Es noticia
Menú
Urkullu llama a "retomar las riendas" de una situación que "se está yendo de las manos"
  1. España
reacciones a la detención de cargos del govern

Urkullu llama a "retomar las riendas" de una situación que "se está yendo de las manos"

El lehendakari acusa a los poderes del Estado de “echar más gasolina al fuego” para llevar a Cataluña a "un punto de no retorno", por lo que insiste en su emplazamiento al diálogo urgente

Foto: Urkullu se dispone a realizar una comparecencia. EFE)
Urkullu se dispone a realizar una comparecencia. EFE)

El lehendakari Iñigo Urkullu ha acusado hoy a los poderes del Estado de “echar más gasolina al fuego” en Cataluña con la operación policial contra la organización del referéndum del 1 de octubre y que se ha saldado de momento con la detención de 13 altos miembros del Govern por la comisión de varios delitos. “No lo puedo entender”, ha reaccionado el presidente vasco para lamentar el “punto de no retorno” en el que está instalado el conflicto soberanista catalán.

En los días precedentes Urkullu ha venido insistiendo una y otra vez en la necesidad del dialogo para desencallar la situación originada por el desafío soberanista del Govern y hoy ha vuelto a apelar a este diálogo a pesar de que el choque de trenes parece más inevitable si cabe tras la operación llevada a cabo por la Guardia Civil por mandato judicial. Así, ha hecho un llamamiento a todos los implicados a “retomar las riendas” de una situación que, según ha expuesto, “se está yendo de las manos”.

Urkullu ha tratado de marcar distancias con el proceso soberanista catalán en los últimos días mientras el PNV se ha volcado en el apoyo a la consulta del 1-O (la formación ‘jeltzale’ se sumó a EH Bildu este pasado sábado en una manifestación en Bilbao en respaldo al referéndum con una delegación al más alto nivel). En plena efervescencia del ‘procés’ el lehendakari reconoció la pasada semana que la cita con las urnas planteada por el Govern no tiene las “garantías suficientes”.

Defensor a ultranza de la “bilateralidad”, Urkullu no comparte la actuación de Carles Puigdemont pero tampoco la del Gobierno de Mariano Rajoy y de los poderes del Estado, que “son también los que están llevando esto a un punto de no retorno”. Por ello ha dejado constancia de que “no se puede entender que una situación que necesita de un reconocimiento de la realidad, que demanda el diálogo y la negociación para la búsqueda de un acuerdo, se esté yendo de las manos como se está yendo”.

En su valoración, Urkullu no ha querido echar leña en la denuncia de la actuación judicial y policial y ha querido incidir en su apelación a la moderación y al diálogo “urgente”. A este respecto, ha considerado que es “muy preocupante que se rechace la posibilidad de hablar”, por lo que ha insistido en su emplazamiento a “retomar las riendas por parte de todos” para resolver una situación que “necesita de la profundización en un ámbito de convivencia”.

En esta misma línea, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha reclamado "soluciones políticas" para resolver la situación de Cataluña en lugar de "redadas policiales", al tiempo que ha expresado su "maxima preocupación por la escalada de tensión" que se vive en este territorio. En sintonía con las palabras del lehendakari, el líder de la formación 'jeltzale' ha apelado a abrir "ya una vía de diálogo democrático antes de que todo se vaya de las manos".

Otegi pide a Urkullu que rompa relaciones con Rajoy

La mesura de Urkullu y Ortuzar contrasta con la encendida denuncia del líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que ha exigido al Gobierno vasco que "rompa" sus relaciones con el Gobierno del PP y ha emplazado a los vascos a realizar concentraciones esta tarde en todos los ayuntamientos "en solidaridad" con Cataluña y en favor de "la soberanía y la democracia".

El lehendakari Iñigo Urkullu ha acusado hoy a los poderes del Estado de “echar más gasolina al fuego” en Cataluña con la operación policial contra la organización del referéndum del 1 de octubre y que se ha saldado de momento con la detención de 13 altos miembros del Govern por la comisión de varios delitos. “No lo puedo entender”, ha reaccionado el presidente vasco para lamentar el “punto de no retorno” en el que está instalado el conflicto soberanista catalán.

Iñigo Urkullu