el 10% más pobre pierde el 12% de los ingresos

Cuatro gráficos que explican cómo ha aumentado la desigualdad en España

Los pobres son más pobres, advierte la OCDE. Y la crisis ha golpeado sobre todo a los jóvenes y a los más pequeños.

Foto: La desigualdad aumenta en la OCDE
La desigualdad aumenta en la OCDE

El aumento de la desigualdad es la huella más marcada que la crisis ha dejado en España. Los datos que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico (OCDE) ha difundido este jueves, actualizados a finales de 2011, son una nueva confirma de ello. Entre los 34 países desarrollados que analiza este organismo internacional, destaca el aumento de la pobreza en los países del Sur de Europa y, en el caso español, sobresale un dato: la parte más pobre de la población ha visto empeorar su situación.

Un número permite entender hasta qué punto se ha producido este regreso: se trata de los 7,6 puntos porcentuales de aumento en el coeficiente de Gini, indicador que mide la desigualdad de ingresos al interno de un país. La OCDE lo utiliza también para valorar la desigualdad entre las rentas derivadas de las actividades económicas de los hogares. Este aspecto, estrechamente relacionada con el valor del trabajo, es donde España se aleja de la media más que cualquier otro país. Al cierre de 2011, Dinamarca, Finlandia, Eslovenia y República Checa eran los países más equitativos. 

Sin contar las prestaciones sociales, los ingresos disponibles han bajado en quince casos. La situación no ha ido a peor, señala la OCDE, gracias a transferencias desde el Estado como las prestaciones por desempleo, que han aumentado y evitado grandes disparidades entre las rentas disponibles de los hogares.

La situación se ha agravado sobre todo para quienes ya se encontraban entre los más pobres antes del comienzo de la crisis. Así, España es el país donde el 10% de la población que menos tiene más ha perdido ingresos: a cierre de 2011, esta franja de españoles ganaba un 13% menos de lo que podía ingresar en 2007. Grecia e Islandia son, en cambio, los países en los que la población con el 'top' de ingresos más ha perdido. Los españoles más ricos, por su parte, han bajado en un 1,75% sus ganancias. 

Más pequeños, más vulnerables

Los nuevos datos de la OCDE dejan de manifiesto que la crisis ha golpeado sobre todo entre los más jóvenes. El caso español esta vez es emblemático de lo que ha ocurrido a los mayores de 65 años en los 32 países: una ligera disminución de los ingresos. Pero es el grupo de edad entre los 0 y los 17 años donde más ha empeorado la situación: los niños (children, los define la OCDE) han perdido el 5% de la renta disponible. En Grecia, han perdido hasta el 10%, mientras destaca el caso de Chile, segundo solo a Suecia y Eslovaquia en aumento de riqueza para esta franja de edad. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios