciones que supone la situación excepcional. Los datos están ahí: desde el domingo pasado hasta este viernes se registraron más de 2.500 multas en la capital. Cada día la Policía Municipal levanta un mayor número de sanciones económicas.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, mostró su preocupación por “los comportamientos insolidarios que nos ponen en peligro a todos”, y dejó claro que la única vía para pararlo es reforzar la presencia intensiva de los agentes en las calles: “Vamos a perseguir estas actuaciones de forma implacable”. Ninguna sanción es menor a los 600 euros, la cifra establecida para los incumplimientos más básicos del estado de alarma.

Sin embargo, algunas son superiores. Según ha podido saber este diario, muchos de los ciudadanos multados retiran balizas de parques como Madrid Río para montar en bicicleta. También es habitual que lo hagan padres en otros espacios verdes con sus hijos. Los siguen llevando para jugar a pesar de que está prohibido.

Gente paseando en Madrid con distancia de seguridad. (EFE)
Gente paseando en Madrid con distancia de seguridad. (EFE)

La sanción por retirar balizas donde el Ayuntamiento haya ordenado colocarlas está establecida en los 100 euros. No es algo nuevo en la crisis del coronavirus. Sin embargo, en esta situacion, aquellos ciudadanos que lo hagan se enfrentan a una multa total de 700 euros. A la cuantía de retirar la señalización se suma el incumplimiento del estado de alarma. Y de esos casos, hay muchos estos días.

Además de los controles presenciales existen drones equipados de cámara y altavoz —que, por tanto, permiten emitir el mensaje— y que vigilan la ciudad por el aire.

Otro comportamiento habitual está siendo el de salir a pasear asegurando a los agentes que el objetivo es ir a la compra. La Policía Municipal ha multado a ciudadanos que decían ir a comprar sin portar bolsas de casa o que directamente llevaban algo de fruta —por ejemplo dos naranjas— afirmando que las acababan de adquirir. En ese caso los agentes solicitan el ticket de compra y, en caso de no llevarlo encima, se confirma la sanción.

La policía de Madrid está soportando situaciones complicadas. Algunos de los ciudadanos sancionados insultan a los agentes e incluso les propinan escupitajos y empujones. En algún acta de la Policía Municipal de estos días constan momentos muy desagradables al grito de “ojalá cojáis el coronavirus vosotros”.

El Ayuntamiento tiene claro que sin la colaboración ciudadana el virus no será derrotado. Almeida lo repetía este jueves en su última rueda de prensa: “Si todos cumplimos con nuestra responsabilidad, seremos capaces de derrotar la pandemia”. Fuentes del consistorio aseguran a este diario que las órdenes dadas a los agentes es actuar ya de manera implacable. En los primeros días de estado de alarma, la policía intento disuadir a los ciudadanos, recordando la necesidad de cumplir con las instrucciones, y dando segundas oportunidad a los infractores.

Ejemplos como pasear el perro demasiado lejos de un domicilio o hacer caminatas largas con excusas como comprar fueron al principio advertidos. A partir de ahora las advertencias se han terminado, aseguran en el Ayuntamiento.

El alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida. (EFE)
El alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida. (EFE)

Evitar contactos y, sobre todo, aglomeraciones es la prioridad número uno. Este jueves se produjo el desalojo más importante en el distrito de Tetuán, donde se reunían 50 personas en el interior de una iglesia evangelista. Los vecinos del barrio llamaron a los agentes tras observar la concentración de gente.

A lo largo del domingo pasado la Policía madrileña multó a 199 ciudadanos e incluso llevó a cabo una detención. El lunes las sanciones crecieron a 252 y las detenciones a 4. En cuanto al martes, se levantaron 342 multas y hubo 9 personas detenidas. Ya el miércoles las sanciones económicas alcanzaron la cifra de 811, además de 4 detenciones y 12 vehículos interceptados que circulaban sin motivación. Y el jueves la Policía puso un total de 903 sanciones, siendo los distritos en los que más multas hubo Puente de Vallecas, Centro y Tetuán. También detuvieron a otras 3 personas e interceptaron 36 vehículos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios