El extesorero se encara con los portavoces de la oposición

La oposición utiliza el silencio de Bárcenas para sentenciar a Rajoy por corrupción

La comisión parlamentaria que investiga la presunta financiación ilegal del PP arranca según lo previsto, como plataforma del PSOE, Podemos y Ciudadanos para atacar a los populares

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas, durante su comparecencia en el Congreso. (EFE)
El extesorero del PP Luis Bárcenas, durante su comparecencia en el Congreso. (EFE)

Luis Bárcenas se ha negado a contestar las preguntas o intervenciones de los portavoces de los partidos de la oposición (la mayoría contra el PP y Rajoy) en el Congreso relacionadas con las causas que tiene abiertas en los tribunales, circunstancia que han aprovechado los oradores para hablar de 'pacto de silencio' con su antigua formación.

La comisión parlamentaria que investiga la presunta financiación ilegal del PP arranca según lo previsto, como plataforma del PSOE, Podemos y Ciudadanos para cargar contra el partido en el poder como "organización criminal" que se presenta "dopada" a las elecciones desde los años 80 y que tiene a Rajoy como responsable de esa línea de corrupción.

La oposición utiliza el silencio de Bárcenas para sentenciar a Rajoy por corrupción

El extesorero de los populares, aparentemente muy tranquilo y hasta relajado durante casi toda su comparecencia, hizo una declaración previa nada más sentarse para confirmar lo anunciado: que inmerso en dos procedimientos judiciales se acogía al derecho a su propia defensa y no iba a contar nada. Sólo hizo una excepción a esa norma y que consistía en comentar cuestiones que él o su abogado consideraran inocuas.

Bárcenas siguió el guión a rajatabla para disgusto de algunos portavoces que hicieron como si esperasen otra cosa, con especial dramatismo en el caso de Toni Cantó, empeñado en declamar y relatar las 'no respuestas', gestos o miradas del antiguo gerente. “No actúe como si estuviera en una obra de teatro”, soltó el compareciente al portavoz de Ciudadanos además de no contestarle a pregunta alguna pero acusarles de mentir. En concreto se refería a la afirmación del diputado riverista de que el Gobierno había puesto al servicio de Bárcenas a la Agencia Tributaria.

La oposición utiliza el silencio de Bárcenas para sentenciar a Rajoy por corrupción

La portavoz del PSOE, Isabel Rodríguez, fue la primera en exponer el guión compartido por socialistas, Podemos y Ciudadanos: el PP se financia de forma ilegal desde antes de su nacimiento o refundación (lo fijan en 1989), es una “organización criminal” que acude “dopada” por la corrupción y hace “trampas” en las elecciones desde hace 20 años, Rajoy ha estado en ello desde el principio de su carrera y es la hora de pedirle responsabilidades políticas por ello.

Bárcenas hizo una apreciación a las palabras de Rodríguez para recordar que es la acusación particular del PSOE en los tribunales la instancia que califica de “organización criminal” al PP y no “los jueces” como había sostenido la diputada socialista.

Por Podemos, Irene Montero fue más grano que la portavoz del PSOE al plantear al ex tesorero una lista de preguntas muy concretas que tampoco fueron respondidas. En su caso, Bárcenas hizo algunas apreciaciones como la de atribuir su fortuna a actividades profesionales al margen del PP o apostillar ante los movimientos de capital en el extranjero que había hecho “lo mismo que Monedero en Venezuela”. Se refería a los fondos del régimen chavista recibidos por del fundador de Podemos.

La oposición utiliza el silencio de Bárcenas para sentenciar a Rajoy por corrupción

Los portavoces de los grupos independentistas como Joan Tardá (ERC) o el batasuno Oskar Matute, aprovecharon la comisión y la comparecencia de Bárcenas para sostener que el extesorero es sólo un peón de un “sistema podrido”, que es como consideran a la democracia nacida en 1978; a su juicio marcada por la corrupción, desde la Corona “hasta la última de las Administraciones” y las empresas.

Después de los mítines de los grupos menores, Bárcenas sacó al diputado republicano el caso del exconsejero de la Generalitat Jordi Ausàs, detenido y condenado a cuatro años de cárcel por dedicarse al contrabando de tabaco en Andorra.

La oposición utiliza el silencio de Bárcenas para sentenciar a Rajoy por corrupción

El Grupo Popular dejó en manos de su diputado Carlos Rojas el cierre de la sesión para recalcar que la misma había sido tan previsible para los fines de la oposición como inútil a los efectos de la Cámara. Para ello citó la teoría expuesta por la actual portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, que en mayo pasado sostuvo que carecía de sentido que la Cámara entrara en casos o citar a personas afectadas por causas judiciales.

Bárcenas abandonó la comisión sonriente y aparentemente más satisfecho que había entrado. No había dicho nada que le pudiera perjudicar, como le recomendó su abogado, e incluso se había permitido lanzar alguna pulla a los portavoces de la oposición.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios