La Fiscalía se querella contra Jaime Botín por eludir el pago a Hacienda de un millón
  1. España
ADEMÁS DE OTRAS TRES PERSONAS

La Fiscalía se querella contra Jaime Botín por eludir el pago a Hacienda de un millón

Los querellados evitaron hacer frente al Impuesto Especial Sobre Determinados Medios de Transporte (I.E.D.M.T.), cuota que por medio de esta nueva situación se les reclama

placeholder Foto: La Fiscalía se querella contra Jaime Botín por eludir el pago a Hacienda de 1 millón. (El Confidencial)
La Fiscalía se querella contra Jaime Botín por eludir el pago a Hacienda de 1 millón. (El Confidencial)

La Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid ha interpuesto una querella contra Jaime Botín y otras tres personas por un delito contra la Hacienda Pública al entender que los demandados defraudaron 1.014.298 euros. La Fiscalía les acusa de haber creado un entramado de empresas para deslocalizar de manera "artificiosa" la base de una aeronave que era propiedad de Botín. Los cuatro la localizaron en Portugal, donde no existen impuestos que graven este tipo de actividades, a pesar de que el aparato tenía su base movimientos real en Torrejón.

Foto:

A través de esta operativa, los querellados evitaron hacer frente al denominado Impuesto Especial Sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT), que se calcula en función del precio del avión, que en este caso asciende a 10,7 millones de dólares. En concreto, Botín constituyó en 1989 la mercantil World Tour con el objeto social de comprar y vender valores y otros bienes inmuebles. La sociedad poseía, a su vez, el 66,67% de las acciones de Cherokee Bay, una empresa domiciliada en el paraíso fiscal de Jersey -el valor de estas participaciones superaba los 25 millones de euros-, y el 99,99% de World Tour Portugal, valorado en 10,5 millones de euros.

En 2012, World Tour compró a través de los cuatro querellados un avión a la compañía estadounidense Cessna Aircraft por valor de 10,7 millones de dólares con el fin, según la Fiscalía, de "cubrir las necesidades de desplazamientos de Jaime Botín y su círculo familiar y social con base de operaciones en Madrid". En concreto, el contrato entre ambas mercantiles establecía que la aeronave debía contar con certificado comercial expedido en España y que el aparato sería entregado en Torrejón.

Foto: Jaime Botín, hermano del fallecido presidente del Banco Santander, con Belén Naveda Agüero. (Foto: Enrique Villarino)

La matriculación, por lo tanto, según argumenta el ministerio público, estaba sujeta a la legislación española, lo que obligaba a Botín a abonar a Hacienda el IEDMT, valorado en 1,014 millones de euros. El pago de esta cantidad -continúa la querella interpuesta por la Fiscalía- es lo que motivó que los querellados decidieran matricular el avión en Portugal, "donde no existe ningún impuesto similar ni de naturaleza ni en sus niveles de tributación". Uno de los 'socios' de Botín, relata el escrito fiscal, creó World Tour Portugal en el aeródromo de Cascais y matriculó allí la aeronave para "evitar el pago del impuesto".

Los querellados debían, "por un lado, ocultar que el pago de las cantidades debidas por la compra realmente se realizaría desde España a cargo de World Tour y, por otro, tenían que asegurar que esta mercantil tuviera en España la plena disponibilidad de la aeronave". Por ello, la sociedad desvió fondos a su homóloga portuguesa que fueron ingresados en la misma cuenta que había sido puesta por Botín como garantía en el Santander Totta, filial lusa del banco española, en el contrato suscrito con Air Nimbus Operaçoes Aereas para ceder el uso del avión en concepto de leasing a esta última sociedad portuguesa, controlada por otro de los querellados. En paralelo, World Tour Portugal firmó con la entidad financiera un contrato de opción a compra con el fin de asegurarse "el control último de la aeronave".

Foto: Fotografía facilitada por Aduanas francesas de la entrega a las autoridades españolas en Córcega de la obra de Picasso 'Cabeza de mujer joven'. (EFE)

Tras esta operación de ingeniera empresarial, Air Nimbus Operaçoes Aereas firmó otro contrato de prestación de servicios con Gestair, administrada por el padre de la última persona querellada, con el fin de poder trasladar el avión a España y que éste tuviera su base de operaciones en el aeropuerto de Torrejón. Una vez dejó de usarse el avión, los demandados desmantelaron el entramado societario y "repatriaron el dinero sobrante". En concreto, el 14 de enero de 2014, tras vender el avión a un tercero, World Tour Portugal emitió una transferencia en favor de World Tour por valor de 6,5 millones de euros "en concepto de devoluciones de capital".

Posteriormente, y tras conocer que la Agencia Tributaria había abierto una inspección a World Tour, los socios liquidaron la sociedad y adjudicaron el haber social a Botín (19.500 euros, el derecho de uso del amarre situado en el Club Náutico de Valencia y 28.611 acciones de Cherokee Bay). "Dichos activos patrimoniales situados en el extranjero no han sido declarados por Jaime Botín en sus declaraciones de IRPF y de Impuesto sobre el Patrimonio del ejercicio 2016 (…) ni en el modelo 720 de declaración informativa sobre bienes y derechos situados en el extranjero", destaca la Fiscalía en su querella.

Jaime Botín Hacienda Impuestos
El redactor recomienda