Lío en el PP: ni Gobierno, ni partido, ni Grupo conocen la reforma del aborto
  1. España
UN ENCARGO PERSONAL DE RAJOY A GALLARDÓN

Lío en el PP: ni Gobierno, ni partido, ni Grupo conocen la reforma del aborto

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado la próxima reforma de la legislación vigente sobre el aborto (incluso ha dado algunos detalles sobre la misma),

Foto: Lío en el PP: ni Gobierno, ni partido, ni Grupo conocen la reforma del aborto
Lío en el PP: ni Gobierno, ni partido, ni Grupo conocen la reforma del aborto

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado la próxima reforma de la legislación vigente sobre el aborto (incluso ha dado algunos detalles sobre la misma), pero en el Gobierno, en el PP y en el Grupo Popular reconocen que no se ha debatido en su seno y niegan que haya una posición previa fijada sobre el asunto. También genera desconcierto en las filas populares el hecho de que el Ejecutivo no espere al fallo del Tribunal Constitucional sobre el recurso que puso el propio PP en contra de la ley aprobada por José Luis Rodríguez Zapatero.

“Después de tres años, con el TC renovado y al completo, la sentencia tiene que estar al caer y, en todo caso, lo lógico sería meterles prisa para poder incorporar el fallo a la reforma”. Es la reflexión que se hacen en medios del Grupo Popular ante el ‘lío’ en que se ha metido el Gobierno frente a la oposición sin que el partido que lo sustenta sepa qué es lo que tiene que defender porque no se ha tratado en sus órganos el contenido de los cambios legislativos sobre el aborto.

En el pleno del Congreso del pasado miércoles, en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros del viernes y en las comparecencias públicas de ayer lunes (en la Moncloa y en la sede central de Génova), ni la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ni el jefe del Ejecutivo ni la secretaria general del PP han podido dar detalle o línea general alguna de la nueva ley del aborto anunciada por Ruiz-Gallardón.

Pese al misterio extendido en el Partido Popular sobre el proyecto del ministro de Justicia y el procedimiento esbozado (primero un texto, luego la posición del PP), a sus dirigentes y diputados les cuesta creer que se trate de “cosas de Gallardón”. Más bien prevalece la teoría de que Rajoy ha encargado directamente al ministro la reforma con las premisas que ha ido adelantando: que no pueda haber mujeres en la cárcel por abortar, que los padres tengan que estar informados en los casos que afectan a menores o revisar el supuesto de interrupción por malformaciones.

Pero Rajoy no ha dado pistas de que tenga prisa alguna. “Es un asunto que está debatiéndose todavía”, comentó ayer el jefe del Ejecutivo para añadir que cuando tenga una decisión al respecto la dará a conocer y “se explicará ante el conjunto de la opinión pública”. El presidente del Gobierno se refería a un proyecto de ley. 

Por su lado, María Dolores de Cospedal había reconocido que “no hay ni una idea siquiera de lo que va a ser el proyecto; no se ha puesto a debate, ni siquiera internamente”. Y tampoco dejó mucho margen de discusión al partido: “La iniciativa en la presentación de proyectos de ley corresponde al Gobierno y el partido va a apoyar lo que haga el Ejecutivo”.

En el Grupo Popular no entienden las prisas de Ruiz-Gallardón ni el trámite previsto. “Lo normal es que el partido fije posición sobre los fundamentos de la reforma que se deben plasmar en el texto”, apuntaron en medios del PP. Además, está pendiente el fallo del Tribunal Constitucional ante el recurso que presentó en 2010 el propio Grupo Popular contra la ley de interrupción del embarazo aprobada por el Gobierno de Zapatero. Han pasado ya tres años y la sentencia tiene que estar al caer.

Según las citadas fuentes, carece de sentido tener en cuenta la doctrina más antigua del TC en la nueva reforma sin esperar a la nueva. “En todo caso habría que exigir celeridad -insisten- para poder contar con todo el bloque de sentencias sobre el aborto”.