POR TRÁFICO DE INFLUENCIAS Y COHECHO

Oriol Pujol irá a juicio al rechazar la Audiencia de Barcelona su pacto con Fiscalía

En el pacto, Pujol aceptaba una pena de cárcel por el cobro de comisiones y usar su influencia política para beneficiar a determinados empresarios del sector de las ITV

Foto: Oriol Pujol, hijo del expresidente de la Generalitat. (EFE)
Oriol Pujol, hijo del expresidente de la Generalitat. (EFE)

Oriol Pujol, exsecretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), se sentará en el banquillo de los acusados por el denominado 'caso ITV', un escándalo en el que se vieron implicados varios amigos suyos y altos cargos del Gobierno de la Generalitat. Pujol había llegado a un pacto con la Fiscalía por el que aceptaba penas de prisión por cobro de comisiones y utilización de su cargo político para beneficiar a empresarios amigos con la condición de que su esposa, Anna Vidal, también acusada en la causa, no fuese condenada a penas de cárcel.

Una interlocutoria de la Audiencia Provincial de Barcelona fechada este miércoles 13 de diciembre estima las alegaciones de uno de los acusados y echa por tierra el pacto de la Fiscalía con Oriol Pujol al no haber sido aceptado unánimemente el pacto con el Ministerio público, decretando "la prosecución del juicio para los seis acusados (Oriol Pujol Ferrusola, Anna Vidal Maragall, Ricard Puignou Vigo, Sergi Pastor Colldeforns, Josep Tous Andreu y Sergi Alsina Jiménez)".

El escándalo comenzó a gestarse cuando, tras acceder Artur Mas a la presidencia de la Generalitat, Sergi Alsina y Sergi Pastor comenzaron a urdir un plan para modificar el mapa de las ITV y forzar al Gobierno catalán a que les diese una parte del pastel. Alsina, compañero de clase de Oriol Pujol, se valió así de su amistad con el político para maniobrar en ese sentido. Paralelamente, Josep Tous, un alto cargo de Convergència incrustado por Pujol en el Govern, era quien facilitaba las cosas desde la Administración para llevar a cabo el plan, con el que pensaban hacerse de oro.

Tous fue, precisamente, el acusado que se negó a firmar un pacto de culpabilidad con Fiscalía (luego fue secundado por Sergio Alsina), aduciendo que se había vulnerado su derecho de defensa y que las escuchas telefónicas practicadas eran ilícitas. La magistrada Carmen Zabalegui admite, en parte, la primera alegación y rechaza la segunda. El alto cargo convergente cobraba más de 70.000 euros anuales de la Generalitat girando facturas de sociedades suyas y, al mismo tiempo, se metía en el bolsillo otra paga de 2.000 euros que le daban los empresarios amigos para que engrasase en engranaje de la Administración conforme a sus intereses.

Comisiones por asesorar

Por otro lado, la esposa de Pujol, Anna Vidal, trabajaba en una empresa de Sergi Alsina y cobraba comisiones por asesorar en algunos encargos. Porque, además de intentar hacerse con un lote de estaciones de ITV, la trama tenía otros negocios entre manos. Por ejemplo, las comisiones más suculentas que llegaron a cobrar se hicieron efectivas con motivo del asesoramiento de las empresas de Alsina en las deslocalizaciones de tres grandes multinacionales, Sony, Sharp y Yamaha: el político controlaba los temas desde el Parlamento y sus amigos cobraban por asesorar.

El matrimonio Pujol Vidal se embolsó por estos asesoramientos un total de 381.450,40 euros entre los años 2010 y 2012. En el auto judicial de apertura de juicio, se detalla que Oriol Pujol intervino "directa e indirectamente" en las negociaciones para la venta de las factorías de las multinacionales deslocalizadas "coordinando llamadas y actuaciones con Sergi Alsina e incluso fijando la estrategia de comunicación del éxito de la operación".

Hacerse de oro

Para el futuro, el grupo planeaba aprobar leyes a su medida para hacerse con el control de concesiones públicas. Una de las más espectaculares que tenían en cartera era la proposición de obligar a todos los hogares catalanes a pasar una 'ITV mediambiental'que costaría unos 50 euros. Para ello, ya habían creado una empresa pantalla que sería la que, a la postre, se haría con la concesión oficial y la que les haría inmensamente ricos.

Este proyecto quedó truncado tras la detención de Alsina y Pastor (a quienes en los ambientes empresariales se conocía como los Sergis). El escándalo provocó un tiempo después la dimisión de Oriol Pujol de su cargo de presidente del grupo parlamentario de CiU y, más tarde, su cese como secretario general del partido. Esta dimisión sólo tuvo lugar cuando trascendieron mensajes y conversaciones en las que el político aparecía directamente implicado en toda la trama.

En el auto de apertura de juicio oral dictado el pasado mes de septiembre, se acusa a Oriol Pujol y a Sergi Alsina de tráfico de influencias, cohecho y falsedad de documento mercantil. Al político, le piden 2 años y medio de cárcel y multa de 55.000 euros. A Anna Vidal, se la acusa de cohecho y de falsedad, a Sergi Pastor, de tráfico de influencias y a Tous y Puignou, de cohecho.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios