RECUPERA A SUS ‘VACAS SAGRADAS’ PARA EL PROGRAMA EUROPEO

El escándalo ‘Amy Martin’ borra a la Fundación Ideas de la convención del PSOE

El escándalo Amy Martin o la firma muy bien pagada bajo seudónimo del exdirector de la Fundación Ideas, Carlos Mulas, y de su pareja, Irene Zoe, está

Foto: El escándalo ‘Amy Martin’ borra a la Fundación Ideas de la convención del PSOE
El escándalo ‘Amy Martin’ borra a la Fundación Ideas de la convención del PSOE

El escándalo Amy Martin o la firma muy bien pagada bajo seudónimo del exdirector de la Fundación Ideas, Carlos Mulas, y de su pareja, Irene Zoe, está todavía muy reciente en la sensibilidad del PSOE como para incorporar a la Fundación al debate político que hoy celebran los socialistas para hablar y debatir sobre Europa.

Ni el presidente del tanque de pensamiento del partido, Jesús Caldera, muy cuestionado internamente a raíz del caso de corrupción, ni ningún otro alto cargo de la fundación participa en la conferencia que bajo el título “Ganarse Europa” ha organizado el PSOE en la Casa de América de Madrid. Destaca, en cambio, la presencia como ponente de Carlos Carnero, director de la Fundación Alternativas, el otro gran laboratorio de ideas de la izquierda española, en una de las mesas de debate en la que participará el propio Alfredo Pérez Rubalcaba.

No deja de ser extraño que Caldera, la principal figura del think tank socialista, no haya sido incluido en ninguna de las mesas de debate propuestas por el PSOE para debatir de forma abierta lo que pretende ser una base para un futuro programa electoral de los socialistas europeos. Su ausencia es más destacada, si cabe, cuando entre los invitados hay gente de Alternativas y de otras entidades de izquierdas como el Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (Paca Sauquillo), de la UGT (Almudena Fontecha) o de la universidad (el economista Santos Ruesga, de la UAM), entre otros.

A raíz del estallido del caso Amy Martin, en el que quedó al descubierto la picaresca del exdirector de la Fundación y mano derecha de Caldera, Rubalcaba anunció que llevaría a cabo una reestructuración de la entidad. El ojo del huracán se puso entonces sobre el ex ministro de Trabajo de Zapatero, que salió al paso de las críticas diciendo que, por su parte, él no pensaba dimitir. La única presencia de Ideas en toda la jornada correrá a cargo de Carmen de Paz, que ejercerá, junto a otras tres personas, de relatora que se encargará de recoger por escrito las conclusiones de todo lo que se dialogue y debata a lo largo del día.

Las ‘vacas sagradas’ elaboran el documento base

Ausencias al margen, los socialistas se reúnen este sábado para poner en marcha una larga precampaña de cara a las elecciones europeas de 2015, para lo que el partido ha diseñado un extenso documento que pretende ser la aportación de los socialistas españoles a la familia de la socialdemocracia europea para un futuro programa electoral común de toda la izquierda de la UE. Un enorme desafío en el que Rubalcaba ha puesto a trabajar a las ‘vacas sagradas’ del partido comenzando por el ex presidente Felipe González hasta Joaquín Almunia, comisario de Competencia de la UE, pasando por Javier Solana, ex Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común; Josep Borrel, ex presidente del parlamento europeo; Enrique Barón, entre otros tantos. Algunos de ellos, como Almunia o Solana, estarán hoy en la Casa de América junto a otros invitados de la socialdemocracia europea como Luciana Berger, ministra en la sombra para el Cambio Climático del Partido Laborista británica, o los líderes socialistas de Francia y Portugal, Harlem Decir y Antonio José Seguro.

Un candidato común en las Europeas

La propuesta socialista, que ayer avanzaron en Ferraz Ramón Jáuregui y Juan Moscoso, es muy ambiciosa y propone cuestiones como unificar la figura del presidente de la Comisión y del Parlamento Europeo en una misma persona que sería elegida por al eurocámara por la mayoría del partido que más votos obtengan en las europeas. Los socialistas europeos, al igual que el PP, aspiran a presentar a un mismo candidato en todos los países de la UE. Una opción para la que suena con fuerza el actual presidente de la Eurocámara, Martin Schulz. El PSOE propone también que haya una presencia europea única en todos los foros internacionales en los que participe la UE.

Otras ideas van porque el Parlamento Europeo pueda tener capacidad de hacer una moción de censura o que se reforme la ley electoral para que 50 de los 750 eurodiputados se puedan elegir en una circunscripción nacional en la que se presentará una candidatura y una lista común de cada partido europeo. Así, el ciudadano elegiría por un lado, a sus eurodiputados españoles y, por otro, con otra papeleta, a una lista del PSOE, por ejemplo, europea con nombres de diferentes países. En definitiva, fórmulas para acercar la política comunitaria al ciudadano de a pie que siente estos temas como muy lejanos y que se abstiene, en gran manera, de participar en estos comicios.

El PSOE quiere también reforzar el papel de los parlamentos nacionales para que tengan capacidad de iniciativa legislativa en algunas materias europeas y, también, avanzar en el sistema de mayorías cualificadas para casi todas las materias de decisión o unificar de una vez por todas la defensa y la política exterior de la UE.

Por último, la formación de Rubalcaba propone a su familia política la creación de un verdadero Partido Socialista a nivel europeo que no sea una agregación de diferentes formaciones y en el que haya una Ejecutiva común, un programa electoral común o incluso una misma militancia unificada. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios