por cuatro delitos de lesiones terroristas

La Fiscalía pide 50 años para cada uno de los agresores de Alsasua

Para una octava procesada, pide 12 años y medio de prisión por un delito de amenazas terroristas

Foto: Familiares de los jóvenes acusados de un delito de terrorismo por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua. (EFE)
Familiares de los jóvenes acusados de un delito de terrorismo por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua. (EFE)

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado una pena de 50 años de prisión para siete acusados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas el pasado 15 de octubre en Alsasua (Navarra), a los que considera autores de cuatro delitos de lesiones terroristas. Según han informado fuentes jurídicas, el fiscal pide que a estos siete procesados se les condene por cuatro delitos y reclama 12 años y medio de cárcel por cada uno de ellos. Para una octava procesada, pide 12 años y medio de prisión por un delito de amenazas terroristas.

Según explica la Fiscalía en un escrito hecho público este martes, la agresión formó parte de una estrategia coordinada por ETA destinada a imbuir en un sector de la población de un sentimiento de odio hacia la Guardia Civil. Se enmarcó en la campaña 'Alde Hemendik' (fuera de aquí, en castellano), que tiene como epicentro el rechazo a la presencia de miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Navarra y el País Vasco.

La estrategia fue introducida por ETA en los años setenta, dice el fiscal, que avisa de que a fin de conseguir la expulsión de policías y guardia civiles de territorio vasco, "ETA ha cometido un número muy elevado de atentados contra ellos". El objetivo de la banda era, además, dinamizar las principales organizaciones de su 'frente de masas'. A pesar del cese definitivo de la actividad armada anunciado por la banda, la izquierda 'abertzale' "mantiene en la práctica las mismas reivindicaciones" de la organización terrorista. "Ha desactivado la violencia terrorista, pero no ha sucedido lo mismo con la actividad de 'Alde Hemendik", dice el fiscal José Perals.

La Fiscalía pide 50 años para cada uno de los agresores de Alsasua

Según el relato realizado en varios autos por la jueza instructora Carmen Lamela, el teniente y el sargento de la Guardia Civil agredidos se encontraban, de paisano y fuera de servicio, tomando unas consumiciones en el bar Koxka de Alsasua cuando, alrededor de las tres y cuarto de la madrugada, uno de los acusados entró en el bar acompañado de una menor y se dirigió al sargento para decirle que no tenía derecho a estar allí.

"Perros", "pPutos pikoletos"

En este momento intervino el teniente, diciéndole que les dejara en paz, pese a lo cual insistió en su actitud. Entre tanto se acercaron a los agentes entre 20 y 25 personas que los rodearon y comenzaron a amenazarles e insultarles con expresiones como "esto os pasa por venir aquí", "tenéis lo que os merecéis", "iros de aquí", "hijos de puta", "cabrones, fuera de aquí", "perros", "putos pikoletos", "txakurras", "alde hemendik", "utzi pakean" (dejadnos en paz), para a continuación "comenzar a golpearles".

Los agentes y sus parejas intentaron entonces abandonar el bar y ya en la calle se encontraron con otro grupo de entre 15 y 20 personas que junto con los anteriores les continuaron insultando y golpeando hasta que llegaron los agentes de la policía foral. A estos, los agresores les decían que por qué no se detenía también al sargento.

Añadía la jueza que los seis hombres para los que ha dictado prisión conocían la condición de guardias civiles de los agredidos, "siendo esta única y exclusivamente la causa por la que fueron insultados y golpeados". Como consecuencia de ello, las víctimas resultaron lesionadas, siendo el teniente el que sufrió un mayor daño al fracturarse el tobillo derecho.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios