denuncia durante las fiestas de aoiz (navarra)

Querer tener más relaciones con quien se ha tenido sexo horas antes "no constituye delito"

Una juez archiva la causa abierta por supuestos abusos sexuales a raíz de que una joven denunciara que, al despertarse en la cama, fue objeto de tocamientos sin su consentimiento

Foto: Una concentración en repulsa por una presunta agresión sexual. (EFE)
Una concentración en repulsa por una presunta agresión sexual. (EFE)

La titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Aoiz (Navarra) ha archivado la denuncia por presuntos abusos sexuales interpuesta por una joven que practicó sexo consentido con un hombre y que, al despertarse en la cama, denunció haber sufrido tocamientos sin su consentimiento. Según alega la magistrada, querer tener relaciones con quien se han tenido voluntariamente horas antes y continua desnuda en la cama, “no tiene encuadre en el tipo penal”, máxime cuando la denunciante se levantó de la cama y se fue “sin impedimento alguno”.

“¿Es ilógico entender que existe un consentimiento implícito a intentar intimar nuevamente con quien se ha llegado al máximo nivel de intimidad un par de horas antes y sin insistir lo más mínimo al percibir que el otro no quiere continuar?”, se pregunta la juez en el auto para acordar el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa abierta por los hechos sucedidos el pasado 11 de agosto durante las fiestas de Aoiz.

"¿Es ilógico entender que hay un consentimiento implícito a intentar intimar de nuevo y sin insistir lo más mínimo al sentir que el otro no quiere seguir?"

Con el auto, la magistrada María Jesús Boedo se viene a corregir a sí misma, ya que deja sin efecto las medidas cautelares acordadas tres días después de los hechos, el 14 de agosto. Entonces, había atendido a la “urgente petición de orden de alejamiento” instada por la víctima “en atención al estado de ansiedad y nerviosismo que mostraba y acreditaba con parte médico”, y había impuesto al joven la prohibición de acercarse a menos de 50 metros de la mujer, así como de comunicarse con ella por ningún medio.

Ahora, la titular del juzgado número 1 se ha basado en "una valoración más calmada” de los hechos -"no existen mayores pruebas en este momento" que las correspondientes al 14 de agosto- para proceder al archivo de la causa, a pesar de que éstos “pudieran aparentar tener encaje” en un presunto delito contra la libertad sexual. El auto se dictó el pasado 16 de agosto, tan sólo dos días después de decretar las medidas cautelares, que fueron impuestas, según argumentó, ante “la necesidad de proporcionar un escenario de seguridad y tranquilidad” a la denunciante. La magistrada justifica esta celeridad en resolver el caso ya que, como expone, "un mínimo de responsabilidad impone decretar con urgencia el archivo de la causa ante la repercusión social de este tipo de hechos".

La juez había impuesto al joven la prohibición de acercarse a menos de 50 metros de la mujer por el estado de "ansiedad y nerviosismo" que mostraba

Según se refleja en el auto, la denunciante y el encausado se conocieron sobre las 23.00 horas durante las fiestas e iniciaron una “relación de tonteo” que duró toda la noche hasta que a las 6.00 horas acudieron al domicilio del varón junto con otros amigos. Allí mantuvieron “relaciones sexuales completas consentidas” en un estado en el que ambos estaban “muy afectados por la ingesta de alcohol” hasta que se quedaron dormidos. Dos horas después, sobre las 9.00 horas, la joven se despertó con “pesadillas de que le están penetrando” y denunció que el encausado estaba pegado a ella, con el pene “en la entrada de su vagina”, y que “le metió los dedos en el ano y le tocó los pechos”. La mujer reconoció desconocer si llegó a ser penetrada, al tiempo que admitió que no le recriminó al varón su actitud, sino que “simplemente se levantó y se fue”.

Por su parte, el investigado negó que se restregara o le metiera los dedos mientras ella se encontraba dormida. Relató que la joven se levantó “sobresaltada”, bien porque “estaría soñando” o bien porque “se había arrepentido de lo sucedido” o “estaba incómoda en casa”. Incluso, explicó que acompañó a la joven a la puerta de casa.

La magistrada estima que "debe reflexionarse sobre dónde empieza y dónde termina el consentimiento en este tipo de relaciones íntimas"

A tenor de las declaraciones, la magistrada expone que “no puede conocerse con certeza” si el encausado llevó o no a cabo el comportamiento descrito por la denunciante, ya que “solo contamos como prueba incriminatoria la declaración de ella, sin que exista prueba adicional ni el examen forense haya arrojado lesión alguna”. Pero aún en el caso de que los hechos hubieran sucedido conforme al relato de la denunciante, la juez estima que “debe reflexionarse sobre dónde empieza y dónde termina el consentimiento en este tipo de relaciones íntimas”.

Sostiene que la conducta del encausado de “tratar de tener sexo de nuevo con quien solo dos horas antes se han tenido relaciones sexuales completas, y voluntariamente continua desnuda en la cama, no tiene encuadre en el tipo penal”. Y, a este respecto, lanza una pregunta: “¿Acaso consideraríamos a la denunciante inmersa en un delito de abuso sexual si él hubiera sido el dormido y ella, en el contexto descrito, comenzara, por ejemplo, a tocarle los genitales?”. En su argumentación, afirma que “resultaría obvio” el atentado contra la libertad sexual si el encausado no hubiera “aceptado” la negativa de la joven. “Pero esto no fue lo sucedido. Intentó tener más sexo y E. [ella] se levantó y M. [él] respetó su decisión”, remarca.

"¿Acaso consideraríamos a la denunciante inmersa en un delito de abuso sexual si él hubiera sido el dormido y ella comenzara a tocarle los genitales?"

De este modo, la magistrada acuerda el archivo de la causa, máxime –según incide– cuando la propia denunciante “reconoce que no quiso más relaciones y se fue sin impedimento alguno”. El auto, contra el que cabe recurso, deja sin efecto la orden de alejamiento que le había sido impuesta al joven. A raíz de la denuncia interpuesta por la joven, el ayuntamiento de la localidad navarra activó el protocolo municipal en contra de las agresiones sexuales y convocó una concentración en la plaza del consistorio que fue secundada por las autoridades y vecinos de la localidad.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios