Exige que "asuma su responsabilidad"

El Gobierno boliviano carga contra Sánchez por el incidente en la Embajada de México

El Gobierno español enviará una misión encabezada por un funcionario para investigar qué ha ocurrido en La Paz y, cuando concluya el análisis, Margarita Robles comparecerá en el Congreso

Foto: Vista de la Embajada mexicana con presencia policial en La Paz (Bolivia). (EFE)
Vista de la Embajada mexicana con presencia policial en La Paz (Bolivia). (EFE)

La tensión en el triángulo Bolivia-México-España escala. Tras acusar a la Embajada de España de cometer “atropellos” a su soberanía, el Gobierno boliviano carga directamente contra el presidente Pedro Sánchez y le exige que “asuma su responsabilidad” por el incidente de personal ocurrido este viernes en las puertas de la Embajada de México en suelo boliviano.

El mensaje a Sánchez lo ha lanzado Jorge "Tuto" Quiroga, el delegado ante la comunidad internacional del Gobierno interino de Bolivia, que ha exigido al Ejecutivo español que no diga que fue "un desliz" tener "cuatro encapuchados armados" que acompañen al personal diplomático de España a la residencia de la embajadora mexicana en Bolivia, María Teresa Mercado. Pero no se ha quedado ahí. Quiroga ha cargado contra Sánchez por su pacto de Gobierno con Podemos, un partido al que define como "agitadores académicos" que pretenden realizar "colonialismo de complicidad criminal" en su país.

El incidente tuvo lugar cuando dos funcionarios de la Embajada española que, según la Canciller boliviana Karen Longaric, trataron de acceder a la residencia de la embajadora de México “encapuchados” y “presumiblemente armados”. Al terminar el encuentro que mantuvieron los diplomáticos españoles con los mexicanos, la Policía Boliviana bloqueó durante más de una hora y media el acceso de los dos vehículos que iban a recoger a los diplomáticos. En los coches había cuatro policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO) que se taparon los rostros porque, según han consignado varios medios, estaban siendo fotografiados con teléfonos móviles en la puerta de la embajada. En la residencia se encuentran en calidad de asilados nueve altos cartos de la etapa del presidente Evo Morales, exiliado en Argentina. Entre ellos están los ministros de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, y de Cultura, Wilma Alanoca, buscados por las nuevas autoridades bolivianas instauradas tras la dimisión de Morales, forzada por las protestas y la presión policial y militar.

El Gobierno español ya ha negado que el incidente, en el que estuvo involucrada la encargada de negocios 'ad interim' de España, Cristina Borreguero, tuviera "como objeto facilitar la salida de personas" que se encuentran asiladas allí, en el marco de la crisis política abierta en el país tras la renuncia del expresidente Evo Morales tras semanas de protestas y por la presión de los militares. Desde el gobierno boliviano se piensa que los españoles habían acudido a la residencia de la embajadora para facilitar la fuga de un exministro de Evo Morales.

Exteriores explica que la visita fue realizada por la encargada de Negocios de España a la embajada de México en Bolivia y que se trata de una visita "por cortesía". Asimismo, ante la acusación de que la delegación española estaba acompañada por hombres "encapuchados y presumiblemente armados", las mismas fuentes aclararon que se trataba de "personal de seguridad", sin concretar más detalles.

El Ministerio español no ha dado detalles sobre el desplazamiento de los diplomáticos, pero es frecuente que en los países donde hay problemas de inestabilidad la seguridad de la Embajada española sea asumida por miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional, cosa que se hace con conocimiento de las autoridades locales.

Vista de la Embajada mexicana con presencia policial (Bolivia). (EFE)
Vista de la Embajada mexicana con presencia policial (Bolivia). (EFE)

PP y Vox ya han anunciado que solicitarán al Gobierno que explique en el Congreso de los Diputados los hechos ocurridos durante la visita de Borreguero a la embajadora de México en Bolivia. El Ministerio de Exteriores, por su parte, ha avanzado que la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, comparecerá en el Congreso de los Diputados "cuando la investigación haya sido completada y sus resultados analizados".

"Muertos de miedo"

Quiroga ha señalado también que Pedro Sánchez y Unidas Podemos, formación con la que alcanzó un preacuerdo de gobierno, "deben estar muertos de miedo" de que salga toda la información que tienen Juan Ramón Quintana y Héctor Arce, exministros respectivamente de la Presidencia y de Justicia en la gestión de Evo Morales. "Ahora están en el co-Gobierno con Sánchez y ahora están muertos de miedo de que desde Bolivia y Venezuela se denuncie y se desvele la enorme cantidad de dinero que le robaron a nuestros países estos señores a nombre de hacer colonialismo constitucional", subrayó.

Este sábado, tras este enconamiento de las relaciones diplomáticas, la Embajada de México en La Paz ha denunciado el mantenimiento de un importante dispositivo de vigilancia policial en torno a la Residencia Oficial de México en la capital boliviana. A través de su cuenta de Twitter ha publicado una serie de imágenes y un vídeo que muestran drones sobrevolando el edificio oficial en el que reside la embajadora mexicana María Teresa Mercado.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
45 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios