según revela un correo electrónico inédito

La Infanta y Urdangarin desgravaron como gasto un regalo de Loewe al príncipe Felipe

La infanta Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin desgravaron en 2003 como gasto de la empresa familiar Aizoon S. L., cuya propiedad comparten al 50%

Foto: El entonces Príncipe con la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. (EFE)
El entonces Príncipe con la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin. (EFE)

La infanta Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin desgravaron en 2003 como gasto de la empresa familiar Aizoon S. L., cuya propiedad comparten al 50%, un regalo de la lujosa firma Loewe que ambos hicieron al entonces heredero de la Corona, Felipe de Borbón. Así se desprende de un inédito correo electrónico que el duque de Palma envió el 18 de marzo de aquel año a su esposa, y que el exsocio de aquel, Diego Torres, ha incluido en el recurso de apelación que presentó ayer ante el juez José Castro, instructor del caso Nóos.

En el email, que Urdangarin remitió desde su cuenta en el Instituto Nóos a la de la Infanta en la Fundación La Caixa, el duque de Palma afirma: "Este es el extracto de visa [sic] que tanto nos sorprendía. Como ves, la factura de Loewe Hermanos suma un buen pico. Ahí se incluía el regalo de Felipe". El marido de Doña Cristina aludía así, supuestamente, a un cargo de 725 euros en la tarjeta Visa de Aizoon efectuado el 15 de febrero de 2003 y correspondiente a un regalo que el matrimonio hizo al entonces Príncipe de Asturias.

Urdangarin se despedía así de su esposa: "Otro besito y ya van cuatro. Uno al levantarnos. Otro al decirnos adiós (que hoy sí te lo he dado), el del anterior correo y este". En su recurso, el abogado de Torres, Manuel González Peeters, pide al juez Castro que "cercene" del email "lo de la retahíla de ósculos en diminutivo, porque eso no tiene nada que ver con esta causa", ya que "de lo que se trata es de que, al parecer, con cargo a la Visa de Aizoon se adquirían productos ajenos a su giro tráfico [facturación], en este caso con destino al cuñado" de Urdangarin.

El escrito del abogado de Torres, de 122 folios, gravita en torno a un argumento central: que ni el ex número dos del Instituto Nóos ni su esposa, Ana María Tejeiro –también imputada en la causa–, pudieron cometer delito alguno porque cuanto hizo la entidad supuestamente altruista fue "validado, autorizado, auspiciado, consentido y conocido" por la Jefatura del Estado. "Que ello era así resulta, entre otras fundadas razones, por haber contraído nupcias Urdangarin con la séptima en la línea de sucesión [a la Corona] entonces".

Se pregunta, retóricamente, González Peeters: "¿Quién tenía las relaciones con Telefónica, La Caixa, Iberdrola, BBVA, Abertis y Repsol? ¿El jugador de balonmano? ¿Quién convocó a Ignacio Galán, a Francisco González y a tantos otros? ¿Quién hacía de relaciones públicas para abrir puertas y conseguir contrataciones para el Instituto Nóos? ¿El jugador de balonmano? ¿Diego Torres? ¿Ana María Tejeiro? Cualquier párvulo se daría cuenta de que todo procedía de la intermediación de la esposa de Iñaki Urdangarin".

La infanta Cristina junto a su marido, Iñaki Urdangarin. (GTres)
La infanta Cristina junto a su marido, Iñaki Urdangarin. (GTres)

El abogado de Torres recurre con frecuencia al sarcasmo para abundar en el mismo argumento: "Urdangarin tuvo acceso directo a Isidre Fainé [presidente de La Caixa] para la compra de la vivienda [el palacete familiar de Pedralbes] por su vínculo con el balonmano, ¿no?". Y añade en alusión a Alberto Ruiz-Gallardón, que siendo alcalde de Madrid autorizó el pago de donaciones a una fundación del marido de la Infanta a cambio de nada: "¿Se conocieron Urdangarin y el actual ministro de Justicia en una cancha de balonmano y de ahí su amistad?".

El recurso de apelación que Torres y su esposa formalizaron ayer ante el juzgado de Castro, para su posterior elevación a la Audiencia de Palma, es la respuesta de ambos al auto del pasado 25 de junio, en el que el juez cerró definitivamente la instrucción del caso Nóos tras cuatro años de investigación. Castro decidió mantener la imputación de la infanta Cristina por blanqueo y delito fiscal, abriendo así la puerta a que la hermana de Felipe VI se siente en el banquillo, y acordó el sobreseimiento para Carlos García Revenga, secretario personal de la Infanta.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios