CONDENADO POR EL CASO BANESTO

Enrique Lasarte, el exbanquero grabado con la mafia china: “Jamás he sido intermediario”

El exbanquero Enrique Lasarte, a quien la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía considera cliente y posible intermediario de una de las

Foto: Enrique Lasarte, el exbanquero grabado con la mafia china: “Jamás he sido intermediario”
Enrique Lasarte, el exbanquero grabado con la mafia china: “Jamás he sido intermediario”
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    El exbanquero Enrique Lasarte, a quien la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía considera cliente y posible intermediario de una de las redes de blanqueo de la que se valía la mafia china de Gao Ping, manifestó ayer a este diario que la acusación es “manifiestamente falsa” y que “jamás en mi vida he hecho de intermediario de esta gente ni cobrado una comisión de nadie”. La Policía ha remitido al magistrado Fernando Andreu el contenido de varias conversaciones que mantuvo con Malka Maman, representante de red de blanqueo en nuestro país.  

    Enrique Lasarte, expresidente del Banco de Vitoria, exconsejero y vocal de la comisión ejecutiva de Antena 3 Televisión y exconsejero delegado de Banesto con Mario Conde al frente de la entidad (fue condenado por el Tribunal Supremo a 4 años de prisión por la quiebra del banco en 1993), era uno de los supuestos clientes de la red de blanqueo formada por intermediarios españoles dedicados a la evasión fiscal y al blanqueo de capitales de forma profesional. Este grupo, identificado por la Policía como “Familia Lecanda”, ‘trabajaba’ a su vez con Malka Maman, la representante de la mafia china en nuestro país.

    En uno de los informes remitidos al juez, que daba cuenta del avance de las investigaciones, la Policía dice que, además de cliente, Lasarte “podría ser a su vez intermediario de otros clientes”. Su identificación fue posible gracias a la intervención telefónica a que eran sometidos los móviles de Malka, uno de los cuales recibió una llamada de un teléfono de la empresa Inversiones Doya SRL, dedicada a la prestación de servicios de asesoramiento jurídico y contable a empresas o particulares, de la que Lasarte es administrador único.

    Los policías recogen en el informe antes citado que “al producirse un retraso en la materialización de la transferencia, Enrique hacía gala de un nerviosismo palpable, a pesar de su (según manifiesta) dilatada experiencia en banca, quizá fruto de estar iniciando sus ‘negocios’ con la organización representada por Malka Mamam”. De dichas conversaciones se desprendería, siempre según la Policía, que un amigo de Lasarte había realizado una transferencia desde una cuenta de EEUU a otra en China controlada por la mafia china, que debía reintegrar el importe en efectivo en Madrid, que quedaría así ‘lavado’.

    “El dinero del que habla la Policía es un préstamo que me hace un amigo en el exterior a través de una persona a la que yo no conocía de nada (Malka Maman)”, asegura Enrique Lasarte. El exbanquero reconoce que Malka le preguntó “si conocía a gente que tuviera interés en mover dinero. Le dijo que no y nunca he hecho nada, no he ayudado a nadie a traer dinero a España, ni he cobrado comisión alguna”.

    El juez instructor no ha citado aún a declarar a ninguno de los supuestos “clientes” de la red para que expliquen el contenido de las conversaciones intervenidas a todos ellos. “Jurídicamente tengo la máxima tranquilidad –dice Lasarte-. El juez no me ha llamado y mi abogado me asegura que no lo hará. Juro por mis padres y mis hijos que no tengo nada que ver” con la trama investigada.

    El primer cruce de llamadas registrado por la Policía e incorporado al sumario  de la operación Emperador se produjo a primera hora de la tarde del pasado mes de julio. Lasarte telefoneó a Malka para que le confirmara que había recibido la transferencia de un conocido del exbanquero, a cambio de la cual debían facilitarle dinero en efectivo fuera del control de Hacienda

    Malka: No ha llegado todavía.

    Lasarte: ¿Cómo que no ha llegado si tienen todos los datos?

    Malka: Tiene que preguntar (su amigo) a su banco por qué no llegó; todo es correcto (los datos de la transferencia), pero no llegó, no está en la cuenta.

    Lasarte le pregunta a su interlocutora qué tiene que hacer dada la situación, y esta le recomienda que llame a su amigo y le diga lo que ella le acaba de decir a él, que el dinero aún no ha sido ingresado en la cuenta de destino, y que llame a su banco para interesarse por el retraso. El amigo de Lasarte había transferido una cifra de dinero no especificada (podría rondar los 100.000 euros) desde una cuenta bancaria en EEUU a otra en China controlada por la mafia de este país.

    Lasarte: Es muy raro.

    Malka: No es raro, puede pasar.

    Lasarte: Encima es China, no se fiaba (su amigo) y le dije que garantía total (…); la situación es incómoda.

    Tres cuartos de hora más tarde, Lasarte volvió a llamar a su interlocutora para reiterar su preocupación por lo que estaba ocurriendo. “Me parece extraño, tengo experiencia bancaria larga y me parece raro. Están todos los datos (en la transferencia), el Bank of China de Zeigian Branch en la localidad de Hanzhou. Ahí es donde ha ido”. Malka intenta tranquilizarlo de nuevo y le emplaza a una nueva conversación un poco más tarde.

    Lasarte: ¿Hay noticias?

    Malka: Hasta mañana por la mañana a las diez, nada.

    Lasarte: He estado hablando con un amigo, un tío potente en un banco alemán. Le he preguntado cuánto tarda una transferencia desde EEUU a China y me ha dicho que en principio dos o tres días. Le he dicho que tengo el código swift (código internacional para facilitar el tratamiento informático de pagos y cobros internacionales) y me ha contestado que no pasa nada.

    Malka: Es un sitio muy pequeño, pero no hay problema, yo he hecho un montón.

    Lasarte: Lo que me ha dicho mi amigo banquero alemán es que si no es Pekín (el destino era Hanzhou) puede tardar unos días más (…) Mañana tengo que ir a ver a mi amigo y le tengo que tranquilizar (esta persona iba a hacer una segunda transferencia).

    Lasarte había trasladado su preocupación a la “Familia Lecanda”, uno de cuyos miembros, Enrique Lecanda, telefoneó al día siguiente a Malka para trasladarle las quejas del exbanquero. “Es muy tenaz y muy pesado”, comentan entre sí.

    Lasarte telefonea de nuevo a Malka, y esta le tranquiliza. El dinero aún no ha sido ingresado en la cuenta de la trama, pero sus responsables en China han comprobado que la transferencia se ha cursado y han dado el visto bueno: en breve recibirá el dinero.

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    17 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios