CON LA VISA DE LA EMPRESA

El fiscal pide cinco años para Pedro Farré por cargar prostitutas al organismo

La Fiscalía ha solicitado cuatro años y diez meses de prisión para Pedro Farré, exdirector del Gabinete de Presidencia, por cargar prostitutas a la SGAE

Foto: El exdirectivo de la SGAE Pedro Farré (Efe)
El exdirectivo de la SGAE Pedro Farré (Efe)

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado cuatro años y diez meses de prisión para Pedro Farré, exdirector del Gabinete de Presidencia y relaciones corporativas de la Sociedad General de Autores (SGAE) por gastarse prácticamente 40.000 euros en servicios de prostitución con la tarjeta Visa del organismo.

El Ministerio Público le acusa de los delitos de apropiación indebida en concepto de autor y otro de falsedad en documento mercantil, por falsear la contabilidad e intentar ocultar el verdadero origen de los gastos. Anticorrupción también acusa al que fuera director financiero, Ricardo Azcoaga, como cooperador necesario por no denunciar los hechos cuando fue alertado que los gastos de Farré eran injustificados.

Según el fiscal, Farré, que fue detenido en octubre de 2011 por orden del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, fue nombrado director de gabinete en 2004 debido a su "estrecha relación" con Bautista, imputado en la pieza principal que se sigue contra los directivos de la SGAE. Por su cargo, se le facilitó una Visa Corporate Oro, a la que cargó entre noviembre de 2008 y mayo de 2009 39.552 euros "en gastos estrictamente particulares en locales de alterne".

Del escrito de acusación al que ha tenido acceso El Confidencial se desprende que el exdirectivo se gastó en uno de esos locales en sólo un día hasta 2.724 euros. El fiscal explica que debido a que las entidades bancarias no instalan cajeros electrónicos en este tipo de locales, los cargos efectuados en beneficio de la empresa Gestión Financiero Armino "en verdad responden al uso por el acusado del terminal público de venta que dicha mercantil tiene en el Hotel Factory Air". Lo mismo ocurrió con otras empresas que en realidad tienen detrás clubes de alterne como el Private, donde pagó consumiciones y alojamientos con chicas.

Sede de la SGAE.
Sede de la SGAE.

Dado que las denominaciones sociales de dichas entidades beneficiarias de los pagos no eran sugerentes del tipo de servicio prestado a cambio, "el acusado, con el fin de enmascarar ante la SGAE la verdadera naturaleza de las prestaciones recibidas en esos locales, elaboró y presentó al departamento de contabilidad de la entidad de gestión diez recibos completamente inveraces, pretendiendo hacerlos pasar como emitidos por Gestión Financiera Armino “en concepto de catering”.

Cuando el departamento de contabilidad advirtió sobre la falta de justificación o justificación dudosa de determinados pagos realizados con esa tarjeta, Azcoaga ordenó que se remitiera a una cuenta de "gastos sin justificar", pero omitió cualquier actuación sobre Farré.

Tampoco consta que revelase la realidad de las cantidades ilícitamente cargadas a la SGAE por el acusado cuando este abandonó su cargo en la entidad de gestión cuatro días después del último gasto ilegítimamente abonado con la tarjeta, es decir, el 19 de mayo de 2009. "Y eso a pesar de que en esa fecha Farré firmó un recibo de liquidación, saldo y finiquito de su relación laboral con la SGAE como despido y abonándole por la entidad 62.974 euros, de los que 53.000 euros fueron en concepto de indemnización", recoge el escrito.

La misma decisión que condujo al ocultamiento de gastos no justificados con el correlativo beneficio ilícito para Farré "fue nuevamente adoptada por el director financiero acusado cuando, al cabo de un mes de la salida de Farré, fue puesta en su conocimiento la existencia der cargos sin acreditar por éste", concluye la Fiscalía.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios