con fotos del excomisario en su juventud

El hermano párroco de Villarejo presenta sus memorias: "Estoy orgulloso de él"

Pedro Villarejo, el hermano del ex comisario José Manuel, presentó sus memorias 'Ganancia de lo perdido' en Estepona en presencia de la prima de la reina Sofía, la princesa Maria Luisa de Prusia

Foto: El párroco Pedro Villarejo en la presentación de su libro. Fotos: Amparo de la Gama.
El párroco Pedro Villarejo en la presentación de su libro. Fotos: Amparo de la Gama.

El clérigo Pedro Villarejo, el hermano del excomisario José Villarejo, vuelve a la palestra informativa con la presentación de su nuevo libro 'Ganancias de lo perdido'. En una entrevista concedida a El Confidencial, el sacerdote explicó que con esta obra ha querido "contar la vida de los demás desde la mía. Los que aparecen en el libro son gente querida. Hay algunos que no aparecen porque no merecían la pena”. Al preguntarle por las personas a las que se refiere aclara que: “No se puede decir, porque si no merece la pena que salgan en estas páginas es porque no tienen que salir sus nombres”.

En el libro, presentado este viernes en un acto multitudinario en Estepona que estuvo presidido por su alcalde, José Maria Urbano, el párroco escribe frases como esta: “En este paraíso terrenal todos hemos mordido la manzana. Y todos le hemos echado la culpa a la serpiente, sin reconocer que cada uno lleva la suya agazapada bajo las alas del ángel”. Este periódico quiso interesarse por la aparición en sus memorias de su hermano pequeño, el excomisario José Manuel, actualmente encarcelado, acusado de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales. Preguntado sobre si en el libro se le mencionaba, el sacerdote contesta: “Es mi hermano ¿Cómo no voy a hablar de él? Estoy orgulloso de él, aunque ya sé por dónde va usted”. Sobre cómo está viviendo el mal trago del paso de su hermano por prisión, el clérigo no quiso contestar.

En el acto, Pedro Villarejo estuvo arropado por cientos de feligreses que acudieron a escuchar su alocución. Todos ellos hicieron piña con su párroco. “¡Dios mío, hay que ver las cosas que le preguntan los periodistas al pobre hombre, que es un santo!. ¡Qué mal gusto!”.

El excomisario José Manuel Villarejo en brazos de su madre, en una foto del libro.
El excomisario José Manuel Villarejo en brazos de su madre, en una foto del libro.

En el libro de don Pedro, 'Ganancias de lo perdido', no hemos visto escrito ningún detalle novedoso que tenga que ver con su hermano José Manuel. Aunque sí hay tres fotografías donde aparecen los hermanos que tienen su interés. Una de ellas es la del comisario Villarejo recién nacido en brazos de su madre (sobre estas líneas). Su muy querido hermano Pepe, como él le llama. “Gracias a Dios he crecido en una familia que ha sabido transmitirnos a todos mis hermanos y a mí los valores fundamentales de la vida. Crecí en una familia estricta y lo agradezco”. En el acto estuvo también presente su hermana Beatriz.

La hermana del excomisario, Beatriz, a la derecha de la foto.
La hermana del excomisario, Beatriz, a la derecha de la foto.


Firma de libros a lo Reverte

Desde que, en septiembre de 2016, el sacerdote Pedro Villarejo llegara a la parroquia de la Virgen Madre en Marbella, logró atraer a un gran número de fieles a su iglesia. Al término de una de sus homilías anunció la presentación de su libro en el Auditorio Felipe VI de Estepona, con un recital de de Amancio Prada, invitando a todos los feligreses. Anteriormente, fue párroco de la iglesia San José de Estepona, donde el Ayuntamiento reconoció su labor eclesiástica y fue nombrado hijo adoptivo de la ciudad en uno de los actos de celebración del Día de Andalucía. Tanto los feligreses de una parroquia como los de la otra se dieron cita este viernes y compraron por 20 euros el libro, que fue firmado por Pedro Villarejo con muchísimo gusto.

Los cuatro hermanos Villarejo en su juventud.
Los cuatro hermanos Villarejo en su juventud.

Hay quien indicó con admiración que, “la cola de firma de ejemplares era más larga que la del propio Arturo Pérez Reverte”. Entre el público se encontraba la prima de la reina Sofía, Maria Luisa de Prusia, y su esposo el conde Rudi, que habitualmente acuden a sus sermones. El alcalde del consistorio esteponero, José Maria García Urbano, también tuvo palabras de elogio, reconociendo todos los años de dedicación a los vecinos de Estepona que Villarejo ha dado desde que llegó a la localidad en el año 2000.

María Luisa de Prusia, junto a su marido en la presentación del libro.
María Luisa de Prusia, junto a su marido en la presentación del libro.


Un capitulo para Estepona

Don Pedro dedica en su libro un capítulo exclusivamente a Estepona y quiso leerlo en voz alta en el acto. Fue párroco titular de la iglesia San José de esta localidad y allí vivió con su madre hasta su fallecimiento en 2015. Ambos residían en el Mirador de la Cala, en el mismo edificio donde, en el ático, la policía de Asuntos Internos encontró una caja fuerte escondida detrás de un zapatero, con 300.000 euros en metálico, un disco duro de cinco 'teras', pasaportes en blanco y varios lingotes de oro. Todo pertenecía a su hermano, el excomisario Villarejo.

Pero cuando se produjeron los registros el sacerdote ya se había trasladado a Marbella. El clérigo quiso hablar también en el acto de presentación de sus memorias del desencanto que sufre con la clase política: “A los cargos acceden a través de falsedades”. Y en su alocución no dejo de repetir una y otra vez, “lo orgulloso que estaba de ser cura”. Don Pedro nunca quiere entrar en el hecho de si es o no la cara buena de un apellido actualmente famoso. En cuanto se le toca el tema de su hermano menor, el archiconocido comisario Villarejo, se da la vuelta.

Decenas de fieles acudieron a la presentación del libro.
Decenas de fieles acudieron a la presentación del libro.

Con 27 años, don Pedro se ordenó sacerdote carmelita y se licenció en Ciencias Eclesiásticas en la Facultad de Teología de Granada. Durante su episcopado ha sido sacerdote en Córdoba, Argentina. En una de sus publicaciones, él mismo dice: "Con más de veinte años, una novia lejos y una esperanza desbaratada, elegí ser carmelita". Después vendrían Granada, Sevilla y Ávila, donde ahondó en la vida de Santa Teresa de Jesús, de quien ha escrito el libro 'La hora deseada'. Sin duda, el carmelita es uno de los mayores expertos españoles en mística religiosa. Sus obras y estudios sobre Teresa de Ávila y Juan de la Cruz son una referencia obligada para cualquiera que quiera investigar sobre ambos santos.

Recién cumplidos los 27 años, escribía su primer libro 'El hombre y el silencio', luego vendrían 'Mensaje de medianoche', 'Teresa y Juan de la Cruz: oraciones disimuladas' y 'García Lorca en Buenos Aires', una resurrección anterior a la muerte, publicado en 1986 durante su estancia en Argentina. A su regreso a España no paró de investigar y de esta insistente actividad nace la publicación 'Orar con los poetas' y el libro de poemas 'Derechos de sombra'. En el año 2007 consigue el reconocimiento literario al ganar el Premio Ateneo de Valladolid con una novela histórica sobre la figura de Fray Bartolomé de Carranza.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios